El PP evita la primera derrota de Sánchez en el Congreso al abstenerse en un decretazo
  1. España
unidos podemos se abstiene y deja solo al psoe

El PP evita la primera derrota de Sánchez en el Congreso al abstenerse en un decretazo

En el último momento el PP se abstuvo y permitió que saliera adelante un decreto ley de Industria. Unidos Podemos abandonó al PSOE para frenar la deriva legislativa urgente

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en un en el Congreso. EFE
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en un en el Congreso. EFE

El Gobierno ha recibido un serio toque de atención de sus socios en el Congreso. Por un lado, Unidos Podemos y el "bloque de la moción de censura" han apoyado el objetivo de déficit para 2019 -aunque la semana que viene lo tumbará el Senado-. Pero por otro el grupo de Pablo Iglesias ha dejado solos a los socialistas en un decreto ley de medidas urgentes en Industria hartos de recibir los textos ya aprobados de forma urgente por el Consejo de Ministros. En el último minuto y tras una intensa negociación pedida por la industria del automóvil, el PP se ha abstenido, ha permitido convalidar el decreto ley y ha evitado una sonora derrota de Pedro Sánchez y de su política de gobernar por decreto.

El pasado siete de diciembre, el Consejo de Ministros aprobó un decreto ley "de medidas urgentes para el impulso de la indistria española". Era una especie de cajón de sastre para la industria, que incluía medidas que debían servir a los trabajadores de Alcoa, medidas de jubilación de trabajadores, un contrato de relevo en la industria del automóvil y un estatuto para la industria gran consumidora de electricidad.

El PSOE buscó la abstención del PP hasta el último minuto: "Hay que llamar antes de aprobar el decreto. Porque ustedes son 84 y nosotros 134"


El decreto ley es la forma favorita de gobernar del Gobierno de Sánchez. Esta fórmula, prevista en la Constitución para situaciones de "extrema y urgente necesidad", permite al Consejo de Ministros aprobar una ley que entra en vigor al día siguiente y se apunta el tanto. Un mes después el Congreso lo debe convalidar. Así, el Ejecutivo de Sánchez, dada su precariedad en la Cámara, ha optado por aprobar por decreto ley desde la exhumación de Franco hasta la supresión temporal del 7% del impuesto eléctrico.

La oposición ha criticado este abuso -algo que hicieron antes gobiernos del PP también- aunque hasta ahora los decretos leyes van saliendo adelante. Pero Unidos Podemos ha dicho basta. O al menos ha dado un serio aviso. Yolanda Díaz, portavoz de Unidos Podemos en esta ley, fue la encargada de dar el toque ante la mirada de la ministra de Industria, Reyes Maroto. "Señora ministra voy a comenzar diciéndole dos obviedades y lo lamento: su Gobierno cuenta tan solo son 84 votos y como sabe o debe saber a este grupo, que representa a cinco millones de votantes, le han llamado ustedes cuando el decreto ley estaba aprobado por el Consejo de Ministros. Segunda obviedad: en derecho no conviene abusar del decreto ley a modo de norma ómnibus. Aquí nos trae una norma técnica que regula las condiciones de refrigeración, una jubilación parcial, normas de la energía y de modificaciones del comercio minorista y de la cadena alimentaria. Esto no es serio". Y siguió: "Tiene que estar fundada la urgencia en su tramitación". Unidos Podemos se ha abstenido.

placeholder Ferran Bel, del PDeCAT, junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto.
Ferran Bel, del PDeCAT, junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Díaz puso voz a lo que la mayoría del Congreso comenta desde que empezó el mandato de Sánchez, que abusa del decreto ley por un Gobierno con un grupo de 84 diputados. En noviembre de 2015, Pedro Sánchez criticó a Mariano Rajoy por abusar del decreto ley. "Rajoy ha menospreciado al Parlamento, a sus procedimientos y a sus normas. Especialmente lo han hecho con la aprobación de los decretos leyes. Un 34% de sus decisiones legislativas se han hecho por decreto ley, más de ningún otro Gobierno en democracia, convirtiendo en consecuencia una figura prevista para circunstancias excepcionales en la forma ordinaria de legislar hurtando a los representantes del pueblo español". Entonces anunció que si llegaba al poder limitaría el uso del decreto ley.

El grupo de Unidos Podemos quiere que Sánchez se implique en los presupuestos pero no ser convidados de piedra a los votaciones de decretos leyes un mes después de que el Gobierno se haya apuntado la medalla. El PSOE ha sacado pecho de que pese a su precariedad los decretos leyes iban saliendo, incluso con apoyo de Ciudadanos. "A ver si va a resultar, señor Rivera, que está usted apoyando a este Gobierno sin darse cuenta", le dijo Sánchez a Rivera en el pleno sobre Cataluña. Desde 1977 solo tres decretos leyes de los casi 600 que han llegado a la Cámara no han sido convalidados por el Congreso. El último fue el decreto de la estiba aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Lastra pidió a Maroto que lo arreglara pero hizo todo lo contrario. No pidió comprensión a sus socios sino que los atacó

El PSOE maniobró todo el día para lograr que al menos el PP se abstuviera para conseguir sacarlo adelante. Cuentan que en un momento dado la portavoz socialista, Adriana Lastra, se acercó a la bancada azul donde estaba la minisitra Maroto a pedirle que lo arreglara. Entonces Maroto volvió a subir a la tribuna pero hizo todo lo contrario. En vez de pedir disculpas señaló que "muchas de las medidas que recoge el decreto son fruto del diálogo, de muchos meses, de muchos años de trabajo en esta Cámara". En un último turno, Pilar Lucio, portavoz del PSOE, sí intentó mitigar el daño: "No sería justo que por cuestiones de forma no saliera adelante ese decreto ley. Queremos tramitarlo como proyecto de ley y tenemos la seguridad de que todos los grupos podremos negociar".

Los independentistas catalanes sí apoyaron el decreto, entre otras cosas porque la industria petroquímica de Tarragona o la SEAT en Martorell estaban pidiendo el voto a favor. Ciudadanos se abstuvo. Así que solo una abstención del PP podía salvar el decretazo.

El Ejecutivo sacaba pecho de cómo los decretos leyes salen adelante con el apoyo de Ciudadanos

Hubo negociación con el portavoz adjunto del PP, Guillermo Mariscal, y los hermanos Nadal, responsables de política económica. Y en el último minuto dio sus frutos. Mariscal criticó en la tribuna que les hubieran excluido: "Cuando hay asuntos que trascienden a una legislatura le pedimos al Gobierno que se dirijan al grupo mayoritario de la Cámara, que hablen de nosotros. ¿Cuándo han venido a hablar con nostros? Cuando el socio preferencial, el socio que mantiene a este Gobierno ha fallado y ha decidido no apoyar este real decreto. Entonces han venido a hablar con nosotros. Esta actitud es sectaria".

Mariscal ofreció al Gobierno su apoyo a algunos de los puntos si el siguiente Consejo de Ministros aprueba los puntos en los que hay acuerdo. "Hay que llamar antes de aprobar el decreto. Porque ustedes son 84 y nosotros 134". Al final, y para salvar un contrato de relevo muy reclamado por la industria del automóvil, el PP se abstuvo. El decreto salió adelante con solo 100 votos a favor, cuatro en contra y 226 abstenciones.

Mariscal (PP): "Lo hemos decidido para poder garantizar que los contratos de relevo que facilitan la incorporación de gente joven en las fábricas"


Mariscal justificó la abstención de su grupo. "Lo hemos decidido para poder garantizar que los contratos de relevo que facilitan la incorporación de gente joven en las fábricas y por tanto que mejoran la capacitación y la competitividad de las fábricas se pudiese realizar porque la última prórroga caducaba el 31 de diciembre. Con nuestra abstención, las 17 fábricas que hay en España garantizan la posibilidad de renovar el número de trabajadores que se van a prejubilar". Aun así, el PP presentará una enmienda a la totalidad porque en su opinión hay "aspectos que inciden gravemente en el déficit tarifario y pueden hacer que aumente la factura de la luz".

"Ante la enorme irresponsabilidad del Partido Socialista, que juega con los trabajadores, que podía haber puesto en riesgo el contrato de relevo hemos decidido tomar esa decisión. Tenemos una vicepresidenta que se cachondea y no pone en valor el apoyo que el aguna ocasión hemos dado a los reales decretos pero el riesgo que tenían estas 17 fábricas nos ha obligado a tomar esta decisión", añadió.

La ministra se mostró satisfecha con la convalidación. Preguntada sobre si agradecía especialmente al PP el voto en blanco que al final dio luz verde, replicó: "Agradezco que nos haya dejado convalidar. Tanto el PP como los grupos que se han abstenido o nos han apoyado ponen de manifiesto que tenemos mucho que hacer por la industria".

Industria Pedro Sánchez Adriana Lastra Industria automóvil Ciudadanos
El redactor recomienda