Un 'poli' corrupto a sueldo de los Ángeles del Infierno destapó las orgías del PP balear
  1. España
vínculo entre las dos causas

Un 'poli' corrupto a sueldo de los Ángeles del Infierno destapó las orgías del PP balear

La causa abierta en la Audiencia Nacional sobre el grupo motero llevó hasta la trama corrupta del expresidente de la Junta Territorial del PP de Palma José María Rodríguez

Foto: Miembros de los Ángeles del Infierno. (EFE)
Miembros de los Ángeles del Infierno. (EFE)

La investigación de la Audiencia Nacional sobre la banda alemana de moteros Hells Angels y la trama en que se vieron envueltos cargos del PP balear que destapó orgías con prostitutas y drogas —en las que presuntamente participaba el expresidente de los populares de Palma José María Rodríguez— estaban unidas por un nexo común. Un policía imputado por dar chivatazos a los Ángeles del Infierno resultó clave para detectar la red con centro en Palma de Mallorca, conocida como caso Cursach, y en el que se unen agentes corruptos y políticos de la zona, según han informado a El Confidencial fuentes jurídicas.

La unión entre ambas causas quedó destapada en los inicios de la investigación al grupo de moteros. El entonces titular del Juzgado Central de Instrucción 6, Eloy Velasco, y los fiscales anticorrupción encargados del caso se desplazaron hasta Palma de Mallorca para tomar declaración a varios detenidos, entre ellos un policía local. El miembro de las Fuerzas de Seguridad se encontraba ingresado en el hospital Son Espases, pero su testimonio resultaba determinante para la causa.

Según ha podido saber este diario, la banda de los Hells Angels Motors Club (HAMC), implantada en la isla de Mallorca a partir de 2009 y dirigida por el presunto líder de Los Ángeles del Infierno en Hannover, considerado uno de los principales cabecillas de los Hells Angels en Europa, el alemán Frank Hanebuth, empleaba los servicios de este agente y uno de sus compañeros, además de un miembro de la Guardia Civil, para que les dieran 'avisos' destinados a facilitar sus actividades a cambio de recompensas.

El juez coloca a Rodríguez al frente de todo un "organigrama corrupto" ideado en la policía para servir a sus intereses y a los de empresarios

No era la única actividad ilegal con la que estaba vinculado el agente, que fue enviado a prisión tras el interrogatorio. Sus conversaciones telefónicas y las de otros imputados llevaron hasta el rastro de José María Rodríguez y la Audiencia Nacional se inhibió a favor del juez de Instrucción número 12 de Palma, Manuel Penalva, en esta parte de la investigación, en la que se implica a Bartolomé Cursach, considerado el rey de la noche mallorquí.

Ese fue el origen de la instrucción en la que el magistrado balear coloca al cargo popular al frente de todo un "organigrama corrupto" ideado en la Policía local para servir a sus intereses propios y los de determinados empresarios. "Pretendía indiciariamente rodearse de un grupo de agentes a quienes se les facilitaría la colocación y ascenso en el escalafón policial", aseguraba en un auto.

'Barra libre' en prostíbulos

Esta segunda trama disfrutaba, además, de 'barra libre' en locales de ocio y prostitución a cambio de favorecer a un determinado grupo empresarial. Decidían así qué establecimientos tenían patente de corso y a cuáles inspeccionar hasta agotarlos y conseguir su cierre. Testigos protegidos apuntan a que el expresidente del PP, apartado por la formación en 2016, participaba en estas orgías.

Una de las principales fuentes de financiación era el uso de chicas con apariencia de turistas que traían a España y a las que obligaban a hacer la calle

La causa de los Ángeles del Infierno tiene también fuertes lazos con la prostitución. Velasco propuso antes de incorporarse a su nuevo destino llevar a juicio a 55 presuntos miembros y colaboradores de la banda alemana por delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión, prostitución coactiva, trata de personas, estafa, detención ilegal o blanqueo de capitales, entre otros.

Una de las principales actividades delictivas y fuente de financiación de la trama era precisamente el uso de chicas con apariencia de turistas que traían a España y a las que después obligaban a hacer la calle. Además, se dedicaban a la introducción de cocaína en Mallorca mediante la utilización de mujeres de origen sudamericano que utilizaban a modo de "correo".

Audiencia Nacional Baleares
El redactor recomienda