si la tramitación dura dos meses no habrá superdomingo

Los independentistas planean votar el déficit de Sánchez y reavivar el bloque de la moción

El apoyo de Ferran Bel al objetivo del 1,8% de déficit fue "una posición del Govern". Los independentistas quieren alargar la tramitación al menos hasta abril para evitar el superdomingo

Foto: Los portavoces del ERC, Joan Tardà (i) y PDeCAT, Carles Campuzano, conversan durante la última sesión de control al Ejecutivo del año. (EFE)
Los portavoces del ERC, Joan Tardà (i) y PDeCAT, Carles Campuzano, conversan durante la última sesión de control al Ejecutivo del año. (EFE)

Las elecciones andaluzas y la irrupción de Vox en las encuestas se han leído de forma radicalmente distinta en Moncloa y en Barcelona. Mientras Pedro Sánchez y el PSOE buscan desde entonces alejarse del independentismo para que no les penalice en las urnas en mayo, PDeCAT y ERC se abre ahora a negociar los presupuestos de Sánchez para evitar elecciones ante la posible llegada de la derecha y su 155 indefinido. Al menos, a votarle el jueves el objetivo de défciti del 1,8%. Las palabras del diputado del PDeCAT Ferran Bel a favor del objetivo de esa senda de déficit fue "una posición del Govern", según fuentes parlamentarias. El PSOE, que el martes por la mañana daba por perdida la votación del jueves previa a los presupuestos, ya asume que lo más probable es que salgan adelante y le da una opción de seguir hasta 2020. Al menos le abre la puerta.

Fue el martes ante un hemiciclo semivacío cuando Ferran Bel, secretario de Organización del PDeCAT, lanzó un mensje a favor del nuevo objetivo de déficit que Hacienda envió a la Cámara y que se vota el jueves. "Nosotros entendemos que un objetivo de déficit del 1,8% en las circunstancias actuales es mucho mejor que el 1,3%, y eso también generaría un margen adicional para las comunidades autónomas que están pasando una situación muy complicada", señaló. Lo hizo en el debate sobre una proposición no de ley del PP y el objetivo era lanzar un mensaje claro a los socialistas de que podían contar con ellos. Bel no tenía por qué entrar en eso y lo hizo deliberadamente, como resaltó este diario.

Aunque los Presupuestos no salgan, si la tramitación dura dos meses, Sánchez no podría convocar el superdomingo

No fue una postura del grupo parlamentario, más proclive siempre a negociar, sino "una posición del Govern", según fuentes independentistas. ERC ya ha confirmado que votará a favor, con lo que unido al apoyo del PDeCAT, PNV y Compromís, el objetivo de déficit saldría adelante. En julio, ese mismo objetivo de défcicit para 2019 fue tumbado por el Congreso porque el Gobierno no lo negoció con sus socios. Hacienda señala que serían 6.000 millones más de gasto público, de los que 470 millones serían para los presupuestos de la Generalitat, un balcón de oxígeno en plena oleada de protestas por los recortes.

El efecto práctico sería casi irrelevante, porque la semana que viene el Senado, donde el PP tiene mayoría, ha habilitado un pleno para tumbarlo. Pese a ser navidad, el PP ha visto venir la jugada. Sin esa convocatoria, solo podría vetarlo en enero y retrasaría la tramitación de los presupuestos... y la convocatoria de elecciones. Pero una votación del Congreso a favor reavivaría el "bloque de la moción de censura" y escenificaría de nuevo que el PSOE tiene detrás más apoyos de los que parece. Incluso más de lo que querrían algunos socialistas. Así de paradójica queda la situación. Mientras el PSOE ya descontaba que iba a perder la votación, Hacienda suma ahora literalmente escaños para intentar revivir los presupuestos.

De los 6.000 millones más de gasto de las cuentas de Sánchez, unos 470 millones serían para Cataluña

Que los presupuestos salgan adelante sigue siendo muy complicado. Cualquier problema de orden público el viernes 21, cualquier incidente durante el juicio del procés o con los presos en huelga de hambre puede dar al traste las cuentas públicas y así lo asumen todos los consultados. La semana pasada, las declaraciones de Torra a favor de la vía eslovena y la inacción de los mossos ante los cortes de los CDR en la AP7 ya hicieron que el 155 sobrevolara la política española y voces del PSOE ya lo pedían. ERC afirma que no ha decidido si presentará enmienda a la totalidad, lo que los mataría del todo aunque eso sería a finales de febrero.

Sin embargo, incluso si no salen las cuentas, los independentistas pueden intentar demorar lo más posible su tramitación. Aunque PP y Ciudadanos controlan la mesa y el presidente de la Comisión que los tramita es Francisco de la Torre (Ciudadanos) si la Cámara no los tumba antes de principios de abril Sánchez ya no podría convocar el superdomingo en mayo y las generales se irían hasta otoño. Y si el Ejecutivo los envía a final de enero ya serían dos meses de tramitación, no un plazo demasiado largo.

Esa es la esperanza del independentismo, que teme que en unas generales con este clima lleve a una mayoría Ciudadanos, PP, Vox cuyo programa es una complicada e inmediata suspensión de la autonomía de forma indefinida. Los barones también respiraríana liviados. Aunque la foto junto a los independentistas votando los presupuestos les incomoda, se librarían del superdomingo en el que Cataluña marcaría las autonómicas. Así que si el jueves sale adelante el objetivo de déficit se vería el primer paso de que la legislatura puede tener más tiempo vida incluso de lo que el Ejecutivo descontaba.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios