"se ha intentado imponer el nivel de la delegación gubernamental"

El Gobierno no asiste a la toma de posesión de Quim Torra

Pulso entre la Generalitat y el Gobierno. El Ejecutivo no asistió a la toma de posesión del presidente electo de Cataluña, Quim Torra, porque "desde la

Foto: Mariano Rajoy, en Bulgaria. (EFE)
Mariano Rajoy, en Bulgaria. (EFE)

Pulso entre la Generalitat y el Gobierno. El Ejecutivo no asistió a la toma de posesión del presidente electo de Cataluña, Quim Torra, porque "desde la Generalitat se le ha intentado imponer el nivel de la delegación gubernamental, cosa que no ha aceptado", informaron fuentes del Ejecutivo.

Asimismo, el Gobierno considera que "el modelo de acto organizado por la Generalitat degrada la propia dignidad de la institución".

El Confidencial ya adelantaba este jueves que Torra había vetado la presencia del Gobierno de España, en un acto que nada tendrá que ver con ocasiones anteriores.

Aunque había gran incertidumbre sobre cómo sería finalmente el acto de toma de posesión del nuevo 'president' de la Generalitat, finalmente se trartó de un acto breve, discreto, sin parlamentos y sin apenas invitados en el Palau de la Generalitat, 202 días después de la destitución del Govern de Carles Puigdemont.

Para tomar posesión, se repitió la fórmula que usó su predecesor en el cargo, quien en 2016 evitó toda referencia a la Constitución y al Rey.

[Siga en directo la jornada de toma de posesión de Quim Torra como 'president' de la Generalitat]

En 2016, al relevar a Artur Mas, Puigdemont respondió afirmativamente a la pregunta que le formuló la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell: "¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?".

Después de días de negociación entre las administraciones central y catalana sobre el formato que debía de tener la ceremonia, Torra, que quería un acto austero y sin invitados, tomó posesión en el Saló Verge de Montserrat de Palau, antesala del despacho del president, en lugar del tradicional Saló de Sant Jordi.

Torra quiso un acto breve, sencillo y en presencia de su familia y del presidente del Parlament, Roger Torrent, en contraste con las tomas de posesión anteriores en el Saló de Sant Jordi, que solían congregar a más de 200 personalidades de los ámbitos político, social y económico de Cataluña.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios