será declarada zona catastrófica

Tragedia en Mallorca: diez muertos y un niño desaparecido por las fuertes lluvias

El dispositivo de gestión se centra en la búsqueda del niño desaparecido, así como de tratar de encontrar posibles cuerpos o víctimas en el cauce, incapaz de absorber la riada

Los vecinos de Sant Llorenç todavía están tratando de digerir el golpe que les ha dado la naturaleza. El pueblo sigue conmocionado. Poner en orden sus casas, limpiar y asimilar una situación catastrófica es lo único que pueden hacer. Desde el pasado martes por la tarde, el agua ha arrastrado todo lo que ha encontrado a su paso en el noreste de la isla de Mallorca.

El recuento es doloroso. Al menos 10 personas han fallecido y varias resultaron heridas a causa de las graves inundaciones provocadas por las intensas lluvias. Por otro lado, un niño de unos cinco años de edad continúa desaparecido, según el último recuento oficial facilitado por el Servicio de Emergencias del 112.

Objetivo prioritario: encontrar al niño

El dispositivo de gestión se centra en la búsqueda del niño, así como de tratar de encontrar posibles cuerpos o víctimas en el cauce, incapaz de absorber la riada. Cooperan también vecinos y voluntarios para tratar de resolver la crisis lo antes posible. Otros trabajos de los servicios de asistencia son la limpieza de las calles y los trabajos de desescombro. Hay más de 100 coches acumulados en un depósito. Inservibles. Algunos se han encontrado un vehículo ajeno en la puerta de su casa.

Para ayudar, decenas de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias se desplazaron este miércoles a la zona afectada. El propio Sánchez, nada más llegar al centro de mando instalado en la zona cero de las riadas, anunció que el Consejo de Ministros empezará a tramitar desde este jueves que Mallorca sea calificada como zona catastrófica.

Sin embargo, quedan muchas tareas pendientes para volver a normalizar el día a día. Mucha gente no ha parado de trabajar durante todo el día. Incluso han seguido por la noche, una vez que se ha ido la luz. Los negocios afectados han sido, sobre todo, los bajos comerciales. También han sufrido daños muchas viviendas, ya que el agua alcanzó en algunos lugares metro y medio de altura. Desde luego, nadie esperaba algo así.

Los negocios más afectados han sido los bajos comerciales. También han sufrido daños muchas viviendas, con el agua alcanzando metro y medio


En lo que se refiere a los fallecidos, una de las víctimas mortales, encontrada la mañana del miércoles por los equipos de rescate, sigue sin ser identificada. De los otros nueve, dos han sido hallados en s'Illot, uno en Artà y cuatro en Sant Llorenç des Cardassar, el municipio más afectado por las lluvias torrenciales. El exalcalde de Artà, Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011. Asimismo, entre las víctimas se encuentran dos británicas que fueron arrastradas por el agua en Sant Llorenç des Cardassar cuando iban en un taxi cuyo conductor sigue desaparecido.

En torno a un centenar de personas pasaron la noche del martes al miércoles en el polideportivo de Manacor, habilitado junto a otros espacios públicos para acoger a quienes no pudieron llegar a sus casas o tuvieron que abandonarlas a causa de las inundaciones o daños sufridos por las correntadas. Decenas de coches fueron arrastrados por el agua, en algunos casos con ocupantes en su interior, y muchos de los vecinos tuvieron que buscar refugio en los árboles o en azoteas hasta ser rescatados, situación que fue especialmente grave en Sant Llorenç des Cardassar; los daños materiales causados por el desbordamiento del torrente son muy cuantiosos, según testigos presenciales de la riada y de los servicios de emergencia desplazados al lugar.

Dada la gravedad de la situación, a las 8:30 de este miércoles se convocó una reunión del grupo asesor del plan autonómico de inundaciones, Inumbal, en la sede del 112 en Palma, para coordinar los trabajos que se llevan a cabo en la comarca de Levante, encuentro al que asistió la presidenta del Govern balear, Francina Armengol. La política habló el pasado martes con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y con la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, para pedir ayuda al Estado.

Sánchez y Casado viajaron a la zona

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha enviado un mensaje de apoyo y solidaridad con las víctimas de las inundaciones y se desplazó a Mallorca para conocer de primera mano las operaciones de rescate. "Siguiendo muy de cerca las desoladoras informaciones que nos llegan desde Sant Llorenç", escribió en un mensaje en Twitter. "Mi solidaridad y apoyo a las familias y amigos de las víctimas mortales, y a todos los afectados por estas trágicas inundaciones", añadió.

Según informó el Palacio de la Moncloa, los ministerios de Interior y Política Territorial y el Govern de las Islas Baleares elevarán además este jueves un informe al Consejo de Ministros para evaluar el alcance de las pérdidas humanas y materiales y tomar las medidas urgentes necesarias ante los "terribles daños" sufridos en la isla.

Al margen de Sánchez, el líder del PP, Pablo Casado, también viajó este miércoles a Mallorca para visitar la zona afectada, según confirmó previamente él mismo a los periodistas tras la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde se guardó un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas.

La catástrofe de Sant Llorenç

Muchos mallorquines no se lo creían. Hasta 220 litros de agua por metro cuadrado cayeron en cuestión de horas en la zona del municipio mallorquín de Sant Llorenç des Cardassar, informó el Govern balear, que recomendó a la gente no salir de casa e instó a los alumnos a no acudir este miércoles a los colegios de esta localidad, así como en la Colònia de Sant Pere, Artà y Son Servera.

Por otro lado, según informaron los Bomberos de Mallorca a los vecinos de las áreas afectadas, sus efectivos están trabajando para solventar los problemas causados por estas inundaciones en Sant Llorenç des Cardassar, localidad de más de 8.000 habitantes, mientras que la Dirección General de Emergencias e Interior del Govern de las Illes Balears ha activado el Índice de Gravedad 2 (IG-2) del Plan de Inundaciones en la isla de Mallorca.

En dicha localidad se desplegó un dispositivo en el que participan efectivos de los Bomberos de Mallorca, personal del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, siete agrupaciones de Protección Civil, agentes de la Policía Local, personal de Salvamento Marítimo y de la Unidad Operativa de Emergencias. Asimismo, las carreteras de acceso al lugar se han cerrado al tráfico de manera preventiva.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios