rescatan los cadáveres de una pareja alemana

Ascienden a 12 los muertos en Mallorca y aún hay dos desaparecidos, entre ellos un niño

El menor fue arrastrado por la corriente junto a su madre, que ha fallecido. Antes, pudo salvar a su hija, una niña de siete años. Los tres se encontraban en el interior de un coche

Un niño de cinco años es el único desaparecido que queda por encontrar tras las inundaciones de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca), que han costado la vida a 12 personas. El menor fue arrastrado por la corriente junto a su madre, que ha fallecido. Antes, pudo salvar a su hija de siete años, que fue recogida por un ciclista extranjero. Según han relatado testigos a las fuerzas de seguridad, la madre consiguió sacar a la niña del vehículo pero después el coche fue arrastrado por la riada.

El cuerpo de la madre fue hallado en el interior del vehículo, pero el de su hijo sigue desaparecido. El menor estudiaba en un colegio en Manacor, donde vivía con sus padres y otros dos hermanos. Según han relatado testigos a las fuerzas de seguridad, la madre consiguió sacar a la niña del vehículo pero después el coche fue arrastrado por la riada. El cuerpo de la madre ha sido hallado en el interior del vehículo, pero el de su hijo sigue desaparecido. El menor estudiaba en un colegio en Manacor, donde vivía con sus padres y otros dos hermanos.

A primera hora de la tarde de este jueves, la Guardia Civil confirmó que ha encontrado los cadáveres de un matrimonio alemán, de 63 y 61 años, que viajaban por la zona de Artà en su coche cuando fueron sorprendidos por la lluvia torrencial.La Guardia Civil está peinando la zona de S'Illot con perros especializados en la búsqueda de personas, un trabajo muy complicado por el abundante barro y la presencia de escombros y restos de vehículos.

Ascienden a 12 los muertos en Mallorca y aún hay dos desaparecidos, entre ellos un niño

12 muertos, siete hombres y cinco mujeres

De las 12 víctimas mortales, siete son hombres y cinco mujeres. Todas son personas de mediana o avanzada edad y sus cuerpos aparecieron en el cauce del torrente y sus alrededores, salvo dos víctimas, que fallecieron en sus viviendas. Una de las víctimas mortales es el exalcalde de Artà, Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, que murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011.

Las fuerzas de seguridad han pedido comprensión ante las restricciones para acceder al municipio, puesto que numerosas personas quieren desplazarse para ayudar en Sant Llorenç. "No se puede abrir paso a todo el mundo", han apuntado. En este sentido, desde el dispositivo especial han recalcado que se ha puesto a disposición de familiares un lugar en Manacor -donde se trasladan los cuerpos de las víctimas- para que sean atendidos por psicólogos y personal especializado. Hasta el lugar se desplazó este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha avanzando que este jueves el Consejo de Ministros tramitará la zona de zona castastrófica.

El rey Felipe VI ha telefoneado a la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, para expresarle su pesar por las víctimas, su solidaridad con las familias y su apoyo a los afectados. Hasta Sant Llorenç des Cardassar también se trasladó este miércoles también el líder del PP, Pablo Casado, que ha dicho que ante una catástrofe de este calibre no hay diferencias políticas. "En esto vamos todos juntos", ha afirmado.

Un dispositivo de 600 personas

Más de 600 personas, entre militares, policías, bomberos y psicólogos, han integrado el dispositivo que ha trabajado sobre el terreno, en el que se acumulaban coches arrastrados por el agua, barro, cañas, maleza, muebles y enseres de todo tipo. Numerosas carreteras, algunas de las cuales han permanecido cortadas durante el día, han sufrido daños, y se ha derrumbado un puente en la Ma-12 de Artà a Can Picafort y otro en la Ma-4023 de Porto Cristo a Son Servera se ha visto afectado en el firme del asfalto.

Según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, lo ocurrido es un fenómeno altamente infrecuente. Ha explicado que la causa hay que buscarla en una gota fría que junto al viento del este de carácter marítimo, muy húmedo y templado, y el aire frío en capas altas de la atmósfera creó el "cóctel perfecto" para esas lluvias tan "intensas, torrenciales y persistentes".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios