puede recurrirla

Lo que dice la sentencia de Juana Rivas: "Tomó parte de una campaña mediática"

El magistrado Manuel Piñar ha impuesto a la madre de Maracena cinco años de prisión por dos delitos de sustración de menores y seis de inhabilitación para ejercer la patria potestad

Foto: Juana Rivas, a su llegada la semana pasada al Juzgado de lo Penal 1 de Granada. (EFE)
Juana Rivas, a su llegada la semana pasada al Juzgado de lo Penal 1 de Granada. (EFE)

Cinco años de prisión por dos delitos de sustración de menores y seis de inhabilitación para ejercer la patria potestad de sus hijos. Es la condena que el magistrado Manuel Piñar ha impuesto a Juana Rivas después de que el pasado verano estuviera un mes en paradero desconocido con sus dos hijos para evitar cumplir con la orden judicial que le obligaba a entregarlos a su exmarido, Francisco Arcuri, denunciado por malos tratos en 2009.

Hace ya un año que la madre de Maracena copó titulares al huir para evitar devolver a sus hijos. La sentencia que la condena llega casi en la misma fecha, solo un día después de aquel día en que Rivas desapareció.

La sentencia, a la que ha tenido acceso este diario y que es recurrible ante la Audiencia de Granada, no solo considera que Juana Rivas es culpable de dos delitos de sustracción de menores, sino que el magristrado ha considerado también que "la acusada toma parte en una campaña mediática" desde el momento en el que desaparece con sus hijos. Este es uno de los hechos probados que aparecen en la setencia.

De hecho, el juez hace referencia a una rueda de prensa "al frente de la cual aparece una tal Francisca G. G., quién adoptó la función de portavoz y asesora legal de Juana, llegando a manifestar el 25 de julio que los menores no habían sido entregados".

Lo que dice la sentencia de Juana Rivas: "Tomó parte de una campaña mediática"

El juez tampoco considera que "salvo el episodio de malos tratos ocurrido en 2009, no se ha acreditado ningún otro posterior". En la sentencia se establece que no se aprecian en los hijos "desajustes psicológicos relacionados con malos tratos contra él o por haberlos presenciado hacia la persona de la madre, ni se ha apreciado que la restitución al contexto paterno, suponga un grave peligro para su integridad física o psíquica.”

La sentencia pone de relieve que en varias ocasiones que "no es creíble la certeza de los hechos" contenidos en la denuncia de 2016 porque no explica si fue maltratada entre 2012 y ese año en Italia "al nivel que ella dijo de tortura y terror" y se pregunta por qué de haber ocurrido en Italia no denunció allí "al momento en que se producía cada uno de los varios episodios que tuvieron lugar".

En cuanto al informe psicólogico que entregó Rivas y en el que se establece que "muestra síntimos de haber padecido estrés postraumático" originados en la convivencia familiar en Caloforte con Arcuri, el juez arguye que "seguramente había momentos de tensión, desacuerdos, disputa o discusión, pero de ahí al maltrato hay una diferencia".

Además, el magistrado se centra en uno de los informes periciales que establece que "es muy raro que no haya episodios (de maltrato) que tengan lugar en presencia de los menores ni que estos sean perceptores de ese ambiente, que suele dejarles una imborrable huella" y considera que el resto "dan por veraces estos episodios de maltrato, pese a no haber quedado probado ninguno de ellos dentro de un proceso".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios