guirao frustró el anuncio sorpresa

La semana de Franco en Moncloa: cómo Cultura reventó el gran anuncio de Sánchez

Malestar en Moncloa con el ministro Guirao por avanzar que la exhumación de Franco iría el viernes. "Falta que el de Ciencia anuncie el inicio de los trámites", ironizan en el Ejecutivo

Foto: El ministro de Cultura, José Guirao. (EFE)
El ministro de Cultura, José Guirao. (EFE)

La vuelta del curso político tenía un nombre marcado en rojo en la agenda de todos los políticos y periodistas: Franco. La primera gran muesca de Pedro Sánchez se había retrasado pero la exhumación no podía tardar. "Pronto, muy pronto", avanzó el presidente antes de irse de vacaciones. Sería antes de llevar 100 días en Moncloa. Así que junto al nombre, la primera fecha señalada era la del 24 de agosto, primer Consejo de Ministros, o el siguiente como muy tarde, pero Sánchez emprende ahora un viaje a Latinoamérica y ese ya no sería propiamente el verano.

La Agencia Efe fue la primera en disparar. El domingo pasado por la noche publicó: "El Gobierno tiene previsto activar la próxima semana el proceso para exhumar los restos mortales del general Francisco Franco". Que iba a ser un decreto ley y que así evitaba recursos judiciales de los Franco era algo ya conocido y estaba instalado -la SER publicó en julio que sería un decreto ley y este diario que eso evitaba recursos de la familia-, pero la fecha era clave. Efe, la agencia pública cuyo accionariado está controlado por la SEPI y a la que acaba de llegar de presidente Fernando Garea, es de lo más fiable que hay, así que toda la prensa preguntó rápidamente a Moncloa.

El teletipo de Efe, un domingo por la noche y sin previo aviso, pilló al equipo de comunicación de Sánchez con el pie cambiado. La secretaría de Estado de Comunicación, que dirige Miguel Ángel Oliver, no esperaba eso. Y menos de una agencia pública. Todo el andamiaje para hacer un anuncio a lo grande se tambaleaba. Pero Moncloa decidió seguir adelante como si nada, ignorar a Efe. No desmintió la información pero tampoco la confirmó. Circulen. Aquí no hay nada que ver.

Presidencia y Vicepresidencia gestaron el decreto ley. (EFE)
Presidencia y Vicepresidencia gestaron el decreto ley. (EFE)

Pero la bola de nieve estaba lanzada. El martes por la mañana el ministro de Cultura, José Guirao, acudió a una entrevista a la Cadena SER. No es un político de carrera, curtido en eludir cuestiones incómodas, sino un fichaje de Sánchez del mundo de la cultura tras caer Màxim Huerta por la noticia de El Confidencial sobre el pleito que Hacienda le había ganado en los tribunales. Y Guirao, suelto, terminó de pulsar el botón rojo: "Entrará en el orden del día y se aprobará, parece que la fórmula más adecuada es un decreto ley".

Moncloa entró entonces en Defcon 1. Una cosa era intentar parar una información de Efe y otra corregir a un ministro. Los grupos de WhatsApp de gente en Moncloa empezaron a echar humo. Humo negro. Guirao no solo acababa de hacer polvo el plan de comunicación sino que además daba armas a la familia Franco en un anunciado recurso. El ministro confirmaba que lo que pretendía usando un decreto ley el Ejecutivo era que ellos no pudieran recurrir, cuando la Constitución establece que todos los ciudadanos tienen derecho a la tutela judicial efectiva. Una fuente del Ejecutivo tiraba entonces de ironía al ser preguntado sobre cuándo se aprobaría el expediente de la exhumación posterior a la ley: "Ya lo anunciará el ministro de Ciencia y Tecnología".

La semana de Franco en Moncloa: cómo Cultura reventó el gran anuncio de Sánchez

No es solo que Guirao actuaba por libre, es que no estaba en el núcleo duro de las decisiones y hay quien no descarta que tocara de oído. El decreto ley de Franco se ha llevado entre un reducido número de altos cargos. El Ministerio de Justicia preparó las distintas fórmulas jurídicas, pero con esos textos Moncloa tomó las riendas en julio. Lo han cocinado entre Vicepresidencia y Presidencia. Asesores que en condiciones normales habrían participado se resignaron a madrugar el sábado para leer el texto por el BOE.

Así que ese martes Moncloa tuvo que admitir que la exhumación de Franco iría el viernes al Consejo de Ministros aunque aún mantenía que no estaba decidido si iba a ser un decretazo. "La Moncloa confirma con dos días de retraso la información de @EFEnoticias: El Consejo de Ministros activará este viernes la exhumación de Franco con la aprobación de un decreto", publicó en Twitter el presidente de Efe, Fernando Garea, en forma de reivindicación de la credibilidad de la agencia y como signo de independencia.

Si, como parecía, Pedro Sánchez tenía previsto hacer el anuncio de la exhumación en persona a su vuelta de las vacaciones ya quedó descartado. El jueves la voladura ya era inevitable y al defender su política de decretazos, Moncloa confirmó en un mensaje a la prensa que un decreto ley era necesario porque es "urgente exhumar al dictador Franco del Valle de los Caídos, actuación exigida con preferencia por el Congreso en 2017, sin que el Gobierno anterior hiciera nada, y recurrentemente solicitada por Naciones Unidas". Al final, el viernes, tras el Consejo de Ministros, lo anunció Carmen Calvo y no la ministra portavoz, Isabel Celaá. El anuncio subió un escalón, pero no dos. Habrá más días grandes sobre Franco porque quedan trámites, en el Congreso y en el posterior expediente, pero a un dictador solo se le exhuma oficialmente una vez. Y en esa foto no estaba Sánchez.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios