juicio por el caso nóos

La Audiencia mantiene la libertad provisional para Iñaki Urdangarin

La Audiencia de Palma condenó el viernes pasado a Urdangarin a 6 años y 3 meses de cárcel por delitos de prevaricación continuada

Foto: El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, llega a la Audiencia de Palma este jueves. (Efe)
El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, llega a la Audiencia de Palma este jueves. (Efe)

La Audiencia de Palma ha acordado mantener en libertad provisional a Iñaki Urdangarin, con obligación de comparecer el día 1 de cada mes ante la autoridad judicial en su país de residencia, Suiza, tras su condena a 6 años y 3 meses de cárcel por varios delitos de corrupción y fraude fiscal en el caso Nóos.

"¡Sinvergüenza!". "¡Chorizo!". Así ha sido el recibimiento que Iñaki Urdangarin ha tenido a su llegada a la Audiencia de Palma, donde estaba citado para una vista de medidas cautelares tras la sentencia dictada el viernes pasado en la que fue condenado a 6 años y 3 meses de prisión por el caso Nóos. Su exsocio Diego Torres, ha sido más madrugador y ha llegado alrededor de las 9:20 horas acompañado de su abogado Manuel González Peeters. Ante la sede de la Audiencia de Palma se encuentra un nutrido dispositivo de seguridad de la Policía Nacional y los medios de comunicación esperan allí para conocer la decisión de las juezas.

La Audiencia de Palma condenó el viernes pasado a Urdangarin a 6 años y 3 meses de cárcel por delitos de prevaricación continuada en concurso medial con falsedad y malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y dos delitos contra Hacienda. Diego Torres fue condenado a 8 años y 6 meses por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con falsedad y malversación; fraude a la Administración, tráfico de influencias, delito contra Hacienda y blanqueo.

El tribunal considera que la contratación del Instituto Nóos que lideraban Urdangarin y Torres para organizar los dos Illes Balears Fórum de 2005 y 2006 y una oficina del proyecto del patrocinio del equipo ciclista Illes Balears, por lo que cobraron unos 2,6 millones de euros, fue una "decisión caprichosa" del entonces presidente balear, Jaume Matas (condenado a 3 años y 8 meses de cárcel), que posteriormente trató de "revestirse de un ropaje de legalidad".

Según la sentencia, esos contratos fueron "decisiones arbitrarias, orillando la legalidad puesto que conculcaron los principios de publicidad, concurrencia y objetividad".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios