formada por seis organizaciones catalanas

Avalancha de observadores: una plataforma organizada para el juicio pide cinco plazas

La plataforma International Trial Watch – Catalan Referendum case, organizada el pasado diciembre "con el fin de gestionar y facilitar la presencia de observadores estatales e

Foto: Lazos amarillos. (EFE)
Lazos amarillos. (EFE)

La plataforma International Trial Watch – Catalan Referendum case, organizada el pasado diciembre "con el fin de gestionar y facilitar la presencia de observadores estatales e internacionales en el juicio que se desarrollará ante el Tribunal Supremo contra políticos y líderes sociales catalanes", ha reclamado cinco plazas en la sala en la que se celebrará en las próximas semanas la vista oral.

Esta organización, constituida por seis entidades catalanas (Colectivo Praga, Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos, Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña, Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña, Novact, Iridia y el Observatorio del Sistema Penal) y que se alimenta de donaciones que recibe a través de su página web, suma su petición a la avalacha de solicitudes que ha recibido la Sala Segunda en los últimos días y que han levantado la crítica unánime de la judicatura que considera innecesaria ninguna observación del juicio para garantizar su desarrollo. La vista se televisará en directo a diferencia de lo habitual en el entorno europeo.

Ha sido el promotor de la plataforma Iñaki Rivera, quien ha realizado el anuncio en declaraciones a Catalunya Radio. La organización ha concretado además en su cuenta de Twitter que ofrecerá una rueda de prensa en la última semana de enero en la que ofrecerá detalles sobre las personas y las entidades que prevén que controlen el juicio. Cosa distinta es la decisión que el tribunal adopte sobre las plazas reclamadas para un espacio limitado a poco más de 100 asientos previstos para público, familiares y medios de comunicación.

Ayer mismo, El Confidencial adelantó que Amnistía Internacional reclamaba también sitio en el interior de la sala para asistir al juicio. Hace unas semanas, ya lo hizo el Parlamento vasco, que ha pedido que se reserve un lugar para una delegación de diputados. La solicitud de una observación, que muchos interpretan como una maniobra para desacreditar al propio Supremo, viene reflejada en los escritos de defensa de Oriol Junqueras y otros 10 políticos que se sentarán en el banquillo de forma inminente.

La plataforma ha concretado que comunicará a la sala la identidad de las personas que pretenden fiscalicen el juicio de forma semanal. "Muchas de ellas se desplazarán a Madrid desde otras capitales españoles y otros países", señala e indicia que algunas de ellas pertenecen a organismos internacionales. Estos observaodres nacionales e intrnacional "estudiarán el desarrollo del procedimiento y realizarán "informes finales relativos al tratamiento de los derechos fundamentales y las garantías procesales".

"Elaboraremos informes para determinar si se respeta el derecho a la defensa, la existencia y duración de la prisión, el juicio imparcial, el equilibrio entre las partes, la práctica de pruebas y la competencia del Supremo en el caso", agregan.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios