la pugna por la presidencia del PP

Rajoy confirma su neutralidad y se despide con un "me aparto pero no me voy"

En su último discurso como líder del Partido Popular, Rajoy se limitó a glosar su carrera, defender la labor de sus gabinetes y reafirmar su fidelidad al partido

Foto: El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, tras su intervención en el XIX Congreso Nacional del partido que se ha inaugurado este viernes. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, tras su intervención en el XIX Congreso Nacional del partido que se ha inaugurado este viernes. (EFE)

Mariano Rajoy cumplió hasta el final con su palabra de ser neutral en el proceso de su sucesión al frente del Partido Popular al despedirse de su presidencia sin mencionar siquiera la decisión que tienen que tomar los compromisarios. No habló de los candidatos ni de la tarea que tendrá por delante quien tome mañana el testigo. En su último discurso como líder del PP se limitó a glosar su carrera, defender la labor de sus gabinetes y reafirmar su fidelidad al partido. "Me aparto pero no me voy", estaré lejos de los focos pero dispuesto a hacer lo que se pida" y "seré leal ante todo" fueron las frases acogidas con más aplausos por los compromisarios reunidos en el XIX congreso de los populares.

La primera jornada de la gran asamblea del PP se ciñó al guión establecido: la despedida de Rajoy con todos los honores, entre elogios de los intervinientes (Luis de Grandes, Ana Pastor y María Dolores de Cospedal), ovaciones cerradas y momentos emotivos. Las dos candidaturas en liza, la de Soraya Sáenz de Santamaría y la de Pablo Casado, rivalizaron en el homenaje al presidente que se retira.

Rajoy confirma su neutralidad y se despide con un "me aparto pero no me voy"

Rajoy no hizo alusión alguna a los contrincantes, ni a la pugna en sí por su herencia. Sí dejó claro que él será leal siempre a la dirección y también exigió a todos los dirigentes del PP que sean "responsables" en el ejercicio de sus cargos, que se muestren orgullosos del pasado del partido además de defensores de España y su unidad y que estén siempre preparados para dar la "respuesta adecuada" a los retos que se les planteen.

[Intervención completa de Mariano Rajoy en el Congreso de PP]

El expresidente del Gobierno contó por última vez en una reunión con los militantes que había empezado en la política hace casi 40 años, al tiempo que preparaba las oposiciones de registrador, pegando carteles de Alianza Popular en Sanxenxo.

Después de 14 años al frente del partido, Rajoy remarcó las diferencias con los principales dirigentes de las demás formaciones, porque él recorrió todo el escalafón de la política, de concejal en Pontevedra a La Moncloa, y lo hizo pateando las calles, y visitando los pueblos de casi toda España.

Sobre su gestión en el Gobierno, empezó por destacar que siempre rechazó la negociación con ETA, se negó al acercamiento de los terroristas presos, supo sacar a España de la peor crisis económica de su historia reciente, se negó a pedir el rescate (y perder la soberanía) y ante el golpe separatista en Cataluña destituyó al gobierno de la Generalitat en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Rajoy confirma su neutralidad y se despide con un "me aparto pero no me voy"

Rajoy se refirió a la moción de censura de Pedro Sánchez que le costó la presidencia del Gobierno para calificar la maniobra encabezada por el socialista de "confabulación de perdedores y de independentistas sin más afán que acabar con el PP".

En clave más personal, el exjefe del Ejecutivo se declaró orgulloso de haberse dedicado a la política y, sobre todo, de la militancia de su partido que le ha seguido hasta en los momentos de las decisiones más impopulares para hacer frente a la crisis económica. "He tenido el honor de ser político, y a mucha honra", proclamó.

Rajoy insistió en el patriotismo, en la idea de que España es una gran nación de la que sus ciudadanos deben estar orgullosos por encima de los agoreros y los partidos empeñados en divididirla. Recordó en ese punto que el problema en Cataluña es el peligro que corre la libertad de los catalanes que no comulgan con los independentistas.

A pocas horas de dejar la presidencia del PP, su titular dijo que se iba de la política sin que los españoles que le dieron la última victoria electoral hace dos años ni su partido hubieran forzado la retirada.

Rajoy se puso sentimental y dejó el úttimo párrafo de su intervención para homenajear a su mujer, 'Viri', presente en primera fila y muy emocionada cuando el expresidente del Gobierno proclamó su papel fundamental durante años para que él pudiera consagrarse a la política.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios