La muerte de Caramelo en Mijas reabre la polémica sobre los burro-taxis
  1. España
denuncian que no se le ayudó

La muerte de Caramelo en Mijas reabre la polémica sobre los burro-taxis

El PACMA denuncia que varios testigos avisaron de que el animal estaba tirado en el suelo con muestras de dolor, pero que nadie acudió a ayudarle

placeholder Foto: Caramelo yace en el suelo de su pequeña cuadra (Foto: PACMA)
Caramelo yace en el suelo de su pequeña cuadra (Foto: PACMA)

"Un nuevo caso que muestra la nula consideración que reciben los burros explotados en el servicio de burro-taxis de Mijas por parte de la Administración y de las empresas que gestionan el servicio". Con ese comunicado, el partido animalista PACMA ha denunciado la muerte de un burro en Mijas, una localidad malagueña famosa entre otras circunstancias, por la existencia de los burro-taxis.

El caso de Caramelo, que es como se llamaba el animal, podría provocar aún más polémica por la denuncia del PACMA, que asegura que varios testigos pasaron por delante de la cuadra en la que el burro yacía con evidentes muestras de dolor y dieron aviso a las autoridades: “Pusieron en conocimiento del Seprona la situación del animal, pero ni el Ayuntamiento ni la Guardia Civil ni la empresa que explotaba al animal acudieron a prestarle atención veterinaria”.

Foto: Los burro-taxi cumplen casi medio siglo como reclamo turístico en Mijas.
La tristeza de los burritos de Mijas
Amparo de la Gama. Mijas

Según el partido animalista, “la Ley de Protección de Animales de Andalucía obliga a suministrarle la asistencia veterinaria que necesite". Sin embargo, critican que “pasaron horas hasta que el burro falleció agónicamente, tirado sobre el mugriento suelo y sin recibir la más mínima ayuda… Es muy triste. Nos cuentan que avisaron, pero nadie fue a socorrerlo. Otro animal víctima de la explotación turística”.

Dos versiones contrapuestas

Frente a la denuncia del PACMA está la versión de los arrieros, que recoge Málaga Hoy: “Es una muerte natural del animal, sucede mucho entre equinos, no quiere decir que haya sido maltratado o no haya estado bien cuidado. Ya tenemos bastante con que se nos muera un animal (la retirada e incineración cuestan 450 euros) como para encima tener que soportar todas las críticas de la gente que se nos echa encima sin saber el trabajo que hay detrás”.

El diario malagueño ha tenido acceso a la historia clínica del veterinario, que revela que el animal presentaba “signos de dolor abdominal (cólico)”. Aseguran que fue atendido en la cuadra a las 7 de la tarde y que, en ese momento, “presentaba todas sus constantes vitales alteradas (frecuencias cardíaca y respiratoria y temperatura altas) y a la palpitación rectal presentaba distención abdominal con desplazamiento del colon mayor”.

Tras el diagnóstico, y siempre tras la historia clínica del veterinario, se prescribió un tratamiento, pero el animal no respondió “y fue empeorando hasta que falleció”. Según el veterinario de PACMA, Agustín González, el burro podría haberse salvado si se hubiera administrado un “tratamiento veterinario de urgencia”.

Tras la denuncia, el Seprona se ha hecho cargo de la investigación y será este servicio de la Guardia Civil quien determine las causas de la muerte del burro, por si hubo maltrato animal.

Maltrato animal Polémica Guardia Civil Famosa Animales Criticas Málaga
El redactor recomienda