la ministRA JUSTIFICA EL CAMBIO EN LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA

Robles niega en su primera visita al CNI que el centro haga "dosieres personales"

La ministra incluye el Centro Nacional de Inteligencia en su ronda de visitas públicas a los estados mayores de las FAS, operaciones en el exterior e instituciones bajo su control

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por el director general del CNI, Félix Sanz Roldán. (EFE)
La ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por el director general del CNI, Félix Sanz Roldán. (EFE)

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha incluido el Centro Nacional de Inteligencia en su ronda de visitas convencionales y públicas a los estados mayores de las Fuerzas Armadas, operaciones en el exterior e instituciones bajo su control. Acompañada del jefe de Estado Mayor de la Defensa, el general de Ejército Fernando Alejandre, y demás altos cargos y mandos de su departamento, Robles ha aprovechado para negar que en el CNI se hagan "dosieres personales".

La titular de Defensa presentó su desplazamiento a la sede de los servicios de inteligencia como un ejercicio de transparencia y normalidad, una vez que ella misma se ha hecho cargo del centro después de separarlo de la Presidencia del Gobierno. En la misma línea, insistió en la idea de que al depender del Ministerio de Defensa queda más claro que el CNI es independendiente y ajeno a cualquier uso "partidista".

Según la teoría de Robles, es mucho mejor para la imagen de los servicios de inteligencia que no dependan de la vicepresidencia, aunque su función sea asistir al presidente del Gobierno."Se podía percibir con una lectura más política que de defensa y seguridad", comentó sobre el anterior modelo heredado de los últimos gobiernos del PP y también, en parte, del último Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Robles niega en su primera visita al CNI que el centro haga "dosieres personales"

La ministra ha mantenido al frente del CNI al general Félix Sanz Roldán, quien lleva nueve años en el puesto. Nombrado en su día por el último gabinete de Zapatero, los de Mariano Rajoy lo fueron renovando y todavía le queda un año de mandato.

Robles reiteró que el centro es ante todo "un servicio" del Estado sometido al control parlamentario y al judicial. Sanz Roldán recordó que el CNI tiene asignados desde principios de año su principales objetivos, que son los obvios (terrorismo islamista, ciberseguridad o protección de las FAS en el exterior), y que el cambio de Gobierno no supone una modificación de sus planes de trabajo.

Para terminar la visita a la sede de los servicios secretos, Robles y Sanz Roldán presidieron un acto de homenaje a los caídos del centro que consistió en colocar una corona de flores y guardar un minuto de silencio ante la escultura que recuerda a los ocho agentes asesinados en Irak en 2003 y demás caídos anónimos del CNI.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios