LA PETICIÓN DE LOS NIETOS DEL DICTADOR es prematura

El Supremo rechaza paralizar, de momento, la exhumación de Franco

El alto tribunal determinará si se han producido irregularidades en el procedimiento

Foto: Valle de los Caidos. (EFE)
Valle de los Caidos. (EFE)

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo no ha atendido este lunes la petición de la familia de Francisco Franco y ha rechazado paralizar de forma cautelar la exhumación de sus restos. Al menos, de momento. Los magistrados consideran que la petición de los nietos del dictador es prematura pero avisan de que no se moverá el cuerpo hasta que el alto tribunal se pronuncie una vez que el Ejecutivo dicte el acuerdo efectivo en el que se dé luz verde a la exhumación y en el caso, más que previsible, de que los Franco reclamen entonces de nuevo la congelación del traslado de los restos.

Es decir, los magistrados se han pronunciado hoy en contra de la solicitud de los siete nietos del dictador que presentaron hace unas semanas un recurso después de que el pasado 8 de noviembre el Consejo de Ministros acordara iniciar los trámites para sacar al dictador de la basílica del Valle de los Caídos. No obstante, la medida cautelar se ha denegado porque el acuerdo recurrido no justifica po sí mismo la exhumación. Es decir, es sólo el comienzo de la tramitación no la decisión gubernamental que ya da luz verde al traslado de los restos. Es por ello precipitado definir ahora una paralización. "El acuerdo en sí no produce una situación irreversible que haga perder su finalidad al recurso", explica la Sección en una nota.

Es decir, no queda descartado que se tumbe el proyecto del Gobierno en unos meses si se atienden los argumentos de la familia o ésta presenta una nueva petición de paralización. La Sala precisa que la exhumación sólo puede producirse en virtud del acuerdo que en su momento pueda adoptar motivadamente el Consejo de Ministros y ese acuerdo puede ser objeto de un nuevo recurso. "No podrá ser ejecutado sin que previamente los recurrentes hayan podido refrendarlo y recabar la tutela judicial efectiva, incluida la cautelar, y que esta Sala se haya producido", avisan.

Los Franco defienden que tan solo se decidió exhumar los restos mortales de Franco, dejando en evidencia la existencia de una disposición de caso único que afecta al derecho a la intimidad personal y familiar de los recurrentes reconocido en el artículo 18 de la Constitución y en el 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos, obviando, sin embargo, al resto de personas enterradas en el Valle en las mismas condiciones. Los monjes benedictinos que custodian la abadía del Valle de los Caídos aseguran que hay 191 personas en el recinto que, siguiendo la letra del real decreto ley que el Ejecutivo impulsó para poder sacar a Franco de la basílica, deberían también ser desenterradas.

La Sala Tercera del Supremo abrió una pieza separada para estudiar esta solicitud de medidas cautelares. Los nietos del dictador aseguran que con este movimiento quieren denuncian "los reiterados anuncios por parte de miembros del Gobierno" de una inminente exhumación sin que "ni siquiera se haya tramitado en su totalidad el procedimiento administrativo establecido en el decreto". Así, se refieren por ejemplo a las manifestaciones realizadas por la vicepredisidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que en varias ocasiones ha manifestado que la intención del Ejecutivo es la de sacar del Valle los restos de el dictador antes de que finalice este año.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios