POR NO ACREDITAR QUE SE EMITIERON "PARA ENGAÑAR"

2.800 millones a la basura: Andreu archiva las preferentes de Caja Madrid y Bancaja

Pretendían esclarecer "si para paliar, retrasar u ocultar de alguna manera" el deterioro patrimonial de Bankia, las cajas "utilizaron la emisión de deuda subordinada o preferentes"

Foto: El juez Andreu archiva la causa por las preferentes de la antigua Caja Madrid. (EFE)
El juez Andreu archiva la causa por las preferentes de la antigua Caja Madrid. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu acordó este viernes el archivo de la pieza separada del caso Bankia en la que se investiga a la antigua cúpula de Caja Madrid por las participaciones preferentes al no quedar acreditado que se emitieran para "engañar a los inversores de forma global". La entidad parcialmente nacionalizada devolvió 2.800 millones a los clientes afectados de Caja Madrid y Bancaja, repartidos entre 1.100 millones a través del proceso de arbitraje y 1.700 millones por vía judicial, según fuentes del banco.

En un auto conocido este viernes, el titular del juzgado central de Instrucción número 4 considera que la posibilidad del engaño "no era siquiera fácilmente predecible en 2009" y rechaza que a tenor de las pruebas se haya demostrado que los comerciales "recibieran instrucciones para comercializar el producto entre los inversores más inadecuados".

Durante los últimos seis años, el banco ya había devuelto la inversión por los híbridos (preferentes y subordinadas) de las dos principales cajas que dieron lugar a Bankia a 170.000 clientes. La mayor parte de las devoluciones se realizaron en 2013 a través de un proceso de arbitraje con el que se revertió el dinero a 137.000 personas, el 75% del total. Asimismo, otros 33.000 clientes recuperaron el dinero después de iniciar procesos de reclamación por la vía judicial.

La antigua Caja Madrid

Iniciadas en 2013, las pesquisas se dirigían contra los antiguos máximos responsables de Caja Madrid, una lista en la que actualmente no figura quien fuera presidente de la entidad entre 1996 y 2010, Miguel Blesa, contra el que quedó extinguida cualquier tipo de responsabilidad tras su fallecimiento en julio de 2017.

En concreto, pretendían esclarecer "si para paliar, retrasar u ocultar de alguna manera" el deterioro patrimonial de Bankia, las cajas "utilizaron la emisión de deuda subordinada y/o participaciones preferentes como una manera de captar activos y disfrazar la situación de insolvencia".

La decisión llega casi dos años después de que el magistrado reactivara esta parte del caso y requiriera al Banco de España las agendas de las reuniones que mantuvo el organismo con directivos de la entidad entre 2009 y 2010 a fin de conocer toda circunstancia que pudiera tener un "impacto real o potencial relevante en la solvencia, liquidez o rentabilidad" de la caja.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios