TRAS LA IMPUTACIÓN DE MAFO Y JULIO SEGURA

El PSOE se suma a la 'comisión Bankia' pero no tiene decidido si Salgado debe explicarse

Los socialistas repescan su iniciativa de 2012, paralizada por la mayoría absoluta del PP, para que se investigue la nacionalización de la entidad. No tienen fijada su estrategia sobre los comparecientes

Foto: La exvicepresidenta y exministra de Economía Elena Salgado, el pasado 14 de septiembre en un desayuno informativo en Madrid. (EFE)
La exvicepresidenta y exministra de Economía Elena Salgado, el pasado 14 de septiembre en un desayuno informativo en Madrid. (EFE)

El Congreso estudiará la salida a bolsa de Bankia. Eso ya está claro. Otra cosa es cuándo se pondrá manos a la obra y qué comparecientes desfilarán en la comisión de investigación. Pero haberla, la habrá. Una mayoría de la Cámara apoya ese análisis de lo que ocurrió con aquella ruinosa operación que derivó en un multimillonario rescate público de la entidad, espoleado por los grupos de la oposición y admitido por el PP. Ciudadanos y Podemos son los dos partidos que más tienen que ganar, porque no tienen ninguna responsabilidad en la gestión de las cajas de ahorros. Pero PSOE y PP se juegan más. Los socialistas reaccionaron con celeridad después de que la Audiencia Nacional ordenara investigar al exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura. Pero aún no tiene montada su estrategia sobre qué dirigentes y cargos deben pasar por la Cámara Baja. Cómo debe responder a las probables peticiones de otros grupos para que acudan a explicarse la exministra de Economía y Hacienda Elena Salgado o el mismo expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que se antojan dos momentos incómodos para el PSOE. La dirección actual no tiene una hoja de ruta fijada.

Pocos minutos antes de la reunión del Grupo Socialista de este martes, la presidenta de la comisión de Justicia, la independiente Margarita Robles —una diputada fiel a Pedro Sánchez—, advirtió al portavoz, Antonio Hernando, de que iba a a preguntar sobre la conveniencia de pedir la creación de una comisión de investigación sobre Bankia. El dirigente le adelantó que ya había una decisión tomada: la solicitud estaba en marcha y el papel, redactado. Durante el encuentro con los parlamentarios, el expresidente manchego José María Barreda también aludió a la misma cuestión. Hernando explicó que el partido tomaba la delantera y que registraría este mismo martes el escrito con la petición. No hubo voces en contra. En el grupo, según indicaron varios diputados, respiraba aliviado porque incluso los críticos reconocían que se había respondido "con prontitud". El portavoz le había estado dando vueltas a la iniciativa la víspera, pero acabó de tomar la decisión conjuntamente con la gestora que pilota el presidente asturiano, Javier Fernández.

Hernando contó después a los medios que su partido había registrado una solicitud de creación de una comisión de investigación sobre "el proceso de nacionalización y saneamiento del grupo financiero BFA-Bankia" (aquí en PDF), para que "todo se aclare tanto en los tribunales como en el Congreso". La iniciativa es semejante a la que los socialistas presentaron en mayo de 2012 (aquí en PDF), a los pocos días de la caída de Rodrigo Rato (y con presión interna de por medio), pero fue paralizada gracias a la mayoría absoluta de la que disponía el PP en aquel momento. El texto del PSOE se sumaba a las peticiones de comisión de investigación ya presentadas por ERC y Compromís sobre el papel de los ex altos cargos del Banco de España y de la CNMV en la salida a bolsa de Bankia, y una registrada a principios de enero por Unidos Podemos sobre el rescate de las cajas. Ciudadanos había presentado su propia propuesta, pero no había sido admitida a trámite por un defecto de forma. Hernando alegó que el PSOE lanzaba un texto con su puño y letra por la "alarma social" y la "repercusión en los medios" que generó, el lunes, la decisión de la Audiencia Nacional de investigar a las antiguas cúpulas del supervisor y de la CNMV, y que acarreó la dimisión automática de los altos cargos imputados.

El PSOE registró este martes la iniciativa, pero ya había una parecida calificada de Unidos Podemos, y otra presentada de ERC y Compromís

"Somos los primeros interesados, con el resto de grupos, en que todo se aclare, tanto en los tribunales como en el Congreso", adujo Hernando, que añadió que comparecerá en la comisión "todo el que tenga algo que decir y aclarar y arrojar luz", entre ellos Fernández Ordóñez.

El PSOE se suma a la 'comisión Bankia' pero no tiene decidido si Salgado debe explicarse

La semana próxima, el perfil del órgano

La semana que viene el Congreso decidirá qué comisión de investigación es la que finalmente se monta y cuál es el perímetro de estudio: o el más amplio que busca Unidos Podemos o si se ciñe a la salida a bolsa de Bankia, como prefieren ERC y Compromís, o si se analiza toda la deriva y quiebra de la entidad, la opción del PSOE. La Junta de Portavoces decidió por acuerdo que el pleno de dentro de una semana debata las distintas propuestas y perfile los contornos de esa comisión. Es segura la aprobación porque el PP ya ha dicho, además, que no se opondrá a la apertura de las investigaciones, según confirmó su portavoz, Rafa Hernando. El diputado popular admitió que es "bueno que se cree una comisión que investigue el funcionamiento del sistema financiero de aquella época", porque "todo el mundo sabe que entonces los organismos reguladores no hicieron su papel e hicieron mal las cosas". El dirigente del PP se refería, obviamente, al papel de Fernández Ordóñez, elegido gobernador del Banco de España por el Gobierno de Zapatero, que aún continuaba en el poder cuando en 2011 Bankia salió a bolsa y ocupaba el Ministerio de Economía y Hacienda la vicepresidenta Elena Salgado.

El PP no se opone a que se investigue el sistema financiero "de aquella época", con lo que apunta así al Gobierno de Zapatero y la gestión de MAFO

El escrito de los socialistas propone que la comisión de investigación analice la gestión de cada una de las entidades que se integraron en el grupo BFA-Bankia (en especial Caja Madrid y Bancaja), cómo se produjo la integración, las decisiones estratégicas adoptadas y los motivos que llevaron su salida a bolsa, las discrepancias puestas de manifiesto en la valoración patrimonial de Bankia y sus resultados contables y las actuaciones de supervisión llevadas a cabo por el Banco de España y los organismos reguladores. También quiere que se conozca el proceso de nacionalización, las necesidades de recapitalización que originaron el rescate y el estudio de las medidas que deban adoptarse para garantizar la "máxima transparencia" en la gestión de la entidad.

El PSOE se suma a la 'comisión Bankia' pero no tiene decidido si Salgado debe explicarse

El PSOE se defiende y subraya que no se ha subido al carro a última hora, como le acusó Alberto Garzón, portavoz adjunto de Economía de Unidos Podemos y coordinador de IU, que advirtió en los demás grupos un "ánimo de competición por ponerse las medallas más que un deseo de conocer la verdad". Garzón, de hecho, recordaba que su propuesta, ya calificada por la Mesa, es lo "suficientemente amplia como para cubrir al resto". Los socialistas responden que ellos ya presentaron la suya en 2012, cuando estalló el escándalo, pero que no se pudo tramitar por el rodillo del PP.

Quizá haya nueva dirección

Que la semana próxima el pleno apruebe la creación de la comisión de investigación no quiere decir que vaya a funcionar de forma inmediata. De hecho, el pasado 27 de septiembre la Cámara respaldó, por 206 votos a favor (y 136 en contra, los del PP) abrir una sobre la supuesta utilización de medios por parte del exministro Jorge Fernández Díaz para perseguir a políticos independentistas, y aún no está en marcha. En enero, los grupos acordaron esperar a que el extitular de Interior se recuperara de una intervención quirúrgica por cáncer de hígado para activar la comisión. Este martes, constatada la mejoría de Fernández Díaz, el PSOE se sumó a la petición de que el órgano se constituya cuanto antes. Así que el jueves los grupos se reunirán para decidir el número de miembros de la Mesa de la comisión que dirigirá los trabajos para que así la presidenta del Congreso, Ana Pastor, pueda convocar la sesión constitutiva. Los partidos han quedado también en facilitar el nombre de los integrantes del órgano. Una vez ya creado, se podrá elaborar el calendario de trabajo y el listado de comparecientes.

La dirección socialista recuerda que aún debe reactivarse la 'comisión Fernández Díaz' y que no hay tradición de dos investigaciones a la vez

Si finalmente se reactiva la 'comisión Fernández Díaz', la investigación sobre Bankia puede tener que esperar. Fuentes de la cúpula parlamentaria socialista recordaban a este diario que en la Cámara Baja "no se han solapado los trabajos de dos comisiones de investigación". No obstante, serán los grupos los que decidan si rompen esa tradición o la respetan y cuándo se ponen manos a la obra para analizar qué ocurrió con Bankia.

Antonio Hernando, este 14 de febrero en su escaño en el Congreso. (EFE)
Antonio Hernando, este 14 de febrero en su escaño en el Congreso. (EFE)


Por esto mismo, porque los plazos no están nada claros, el PSOE no tiene diseñada su estrategia. La dirección sí insiste en que sobre todo quiere que se indague la gestión del supervisor y de la CNMV, porque sobre ellos recayó la decisión de la salida a bolsa de Bankia, pero también es consciente de que otros grupos probablemente pedirán que desfile la exministra Salgado o incluso Zapatero. "Estamos en un estadio muy preliminar. No sabemos cuándo se constituirá la comisión, y solo entonces se conocerá el plan de trabajo. Hay que esperar", responde un alto cargo de la gestora a la pregunta de si se opondrán a esas comparecencias. En la dirección del grupo añaden que "cuando lleguen esas peticiones se estudiarán y se verá qué se argumenta, y en función de eso el PSOE se sumará a ellas o no". En todo caso, dada la fragmentación de la Cámara, el resto de los partidos pueden forzar con sus votos que acudan Salgado o Zapatero. Quizá para cuando toque decidir haya una nueva dirección: el 39º Congreso se celebrará el 17 y 18 de junio.

El PSOE insiste en que habrá que esperar a que lleguen las peticiones de comparecencia. Varios diputados no ven problema en que vaya Salgado

Varios diputados preguntados por El Confidencial sostenían este martes que "no hay problema alguno" en que la exministra Salgado acuda al Congreso, porque "no hay voluntad de ocultar nada", y de hecho "se viene reclamando esta comisión desde 2012". "Ella sabrá explicarse", agregan. Pero la posición no está en modo alguno fijada. Sobre la pertinencia de que vaya el expresidente hay más dudas, porque "entonces por la misma razón deberían explicarse José María Aznar, que fue quien nombró a Miguel Blesa como presidente de Caja Madrid, y Mariano Rajoy, que fulminó a Rato y pidió el rescate bancario a la UE".

"Partimos de la premisa de que esta comisión ha de ser útil, y no un espectáculo, que nos permita sacar analizar qué pasó y sacar conclusiones de cara al futuro, que podamos saber por qué se creó la burbuja y cómo impedir que vuelva a suceder. Pero habrá que contar con los actores del pasado, por supuesto que sí", argumenta uno de los parlamentarios socialistas encargados del área económica, que confirma la falta de estrategia. Tampoco se oyen críticas al proceder de la cúpula por los partidarios de Pedro Sánchez o Patxi López. Este además plantea abrir el debate de la creación de una banca pública que "apueste por un desarrollo sólido y justo".

Medio millar de personas participará en el foro económico del PSOE

Queda poco más de una semana para el primer hito del largo proceso congresual del PSOE: el 25 de febrero se reunirá el foro económico de la ponencia marco, dirigido por José Carlos Díez. Lo hará en el pabellón deportivo de la Fundación ONCE, en el madrileño paseo de La Habana, el mismo espacio donde el sábado pasado Susana Díaz lanzó su precampaña de las primarias

La gestora se reunió este martes en Ferraz para estudiar los preparativos de esta convención. Participarán, según la dirección provisional, más de 500 personas procedentes de todas las federaciones socialistas, entre quienes se incluirán los colaboradores que toman parte en los trabajos del área económica. El programa del foro del 25 de febrero incluirá varias mesas de trabajo, en sesiones de mañana y tarde.

El siguiente paso será el foro político del documento marco del 39º Congreso, que coordina Eduardo Madina. El diputado se verá con su grupo de expertos y dirigentes este jueves y viernes, pero su convención tendrá lugar el 25 de marzo, previsiblemente también en la capital. 

La comisión gestora fichó a un panel de cerca de 230 participantes, encargados de aportar ideas a la ponencia marco. Todas las conclusiones engrosarán el borrador del documento que aprobará el comité federal de primeros de abril. El texto es sometido a un proceso de discusión desde las agrupaciones, para ser enmendado por la militancia, hasta el mismo congreso. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios