la audiencia nacional ya lo investiga

Una macroestafa con criptomonedas ethereum 'limpia' a más de 300 inversores

'Youtubers' y jóvenes emprendedores, deslumbrados por la fiebre del bitcoin, pierden cantidades que superan, por el momento, el millón de euros

Foto: Bitcoins. (Reuters)
Bitcoins. (Reuters)

Juanfran se levantó una mañana y su dinero se había esfumado. A sus 27 años, decepcionado por la banca tradicional y deslumbrado por la fiebre del bitcoin, este joven empresario se lanzó a invertir en criptomonedas, una divisa virtual que le ofrecía mayor rentabilidad y un control directo de su patrimonio, a través de una plataforma web que le pareció segura. Lo ha perdido todo. Como él, más de 300 afectados por lo que ya es un macrofraude a gran escala han denunciado en la Audiencia Nacional la estafa de una empresa de Honk Kong que, en menos de dos meses, ha hecho desaparecer más de un millón de euros depositados por pequeños inversores, en su mayoría jóvenes emprendedores que han crecido subidos a la ola de las nuevas tecnologías y la magia de internet.

El Juzgado Central de Instrucción 2 ha abierto diligencias de investigación para rastrear lo sucedido y averiguar de qué forma se engañó a personas de perfiles tan variados como 'youtubers' o comerciales que confiaron en la seguridad del sistema Blockchain o cadena de bloques, que elimina a los intermediarios habituales en la banca tradicional para dejar el control de proceso en manos de los usuarios. Los estafados siempre creyeron que eran ellos los que tenían el mando de su dinero sin percatarse de que el supuesto contrato inteligente que avalaron con la mercantil investigada tenía un enorme agujero.

En el foco, una empresa denominada Ethtrade Limited o Ethtrade Club, acusada ahora de delito de estafa o administración desleal y apropiación indebida. A través de la página web www.ethtradeclubinfo.com, ofrecía contratos blindados en ethereum para garantizar la seguridad de la inversión. Prometía a cada uno de los socios la posibilidad de rastrear toda la información en tiempo real sin que "terceras personas" tuvieran acceso al contrato. Sin embargo, el 30% de las cantidades invertidas quedaba en manos de un comerciante o 'trader' al que se autorizaba —bajo subterfugio— la entrada.

"El 70% restante de tu inversión está en un contrato inteligente que puedes retirar en cualquier momento”, prometía esta empresa, con supuesta sede en la Tower Two del Lippo Center hongkonés y un domicilio registrado en España, en concreto en El Puerto de Santa María. El cebo que mordieron los estafados incluía una suculenta rentabilidad. Según explica la denuncia, presentada por Durán y Durán Abogados, existían contratos con una duración de cuatro o dos meses, en función de la cantidad invertida en ethereums a través de esta página. A mayor inversión, mayor rentabilidad, con la promesa de percibir mensualmente en tu cuenta bancaria ganancias obtenidas que oscilaban entre el 20 o el 25% de lo invertido.

Vendidos por el 'trader'

El contrato tenía truco: si bien en su primer párrafo afirmaba que la información de las inversiones la tenía el cliente, más adelante se desdecía para indicar que al menos un considerable porcentaje de la misma la manejaba un 'trader' indeterminado, del que el cliente desconocía tanto la identidad como las inversiones a realizar 'a priori'. El inversor solo tenía, en definitiva, acceso a una serie de supuestos informes y no disponía de voz ni voto sobre el destino final de su dinero.

En definitiva, la credibilidad del sistema saltó por los aires pasado el primer mes. Tras esos 30 días, los inversores cobraron lo prometido. Esa fue la única vez. Tras el segundo periodo mensual, las ganancias no llegaron. Alertados, trataron de sacar sus fondos y se encontraron con que la web que les facilitaba el supuesto control había mutado a una imagen fija que impedía clicar en pestañas ni realizar ninguna acción. Este mismo jueves, el servidor dejó de funcionar definitivamente.

"En conclusión, la mercantil querellada Ethtrade Club es una website basada en la tecnología Blockchain que oferta y suscribe contratos con inversores mediante engaño, asegurándoles un beneficio de sus inversiones que se han dejado de realizar desde el pasado mes de noviembre de 2018", dice la denuncia, a la que ha tenido acceso El Confidencial y que ya ha sido admitida a trámite. "Lo que nos hace grandes y confiables es la total transparencia de nuestro sistema, donde todos los usuarios pueden ver los movimientos públicamente a diario para comprobar que realmente sí se está trabajando con tus inversiones y no se trata de un negocio 'ponzi' o 'scam", prometía la web denunciada, ahora bajo el foco de la Audiencia Nacional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios