esperará la decisión europea tras el nuevo sos

El Gobierno se cuadra ante la UE tras la visita de Merkel y renuncia a acoger el Aquarius

España no es el puerto más seguro y hay otras opciones más cercanas para la acogida de los ocupantes de la nave que deben valorarse, asegura Moncloa

Foto: Los inmigrantes del Aquarius. (Foto cedida por MSF)
Los inmigrantes del Aquarius. (Foto cedida por MSF)

Dos situaciones comparables y dos reacciones distintas. El Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha querido en esta ocasión seguir la línea marcada el pasado mes de junio, solo unos días después de su desembarco en la Moncloa, y ha renunciado a ofrecerse a acoger el Aquarius tras una nueva llamada de rescate del barco fletado por SOS Méditerranée y operado con Médicos Sin Fronteras (MSF). Solo un día después del final de la visita de la canciller alemana Angela Merkel, el Gobierno ha reaccionado al llamamiento de urgencia con una primera negativa a recibir en suelo español a las 141 personas que viajan en la nave y que, según precisa la ONG encargada de su asistencia, se encuentran estables pese a su extrema debilidad y desnutrición.

El mensaje lanzado desde la Moncloa es claro y escueto: España no es el puerto más seguro y hay otras opciones más cercanas para la acogida que deben valorarse. Esta es la respuesta al SOS lanzado a todos los gobiernos europeos en aplicación del Derecho Marítimo Internacional, que exige que se les reciba para que puedan desembarcar las personas rescatadas de forma que el barco pueda seguir brindando una asistencia humanitaria que se requiere con urgencia. A bordo viajan más de un centenar de hombres, mujeres y niños, entre ellos 67 menores no acompañados.

Dos meses separan el primer gesto impulsivo y humanitario y la actual prudencia y contención. Las fuentes consultadas aseguran que no se trata de un portazo definitivo y que el desarrollo de los acontecimientos en los próximos días podría llevar a cambiar esta primera decisión e inclinar la balanza a favor de una nueva acogida. Será, en todo caso, lo que la UE quiera. "Habrá que ver lo que deciden", precisan las fuentes consultadas.

El posicionamiento se produce tras el encuentro migratorio con la canciller alemana en el que se puso el acento en la necesidad de mandar un mensaje de unidad y potenciar el reparto justo de los migrantes. Las voces desde la UE al 'gesto' español de junio han estado en todo momento veladas por una crítica más o menos evidente. Sirva de ejemplo la reacción hace solo unos días del comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos

"España ha dado una de las mejores muestras de espíritu europeo en términos de solidaridad y felicito al presidente del Gobierno y a su ministro de Interior, Grande-Marlaska, por haber acogido a esas personas con dignidad. Creo que España reaccionó muy positivamente. Pero no se puede continuar así. Y España no debe sentirse abandonada por la UE", dijo en una entrevista concedida a 'El País'.

Confinados en Libia

Más del 70% de los rescatados son originarios de Somalia y Eritrea. Han relatado que han sido confinados en condiciones inhumanas en Libia. Según detalla MSF, las personas rescatadas por el Aquarius han relatado que se encontraron con cinco buques diferentes que se negaron a ofrecerles asistencia antes de ser localizadas por los equipos de MSF y SOS Méditerranée.

Fuentes de MSF confirman a El Confidencial que esperan la reacción tras la negativa rotunda de los países más cercanos a la situación del Aquarius. Tanto Italia como Malta se han negado a ofrecer refugio al barco, uno de los dos únicos buques de búsqueda y rescate humanitarios que quedan en el Mediterráneo central. Espera a 32 millas naúticas de las costas europeas una solución.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios