"una relación triangular"

Los pelotazos de Gorka Villar a cuenta de la selección española de fútbol

La empresa del hijo del presidente federativo se embolsó más de medio millón de euros tan solo entre 2011 y 2012

Foto: Gorka Villar, tras salir del registro de su despacho. (EFE)
Gorka Villar, tras salir del registro de su despacho. (EFE)

Gorka Villar, el hijo del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, actuaba como un directivo más dentro del organismo deportivo a pesar de no formar parte del mismo ni tener cargo alguno en su estructura. Manejaba los hilos dentro de la entidad y al mismo tiempo se lucraba de la actividad de esta gracias a la firma de contratos de asesoramiento con las federaciones de fútbol de otros países a través de las mercantiles que manejaba. En concreto, la Fiscalía Anticorrupción ha podido confirmar que, coincidiendo en el tiempo con partidos amistosos de la selección española, la sociedad Sport Advisers, controlada por Gorka, suscribía acuerdos que le reportaban beneficios.

Solo durante los años 2011 y 2012, según han acreditado los investigadores la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil coordinados por el ministerio público, la empresa del hijo de Villar ha ingresado 571.620 euros gracias a los contratos firmados con federaciones extranjeras poco después de que la selección española disputara un encuentro con los combinados de esos países. De entre los distintos acuerdos, el firmado con la Asociación de Fútbol Argentino fue el más beneficioso para Gorka, cuya mercantil Sport Advisers recibió 120.000 euros en 2011 y 100.000 euros al año siguiente. "Los pagos que se han visto a la sociedad por parte de la Asociación de Fútbol Argentino son los de mayor cuantía", resalta el titular del Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que instruye las diligencias del denominado caso Soule y que ordenó el pasado jueves el ingreso en prisión sin fianza de Villar, de su hijo y del vicepresidente económico de la RFEF, Juan Padrón.

La Federación Mexicana de Fútbol, la Federación de Fútbol de Chile, la Confederación de Fútbol de Oceanía, la Federación Colombiana, la Venezolana o la Coreana son otras de las que acordaron partidos amistosos con la selección española poco antes de firmar acuerdos de asesoramiento con la mercantil de Gorka Villar, cuyo rol, según la Audiencia Nacional, "no es pasivo ni tampoco neutral". Tras analizar ocho casos en los que el hijo del presidente de la RFEF y el propio dirigente federativo actuaban de forma coordinada y con el mismo 'modus operandi', el instructor de las diligencias "observa una especie de relación triangular" entre la Federación Española, el organismo extranjero de que se trate y el propio Gorka, "cuya sociedad acaba percibiendo cobros" de las federaciones contra las que juega la selección nacional.

"En varios casos, como son los partidos contra las selecciones de Corea, Venezuela y Colombia, se aprecia –porque así aparece en correos electrónicos o llamadas telefónicas– la intervención inmediata e interés de Gorka Villar respecto a la organización de los partidos en cuestión", subraya el juez Pedraz en el auto que ordenó la prisión para el presidente federativo, su hijo y Padrón. "En otros –continúa el escrito judicial–, estas circunstancias de la participación del citado investigado no han sido tan visibles, pero en todos y cada uno de ellos se ha detectado una inmediación temporal entre el partido de la Selección Española y la contratación de los servicios de Gorka por parte de la federación extranjera".

Ángel María Villar, tras ser detenido por la Guardia Civil el pasado martes. (EFE)
Ángel María Villar, tras ser detenido por la Guardia Civil el pasado martes. (EFE)

Anticorrupción considera acreditada esta relación entre la celebración de los amistosos y la firma de contratos entre Gorka y las federaciones rivales siempre entre 2011 y 2012. Pero no más allá de estos años. Tan solo en el caso de la Federación Colombiana de Fútbol aventura la Audiencia Nacional con base en los informes del ministerio público que este 'modus operandi' se ha podido alargar hasta la actualidad. "Existe la sospecha de que los hechos de 2011 no son casuales, puesto que se han obtenido diferentes indicios de que, tras el encuentro con la selección española de junio de 2017. se está disponiendo una nueva contratación entre Gorka y la citada federación", apunta Pedraz en el mencionado auto.

El magistrado basa sus conjeturas en las llamadas telefónicas interceptadas por la Guardia Civil entre abril y junio del presente año. En estas conversaciones, por ejemplo, Villar da permiso a la directora de la selección española, María José Claramunt, para que la RFEF asuma los gastos de hotel y transporte en AVE de la delegación colombiana; Gorka le pide a su padre "hablar con el colombiano" y tratar "bien" a la delegación. "No se entiende lógico el interés de Gorka en asegurarse el buen trato de la RFEF a la federación colombiana –ya que él no debería mediar en las relaciones entre ambas partes– si no es porque pretende rentabilizar el gesto en su provecho" en forma de contrato, valora la Audiencia Nacional.

Según Pedraz, el hijo de Villar controlaba cada vez más la RFEF aunque no ostentaba puesto alguno en el organismo. "Sirviéndose de la socidad Sport Advisers, de asesoramiento jurídico deportivo, Gorka ha resultado el mayor beneficiado a través de su padre y de otro personal afecto en la dirección y administración de la RFEF", asegura el auto judicial, que habla del creciente poder que ha ido adquiriendo el vástago del presidente. "Son múltiples las conversaciones telefónicas que han venido demostrando el cada vez mayor control de Gorka en la Federación Española, pese a no tener ningún cargo ni vinculación laboral; dispone de medios humanos y materiales de la federación, toma parte en las relaciones internacionales de la entidad, participa en seminarios de la RFEF y en la organización de partidos amistosos de la selección española", relata el alto tribunal.

Además de Villar y su hijo, el Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional mantiene a otras 38 personas imputadas en el caso Soleu, que investiga la red clientelar creada por el presidente de la RFEF para mantenerse en el cargo y el desvío de fondos del organismo a directivos afines. Todos ellos pasarán a declarar ante el magistrado a partir del próximo lunes en el marco de unas diligencias que comenzaron hace un año tras la denuncia interpuesta por el Consejo Superior de Deportes ante la Fiscalía Anticorrupción. Por el momento, ya declararon el pasado jueves Villar, su hijo, Padrón y el secretario general de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Ramón Hernández Baussou. Para los tres primeros el juez dictó prisión incondicional. A Hernández Baussou, sin embargo, le impuso una fianza de 100.000 euros para eludir la prisión que el directivo ya ha abonado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios