El anciano que lleva 27 años acosado por un terrateniente en una posada de 'El Quijote'
  1. España
LLEVAN 15 años de batalla judicial

El anciano que lleva 27 años acosado por un terrateniente en una posada de 'El Quijote'

Un hombre y su hija discapacitada llevan casi tres décadas sin agua en la cervantina Venta de la Inés (Ciudad Real) porque el dueño del latifundio que la rodea niega la servidumbre

placeholder Foto: Felipe Ferreiro junto a su hija Carmen en el salón de la Venta de la Inés. (David Brunat)
Felipe Ferreiro junto a su hija Carmen en el salón de la Venta de la Inés. (David Brunat)

Un anciano y su hija discapacitada llevan 27 años soportando el acoso inmobiliario de una familia de terratenientes a los pies de Sierra Morena. Felipe Ferreiro, de 88 años, y su hija Carmen, de 59, aguantan su particular calvario por puro amor a su hogar. Aquí nacieron y aquí van a morir, por mucho que el Poderoso, como llama Felipe al terrateniente que según denuncia quiere echarles de su casa, lleve desde el año 1991 denegándoles el acceso al agua corriente. O por mucho que les haya impedido tener electricidad durante 16 años.

No es solo que el Poderoso lleve casi tres décadas denegando a una familia humilde el acceso a los derechos más básicos. También está poniendo contra las cuerdas el futuro de un lugar ilustre de nuestra literatura: la Venta de la Inés, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 2009. Se trata de la única venta en España que mantiene su estructura e interior originales, una antigua posada en la que pernoctó Miguel de Cervantes en sus años como recaudador y aprovisionador de la Armada y que es escenario de pasajes en las 'Novelas ejemplares' y en 'El Quijote'.

placeholder Fachada de la Venta de la Inés, en el término municipal de Almodóvar del Campo (Ciudad Real). (D.B.)
Fachada de la Venta de la Inés, en el término municipal de Almodóvar del Campo (Ciudad Real). (D.B.)

La Venta de la Inés se halla en el Camino Real de la Plata de Toledo a Córdoba, principal vía de conexión para caballerías y diligencias en la España de los Austrias y los primeros Borbones. Conocida como Venta del Alcalde hasta finales del siglo XVIII, fue una referencia por sus instalaciones y su ubicación, justo a las puertas de Sierra Morena, en el extremo sur de la Mancha, hoy término municipal de Almodóvar del Campo (Ciudad Real).

Cervantes la cita explícitamente en 'Rinconete y Cortadillo' ("A esta sazón pasaron acaso por el camino una tropa de caminantes a caballo, que iban a sestear a la venta del Alcalde, que está media legua más adelante…") y ubica en la aledaña Fuente del Alcornoque un pasaje del capítulo XII de 'El Quijote', en el que narra la muerte del estudiante Crisóstomo por mal de amores. Es fácil concluir que Cervantes, quien acostumbraba a usar su experiencia personal como inspiración, se hospedó repetidamente en esta venta y conversó con sus moradores, cuyas narraciones y chascarrillos plasmó en sus obras.

Felipe es la quinta generación de los Ferreiro que habita este pedazo olvidado de nuestra historia y solo su terquedad ha hecho que no sea la última

Más de 400 años después, Felipe y Carmen, la 'niña', regentan el lugar, que cerró como venta en el año 1911. Felipe es la quinta generación de los Ferreiro que habita este pedazo olvidado de nuestra historia y solo su terquedad ha conseguido que no sea la última. Su tragedia personal comenzó en 1991, cuando Felipe y su esposa Carmen, que hoy vive junto a otro de los hijos en Brazatortas por motivos de salud, regresaron a la venta tras once años fuera por razones de trabajo.

A unos 200 metros de la vivienda, alguien había vallado ilegalmente el Camino Real y desviado el trazado. Cuando hubieron bordeado el terreno, encontraron otra sorpresa: la cañería cerámica que traía el agua del río Tablillas desde hacía siglos y las arquetas estaban destrozadas. No había agua en la venta. Pronto la familia supo que tenían un nuevo vecino. Gervasio Vicente Arenal, mediante la empresa Patrimonios y Negocios SA había comprado en 1986 la finca La Cotofía, un espléndido latifundio de casi 1.000 hectáreas que envuelve totalmente la venta y cuya residencia principal se encuentra a apenas 200 metros de la pequeña propiedad de los Ferreiro, junto a ese vallado que cortaba el camino.

placeholder Felipe Ferreiro camina sobre el zaguán, con más de 500 años de historia, de la venta. (D.B.)
Felipe Ferreiro camina sobre el zaguán, con más de 500 años de historia, de la venta. (D.B.)

"El Poderoso [en referencia a Gervasio Vicente] me quiso comprar la venta, pero yo hice caso al consejo de mi padre y mi abuelo. 'Nuca vendas la venta, y si tienes que hacerlo, que sea a alguien de la familia'", narra Felipe, que goza de una claridad mental envidiable y una memoria prodigiosa. Vicente se negó a que los Ferreiro restablecieran la histórica canalización de agua, que cruza La Cotofía a lo largo de 200 metros para llegar al río, alegando un grave perjuicio a su finca, y ha tratado de impedir la servidumbre de paso por todos los medios legales posibles hasta el mismo día de hoy. Cuenta Felipe que en los primeros años trató de persuadir amistosamente a Vicente de que le dejase tener agua corriente. Cada acercamiento fue en balde.

La familia Ferreiro se iluminó con candiles hasta el año 2001, cuando un grupo de suecos compró e instaló un generador eléctrico

Algo parecido ocurrió con el tendido eléctrico. La Venta de la Inés nunca había tenido electricidad, pero Vicente, según narra Felipe, se negó en redondo a permitir que uno de los postes de luz que cruzan su inmensa finca diera servicio a la venta. Así que los Ferreiro se iluminaron con candiles hasta el año 2001, cuando un grupo de visitantes de Suecia sensibilizado con las penurias de la familia compró e instaló un generador eléctrico. Ya en 2007, después de que el tendido pasara a uso público, no quedó otro remedio a los Vicente que ceder uno de sus postes para abastecer la venta, obra que sufragó la Diputación de Ciudad Real previo pago de una cuantiosa indemnización. El terrateniente había alegado impacto medioambiental negativo para impedirlo. La instalación consistió en un poste junto al camino y 400 metros de cable soterrado.

placeholder La venta está a 200 metros del río Tablillas, que pasa por la propiedad de La Cotofía, cuya residencia se encuentra a 200 metros junto al embalse. (Google Maps)
La venta está a 200 metros del río Tablillas, que pasa por la propiedad de La Cotofía, cuya residencia se encuentra a 200 metros junto al embalse. (Google Maps)

Un abismo de 200 metros

El Poderoso, ya anciano, vive en la residencia principal de La Cotofía, a apenas 200 metros de la venta. Felipe asegura que no habla con él desde 1998, cuando sentado a la misma mesa del salón de la venta le dijo que "nunca iba a permitir" que les llegase agua corriente. Solo existía un trato posible y se lo reiteró en ese último encuentro: aceptaría la servidumbre de agua y el suministro eléctrico solo en vida de Felipe. Cuando muriese, volvería a cortarla. Felipe, ofendido, se negó plasmar su firma en ese chantaje. "¡Eso nunca!", exclama hoy al recordar la oferta.

El representante legal de Patrimonios y Negocios SA rechaza de plano todas las acusaciones. Accede a hablar con este diario sin revelar su nombre y bajo un número de teléfono oculto, si bien la documentación oficial otorga ese cargo a Juan Luis Vicente, hijo de Gervasio. La sociedad, dedicada a la actividad cinegética, está registrada en Pozuelo de Alarcón (Madrid), concretamente en un amplio chalé en la zona residencial de lujo de Somosaguas.

placeholder Carmen Ferreiro está a cargo de su padre Felipe en la venta. (D.B.)
Carmen Ferreiro está a cargo de su padre Felipe en la venta. (D.B.)

"La Venta de la Inés no es propiedad de Felipe Ferreiro. Su abuelo la vendió al anterior propietario [de La Cotofía] en 1920 y ahora la sociedad es propietaria de esa casa. No hemos ejercido nuestro derecho a restituir la posesión de ese inmueble porque se trata de una familia mayor con una hija discapacitada y porque el señor era guarda de la finca y siempre hizo un uso pacífico de ella hasta los últimos años", afirma el representante visiblemente irritado. Por ese motivo, argumenta, Vicente propuso a Felipe darle acceso a agua y electricidad solo mientras viva. "Cuando muera, tendremos que valorar si ejercemos nuestro derecho a recuperar la venta", advierte.

Patrimonios y Negocios SA se siente víctima de una campaña y dice que la venta es suya, afirmación que el Registro de la Propiedad contradice

"Siempre tuvimos un trato cordial, hasta que pasan unos años y se genera lo que se conoce como título falso que simula una herencia y comienza a denunciarnos en 1994. Supongo que asesorado por personas con intereses políticos que lo han utilizado. Al señor le han creado una patología todo el mundo metiéndole ideas en la cabeza. Esa venta no es la del Alcalde ni tampoco la fuente aledaña es la del Alcornoque que cita Cervantes. Lo dicen los tribunales", sentencia, antes de rematar: "Le hemos ofrecido agua desde otro suministro pero insisten en traerla desde más lejos afectando a la siembra de nuestra finca. Para la electricidad había opciones más sencillas pero se empecinaron en traer un poste lejano y además soterrarlo, con el gran gasto de dinero público que eso supuso para los castellano-manchegos. Lo único que estamos haciendo es aguantar todos los golpes sin responder".

placeholder La venta, en primer término, junto al Camino Real que transitó Cervantes. (D.B.)
La venta, en primer término, junto al Camino Real que transitó Cervantes. (D.B.)

Este diario ha accedido al Registro de la Propiedad y ha confirmado que Felipe Ferreiro y su esposa poseen el 100% de la propiedad de la Venta de la Inés, información que también refleja el Catastro y la documentación de la Junta de Castilla-La Mancha que declaró la venta como BIC. Un dato que desarma el principal argumento de la familia Vicente para negar a la vivienda el acceso a agua y electricidad y que confirmaría el acoso inmobiliario sostenido durante 27 años.

Los Vicente, por su parte, alegan la propiedad de la venta en base a la escritura de compraventa de La Cotofía, que excluye explícitamente la Venta de la Inés pero hace referencia a "la casa de Felipe", aunque esa casa no coincide con los datos de la venta que aparecen en el registro. Aun así, aseguran que emprenderán una lucha judicial (una más) para reclamar la propiedad de esta ilustre posada en el futuro.

"Yo no creo que la familia Vicente tenga interés en expulsar a los Ferreiro porque aprecie el valor histórico de la venta o quiera especular con ella. Lo único que quieren es que nadie vea lo que hacen en la finca y esa vivienda les molesta. Vicente ofreció un millón y medio de pesetas por la venta y al ver que Felipe no aceptaba, su estrategia ha sido desgastarle hasta que no pueda aguantar más y se rinda. Pero enfrente ha encontrado a un auténtico héroe". Así resume Alfonso Martín, presidente de la Asociación de Amigos de la Venta de la Inés, este episodio.

placeholder Coto de caza vallado por los dueños de La Cotofía junto al muro de la Venta de la Inés. (D.B.)
Coto de caza vallado por los dueños de La Cotofía junto al muro de la Venta de la Inés. (D.B.)

De hecho, ha sido gracias a la asociación que los Ferreiro han podido defenderse en los tribunales. De otro modo, habría sido imposible que Felipe, un octogenario con 610 euros de pensión y una hija discapacitada, plantase cara judicial a la familia Vicente. Gervasio y su hijo Juan Luis ostentan cargos administrativos en 11 sociedades, la mayoría interconectadas, desde actividades ganaderas a comercio farmacéutico y gestión empresarial. La sociedad más visible es Tileo Agro, dedicada a las nuevas tecnologías en la agricultura, en la que Juan Luis es administrador único.

El abogado Basilio Gila de Puerta supo de la tragedia de la Venta de la Inés mediante su amigo Alfonso Martín. Y ya no pudo sacarse el caso de la cabeza. De eso hace 15 años. Gila de la Puerta ha sido desde el año 2003 el abogado de los Ferreiro, quien les ha defendido en los tribunales y el que ha conseguido que la venta tenga electricidad, que sea declarada Bien de Interés Cultural y, ahora, que esté a un paso de acceder al agua corriente. Los distintos litigios han pasado por juzgados de primera instancia, por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (puesto que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tiene su sede en Sevilla) y por la sala tercera del Tribunal Supremo, que falló en favor de los Ferreiro en 2013. Años y años de batalla legal en los que Gila de la Puerta no ha querido cobrar un solo euro.

El litigio por la servidumbre de agua ha llegado hasta el Tribunal Supremo, que dio la razón a la familia Ferreiro en 2013

"Lo que me enganchó, más allá de la injusticia del caso que clama al cielo, fue conocer a Felipe. Es una persona con un atractivo especial, siempre peleando por lo suyo y con un carácter único. Quise ayudarle en su guerra justa para que no quedase en el olvido ni tuviera que abandonar la casa en la que se han criado cinco generaciones de su familia", explica el abogado.

placeholder Felipe Ferreiro y su hija Carmen pasan los días junto al fuego en la venta. (D.B.)
Felipe Ferreiro y su hija Carmen pasan los días junto al fuego en la venta. (D.B.)

Gracias a la presión popular, en los últimos años tanto la Junta de Castilla-La Mancha como la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) han atendido las demandas de los Ferreiro. Hasta el extremo de que hoy por fin parece que el agua corriente regresará a la venta que inspiró a Cervantes. Tras un periplo judicial en el que los abogados del Poderoso elevaron el caso hasta el Tribunal Supremo (que terminó dando la razón a los Ferreiro), la CHG impuso la servidumbre de acueducto en julio de 2017. A inicios de este mes de febrero, la Junta declaró la obra de interés regional para evitar más bloqueos y presupuestó a ese efecto 14.000 euros.

La llegada del agua a la venta parece inminente, pero el dueño de La Cotofía ha interpuesto un nuevo recurso que podría paralizar la obra

La llegada del agua puede ser cuestión de semanas, aunque Juan Luis Vicente, a través de su abogado, Antonio Obejo Escudero, ha interpuesto un recurso en las últimas horas para evitarlo alegando que el derecho a la concesión de servidumbre está caducado. Obejo confirma a este diario que el recurso está en manos del TSJ de Andalucía y que ni mucho menos la guerra está perdida. "Mi cliente no niega el acceso al agua, sino ese trazado concreto", subraya. El abogado también afirma que la venta es propiedad de Patrimonios y Negocios SA en base a esa escritura de compraventa y a una supuesta inscripción doble en el Registro de la Propiedad, dato en el que no profundiza. "Llegado el caso, los tribunales tendrán que decidir qué documentos prevalecen", adelanta.

placeholder Felipe y su hija Carmen llevan dos décadas sobreviviendo con garrafas y cisternas de agua. (D.B.)
Felipe y su hija Carmen llevan dos décadas sobreviviendo con garrafas y cisternas de agua. (D.B.)

Fin de la pesadilla

Pese al recurso, Felipe comenta las novedades con júbilo. Reconoce que ha pasado años obsesionado con el Poderoso y las penurias vividas en esta venta cuyo pueblo más cercano, Brazatortas, se encuentra a 22 kilómetros de distancia. Años pensando que era imposible, que nunca lo iba a lograr, que algún día su hijo no podría seguir llevándole bidones de agua para sobrevivir como lleva décadas haciendo, enormes recipientes que transporta en un todoterreno. También multitud de personas les acercan desde hace años agua y víveres y saludan a Felipe y Carmen cuando pasan por el Camino Real, en una especie ya de tradición.

Felipe cuenta ahora relajado decenas de anécdotas de la venta y de las haciendas cercanas en sus años de juventud, mientras su hija sonríe y le apunta la siguiente historia para que se la narre al visitante. También recita, cómo no, el pasaje de 'Rinconete y Cortadillo' que transcurre en los terrenos cercanos a la venta y la cita indirecta en 'El Quijote'. "Claro que haremos una fiesta cuando llegue el agua", exclama. Luego deja escapar un suspiro y mira al infinito. Lleva 27 años esperando ese momento.

placeholder Dormitorio principal de la venta, con su estructura y elementos originales. (D.B.)
Dormitorio principal de la venta, con su estructura y elementos originales. (D.B.)
placeholder Felipe Ferreiro pasa las mañanas soleadas en la puerta de su venta, junto al Camino Real. (D.B.)
Felipe Ferreiro pasa las mañanas soleadas en la puerta de su venta, junto al Camino Real. (D.B.)

En realidad, la intransigencia de la familia Vicente ha terminado beneficiando a los Ferreiro y al futuro de la venta que inspiró a Cervantes. "Los quiso echar pero ha conseguido todo lo contrario. Tanta injusticia puso en pie de guerra a toda la provincia. Sin este abuso nunca habríamos creado la asociación ni habríamos conseguido que hoy tanto la Venta de la Inés como la Fuente del Alcornoque y la cueva de pinturas rupestres de la Venta [tres lugares citados por Cervantes en sus obras] estén protegidos como Bien de Interés Cultural", resume Martín. La familia Vicente sigue celebrando cacerías en sus 1.000 hectáreas de dehesa, a las que se añaden otras 1.000 inscritas bajo otras sociedades. Un latifundio ubicado junto a la célebre finca La Garganta, el coto de caza más grande España, propiedad del duque de Westminster y lugar de esparcimiento de la aristocracia británica durante décadas.

placeholder Residencia principal de La Cotofía, con la Venta de la Inés al fondo. (D.B.)
Residencia principal de La Cotofía, con la Venta de la Inés al fondo. (D.B.)

Todos los implicados coinciden en señalar la extraña opacidad en la que se mueven los propietarios de La Cotofía. El abogado Gila de la Puerta reconoce que no ha podido hablar con la familia en 15 años, solo con abogados que han ido cambiando con el tiempo. La residencia principal del latifundio, un caserón rodeado por un muro blanco, aparece desierta entre semana. Felipe asegura que solo los encargados de la finca se dejan ver fugazmente. Un Mercedes antiguo se cobija solitario bajo un porche. En la casa, presuntamente, se encuentra Gervasio Vicente, el Poderoso. 200 metros separan a Gervasio y Felipe y sin embargo llevan 20 años sin mirarse a la cara. La historia de los excesos del terrateniente rico contra el labriego pobre, tan manida en nuestra literatura, todavía colea en la España del siglo XXI.

Noticias de Castilla-La Mancha Venta Miguel de Cervantes
El redactor recomienda