sentará a las ccaa para poner orden

Septiembre caliente para el Gobierno: suma los pisos turísticos a la guerra del taxi

El primer objetivo pasa por definir qué se entiende por alquiler vacacional y vivienda turística para que las CCAA tengan un mismo punto de partida y, a partir de ahí, legislen

Foto: Unas turistas buscan su hospedaje en el barrio de la Barceloneta. (EFE)
Unas turistas buscan su hospedaje en el barrio de la Barceloneta. (EFE)

El Gobierno y las comunidades autónomas se sentarán a la vuelta del verano para abrir un melón que lleva tiempo esperando su turno: las viviendas de uso turístico. El objetivo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que dirige Reyes Maroto pasa por crear unas directrices comunes a nivel estatal, unificar criterios y terminar con el enredo de normativas autonómicas que existe en estos momentos. El primer objetivo pasa por definir con exactitud qué se entiende por vivienda turística y alquiler vacacional para que todas las comunidades tengan un mismo punto de partida y, a partir de ahí, legislen.

La iniciativa anunciada por la ministra en una entrevista en Europa Press cuenta, en principio, con buena acogida en un sector que lleva tiempo esperando una regulación real. Almudena Ucha, presidenta de la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT) —organización que agrupa a plataformas como HomeAway, Rentalia, Spain-Holiday.com y Niumba— reconoce que es "un gran avance" el hecho de que el Gobierno "se tome en serio" el asunto y piense en sentar unas pautas comunes que ayuden a las comunidades a legislar en función de sus necesidades, y a las plataformas y a los mismos propietarios a actuar mejor de cara a los usuarios.

Aunque las competencias en esta materia están transferidas a las CCAA desde 2013 y el Estado no puede legislar, la puesta en marcha de un marco común para el sector es una exigencia que muchas partes llevaban tiempo reclamando. Por ahora, el ministerio se encuentra estudiando la normativa existente, desde los distintos decretos autonómicos a la propia Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que también sería modificada para incorporar la nueva definición de vivienda turística. Será a la vuelta de las vacaciones cuando comenzarán a funcionar los equipos de trabajo acordados con las autonomías en la conferencia sectorial, donde estarán también presentes las grandes plataformas de alquiler.

Manifestación en protesta por los pisos turísticos del barrio de la Barceloneta. (EFE)
Manifestación en protesta por los pisos turísticos del barrio de la Barceloneta. (EFE)

Por tanto, en septiembre el Gobierno afrontará dos debates de gran importancia. El de las viviendas de uso turístico y el del sector del taxi que, después de bloquear algunas de las principales ciudades del país durante días, espera contar con una solución a la vuelta del verano, según acordó con el Ministerio de Fomento. Aunque vivienda y movilidad difieren en muchas cuestiones, ambos han visto cómo la aparición de nuevos modelos de negocio ha obligado a sus sectores a evolucionar mientras la Administración, de alguna manera, se mantenía al margen.

Almudena Ucha también se pronuncia al respecto, afirmando que "las nuevas tecnologías han contribuido a que los modelos evolucionen continuamente", y recordando que "el que debe ganar siempre es el consumidor". En la PAT, reconocen que el Gobierno debe elaborar un marco que permita a esos nuevos modelos —como las plataformas digitales o los VTC en el caso de la movilidad— "encajar con los existentes". "Es bueno que se diversifique la oferta" y "más", explica, "en un país turístico como es España", en el que esta actividad es la primera industria.

Una de las medidas anunciadas por la titular de Industria y Turismo ha sido la pretensión de crear un "registro único" de pisos turísticos para ofrecer una imagen real de su impacto en el sector. Aunque Maroto asegura verlo viable, son las CCAA las que deben aportar los datos que tienen, y que, en ningún caso, responden a un mismo criterio. A día de hoy, se desconoce el censo real de viviendas ni tampoco hay datos de ocupación y de usuarios, lo que hace imposible que existan estadísticas de un modelo de alojamiento que se encuentra en pleno auge. Precisamente, Sergio Cardona, director de Estudios y Calidad de Alquiler Seguro, reconoce las dificultades que existirán para elaborar ese registro único, puesto que los datos sobre vivienda que hoy existen en el INE, en las CCAA o en los ayuntamientos no son homogéneos en ningún caso.

Todas las partes del sector consultadas por este diario reconocen que "es pronto" para afirmar nada y que habrá que esperar a que los equipos de trabajo comiencen en el mes de septiembre. Lo que sí desveló también Maroto es la importancia que para el Gobierno tiene el impacto que las viviendas de uso vacacional han tenido en la subida de los precios del alquiler residencial.

Septiembre caliente para el Gobierno: suma los pisos turísticos a la guerra del taxi

Sin duda, la subida en los precios del residencial es otra de las claves en el debate que se abra. La titular de Industria explicó en la entrevista que "incorporar" estos alojamientos en la regulación y "estar coordinados" facilitará una mayor "transversalidad" en políticas que ayudará a regular mejor el sector. No solo la vivienda turística, sino el alquiler en general, que es lo que también precupa en los principales ayuntamientos del país.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto. (EFE)
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto. (EFE)

Los hoteleros

En la otra cara de la moneda se encuentran los hoteleros, muy beligerantes con la falta de regulación en el sector, que llevan tiempo exigiendo a las administraciones tomar cartas en el asunto para atajar el problema de la oferta ilegal y que los hoteles 'jueguen' en igualdad de condiciones con los nuevos fenómenos de alojamiento surgidos. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) siempre ha advertido de que el problema no es tanto la competencia desleal como la preocupación social por el cambio de uso de las viviendas, que está "llevando a algunos barrios a ser zonas temáticas".

En la misma línea, los hoteles critican que una mayoría de viviendas de uso turístico no cuentan con los estándares de calidad exigidos. Precisamente, Maroto se refirió a ese asunto reconociendo que el reto es posicionarse en un mercado de calidad que "con las viviendas turísticas ha bajado un poquito, porque no dan el mismo servicio que el mercado regulado". La ministra advirtió de que es necesario "garantizar que la experiencia en la vivienda turística" sea "igual de buena que si se viniera a un hotel".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios