el partido aprueba el nuevo ideario

Cataluña defiende ser socialdemócrata: el 'apellido' de Ciudadanos marca su asamblea

El partido de centro afronta hoy la actualización final de su ideario, que previsiblemente aprobará un viraje hacia el liberalismo y la ruptura con la socialdemocracia. Aun así, habrá debate

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (c), reelegido por tercera vez en las primarias que el partido ha celebrado esta semana, es recibido con aplausos. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (c), reelegido por tercera vez en las primarias que el partido ha celebrado esta semana, es recibido con aplausos. (EFE)

Llegó el momento. Ciudadanos arranca hoy su esperada asamblea general, la primera tras la expansión del partido por toda España y habiendo superado seis procesos electorales desde que comenzaran las europeas de 2014 hasta las generales definitivas del pasado junio. A lo largo de este sábado los casi 600 compromisarios debatirán un total de 75 enmiendas en torno a las tres ponencias confeccionadas —ideario, estatutos y estrategia—. La más relevante será la primera, fuera de toda duda, ya que actualizará el credo ideológico naranja. Será el portavoz del Grupo parlamentario en el Congreso, Juan Carlos Girauta, quien defienda el documento elaborado por la dirección que propone suprimir el término "socialdemocracia" para apostar por un espacio de "liberalismo y progresismo". Según fuentes del partido, Albert Rivera apoyará presencialmente a Girauta en esa ponencia.

Promete ser un debate complicado, "apasionante" en palabras Girauta en una entrevista con El Confidencial hace apenas unos días, teniendo en cuenta que un importante sector de la formación de Cataluña insiste en mantener a Ciudadanos en el ámbito de la socialdemocracia, tal y como rezaba el texto de sus fundadores elaborado por Francesc de Carreras en 2008. Ya en el consejo general —máximo órgano entre congresos— del pasado 17 de diciembre quedaron claras las discrepancias en torno a esta cuestión cuando el diputado autonómico catalán Sergio Sanz defendió una enmienda a la totalidad al borrador de ese nuevo ideario que obtuvo 20 votos a favor y 23 en contra. Solo tres votos de diferencia y cambios en el texto original consiguieron que en la votación final saliera adelante por amplia mayoría el documento oficialista que hoy se debate en la asamblea general y que escora al partido hacia el liberalismo.

Lo que realmente está encima de la mesa en el cónclave de este fin de semana es si perdurará la convivencia entre los dos sectores del partido —el liberal y 'a priori' mayoritario y el socialdemócrata— cuando Ciudadanos confirme este giro ideológico. Una cuestión crucial teniendo en cuenta que es Cataluña —la cuna del partido— la que profesará las diferencias más evidentes con la dirección del partido. La discusión política está asegurada teniendo en cuenta que los compromisarios pertenecientes a la candidatura de Mejor Unidos —y encabezada por el exportavoz en el Parlament, Jordi Cañas— tienen un compromisario más, 27 en total, frente a los 26 de la candidatura de Albert Rivera.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), reelegido en primarias, junto al resto de su equipo. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), reelegido en primarias, junto al resto de su equipo. (EFE)

Aunque en el conjunto de España los delegados oficialistas sí constituyen una mayoría aplastante —352 de los 479 que se votaron telemáticamente, a los que hay que sumar los miembros del consejo general (en torno a 60) y el comité ejecutivo liderado por Rivera (37)—, el debate entre los representantes catalanes será inevitable y lo importante no será tanto el resultado final —que salvo sorpresas dará luz verde a los documentos de la dirección naranja— sino el entendimiento que exista (o no) entre aquellos dirigentes que creen fundamental mantener el ideario original con el que Ciudadanos inició su andadura en el Parlament catalán. Aunque una solución para evitar un mal desenlace podría ser la creación de un preámbulo que recoja las exigencias de Cataluña, al menos de momento no hay un acuerdo en este sentido.

La ejecutiva tiene, en todo caso, una visión contraria a la de Cañas y su equipo. El actual lema "renovarse o morir" disipa cualquier duda al respecto. Juan Carlos Girauta fue todavía más claro en una charla con este diario esta misma semana, en la que afirmó "no tener sentido" que "en un documento de 2017 elaborado con una mirada hacia adelante siga apareciendo una definición ideológica de hace años". Y aseveró: "Al chico universitario que quiere saber qué es Ciudadanos no le importa que en 2005 hubiera un grupo de gente que estaba descontenta con Pascual Maragall. Eso es historia".

Rafael Hernando (d) conversa con los diputados de C's Girauta (c) y Villegas (i). (EFE)
Rafael Hernando (d) conversa con los diputados de C's Girauta (c) y Villegas (i). (EFE)

Fuentes de la dirección insisten en que en realidad "no se trata" de un giro ideológico sino "de poner las cosas en su sitio" tras años de elecciones, crecimiento interno y después de irrumpir en ayuntamientos y parlamentos autonómicos. También la entrada en el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) supuso la última punta de lanza en este sentido, y después de que el responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano, obtuviera una de las vicepresidencias de los liberales europeos —en los que el partido naranja tiene, por cierto, un total de 46 delegados—. En palabras de Girauta: "Si estuviéramos el espacio de la socialdemocracia, competiríamos exclusivamente con el Partido Socialista, que tiene esa etiqueta como primera opción, y no es el caso. Nosotros estamos donde estamos".

Cambio de estatutos y estrategia política

Las otras dos ponencias, la de estatutos y la de estrategia, serán defendidas por Fran Hervías y José María Espejo, y José Manuel Villegas y Fernando de Páramo respectivamente. Sobre la primera, las enmiendas debatirán las principales polémicas que la reforma ha generado ante un evidente refuerzo del líder. Una de las grandes novedades mira directamente a la elección por primarias de la que tanto presume la formación de centro y que, sin embargo, se verá reducido en gran parte. Si hasta el momento los afiliados escogían a través de esta elección a los cinco primeros puestos de las listas electorales, el nuevo borrador —aún sujeto a cambios— prevé la elección por primarias de los candidatos a presidente del Gobierno de la nación y de los autonómicos, así como los candidatos a las alcaldías de capitales de provincia y de las grandes ciudades. Es decir, las primarias pasarán de elegir a cinco candidatos a los números uno.

La nueva portavoz de C's, Inés Arrimadas,  tras la reunión del comité ejecutivo. (EFE)
La nueva portavoz de C's, Inés Arrimadas, tras la reunión del comité ejecutivo. (EFE)

Los nuevos mecanismos de expulsión de afiliados también prevén una mayor dureza y con toda seguridad, será debatida en clave interna. Según el texto preliminar, "la creación o participación en corrientes de opinión que sean contrarias a los intereses del partido en su conjunto" será considerada como falta grave y motivo suficiente para proceder a la expulsión, con el fin de combatir los "submarinos" existentes en la formación que solo pretenden generar inestabilidad.

Con respecto a la estrategia, el protagonismo del debate se lo llevará la posible entrada en gobiernos autonómicos y locales antes de 2019, fecha fijada por la dirección cuando pase el nuevo ciclo electoral. Algunas de las enmiendas aprobadas que se abordarán en la asamblea esta tarde exigen la entrada del partido en algunos gobiernos cuanto antes para mostrar su capacidad de gestión antes de que los ciudadanos acudan a votar de nuevo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios