audiencia nacional

La Fiscalía archiva el informe del 11M elaborado por la brigada especial de Pino

El ministerio público asegura que no aporta ningún dato nuevo que justifique la reapertura del caso o el inicio de diligencias de investigación diferentes a las ya practicadas

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha decidido archivar el informe relativo a los atentados del 11M elaborado por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) de la Policía Nacional. Según el ministerio público, el documento en cuestión "no contiene ningún dato, indicio o elemento incriminatorio nuevo o distinto de los ya incorporados en su día al procedimiento judicial que justifique una reapertura de la misma a los efectos de iniciar nuevas líneas de investigación o esclarecer nuevas responsabilidades en la planificación y ejecución de los atentados".

El informe había sido remitido a la Fiscalía por orden del actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que desmanteló hace dos semanas el mencionado grupo de repaso de asuntos ya investigados, rodeado de polémica por ser considerado una herramienta política dirigida por el propio exdirector adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino, al servicio directo de Jorge Fernández Díaz, antecesor de Zoido. El exnúmero 2 de la Policía había ordenado elaborar el citado informe del 11M además de otros sobre el caso Faisán o Marta del Castillo.

Según señala ahora el departamento dirigido por Javier Zaragoza, la Fiscalía de la Audiencia Nacional "estima que no es útil ni pertinente la práctica de nuevas diligencias" de investigación basadas en el informe del 11M elaborado por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos, motivo por el que ha decretado el archivo al considerar "innecesaria" la remisión del documento a los juzgados centrales del alto tribunal.

"La resolución de archivo será notificada, con entrega de copia íntegra del informe, a todas las asociaciones de víctimas personadas en el procedimiento judicial seguido por tales atentados", ordena Zaragoza en la misma nota que da carpetazo al asunto, firmada por el fiscal jefe hoy mismo.

El informe sobre los atentados fue localizado la semana pasada después de que el ministro del Interior confesara públicamente que no sabía dónde estaba. Tras las declaraciones de Zoido, la BARC decidió entregárselo al nuevo director adjunto operativo, Florentino Villabona. En un primer análisis realizado por Villabona antes de remitir el documento a la Fiscalía, éste ya estableció que el informe no abría "ninguna línea de investigación" nueva, a pesar de lo cual el departamento de Zoido decidió remitirlo al ministerio público con el fin de salir de toda duda, como ahora ha ocurrido.

El polémico documento fue dado a conocer por el propio Pino en una entrevista concedida al diario El Mundo. "Encargué un informe que aclara las nebulosas del 11M", señalaba el anterior director adjunto del cuerpo en una conversación en la que también revelaba la existencia de los otros dos análisis mencionados sobre el caso Faisán y la desaparición de Marta del Castillo.

El informe del 11M y la Brigada de Análisis y Revisión de Casos no son las únicas polémicas en las que está inmerso el exdirector adjunto de la Policía. Pino declaró el pasado 16 de febrero ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata en el marco de la pieza separada del caso Pujol que investiga el origen de una documentación llegada al Juzgado Central número 5, que dirige la causa, que abría nuevas líneas de investigación que señalaban a más políticos y empresarios. La documentación fue entregada inicialmente en forma de informe de inteligencia y tanto el magistrado como la fiscal Anticorrupción Belén Suárez quisieron averiguar de dónde había partido al resultar poco claro su procedencia.

Días después el jefe de la Sección de Blanqueo de la UDEF entregó en el Juzgado 5 un pendrive que contiene gran parte de la información que recopilaba la documentación inicial y que el funcionario aseguró haber encontrado ordenando los cajones y los armarios de su despacho. En su declaración la semana pasada, Pino admitió que el exjefe de Asuntos Internos y exresponsable de la Brigada de Revisión de Casos, Marcelino Martín Blas, le había entregado un pendrive que presumiblemente habría servido para elaborar la documentación inicialmente entregada a De la Mata. Sin embargo, matizó que estaba encriptado y que no pudo abrirlo, por lo que se lo devolvió a Martín Blas.

Este último, por su parte, negó al día siguiente de la declaración de Pino haber tenido en su poder pendrive alguno relativo al caso Pujol. Rechazó haberlo obtenido de Método 3, como explicaron los responsables de la UDEF cuando fueron interrogados por Suárez y De la Mata, y contradijo la versión del exdirector adjunto de la Policía al señalar que él nunca le entregó el dispostivo porque no conocía de su existencia. Dos exdetectivas de la agencia Método 3 declararán el próximo jueves en el marco de esta pieza para tratar de aclarar el origen de la información.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios