policías de beijing apoyan la operación

Cae una red de 300 chinos y 'call center' ilegales por estafa financiera e inmobiliaria

Gestionaban los centros en una veintena de chalés situados en los alrededores de la capital de España, Barcelona y Alicante desde donde atemorizaban a sus paisanos haciéndose pasar por policías

Foto: Trabajadores de un call center de Manila en 2012. (Reuters)
Trabajadores de un call center de Manila en 2012. (Reuters)

Agentes de la Policía Nacional están deteniendo desde primera hora de esta mañana a decenas de ciudadanos de origen chino por participar presuntamente en una organización dedicada a estafar a compatriotas ubicados físicamente en el país asiático. La macro operación, desarrollada en varias localidades de la periferia de Madrid, Barcelona y Alicante, es la respuesta de la Policía a la petición de actuar efectuada por las autoridades chinas –que dirigen la investigación desde allí- vía comisión rogatoria.

En concreto, los agentes españoles han registrado una veintena de chalés en las mencionadas poblaciones. Los inmuebles servían a los miembros de la organización tanto para dormir como para vivir e incluso 'trabajar'. La trama había establecido en cada casa unos 'call centers' que utilizaba para cometer sus actividades delictivas. En concreto, los operadores llamaban a través de terminales de voz IP (vía internet) a ciudadanos chinos, se hacían pasar por policías y les advertían sobre los peligros de la delincuencia económica, les telefoneaban varias veces más y al final lograban convencerles de que por seguridad tenían que transferir su dinero a una determinada cuenta. En ocasiones, también vendían inmuebles que no existían y conseguían que sus víctimas les ingresaran una cantidad en efectivo.

El país más poblado del mundo con más de 1,3 millones de personas se encuentra inmerso en un boom inmobiliario provocado por la caída de las bolsas –que provoca que los inversores busque el ladrillo como refugio (y los incentivos fiscales que ha aprobado el Gobierno de Beijing, que facilitan la compra de inmuebles). El precio de la vivienda está alcanzado revalorizaciones récord que en algunos casos superan el 50% de un mes para otro. La locura ha hecho que haya promociones en la capital china que venden todos sus pisos en un solo día a pesar de que sus precios (más de 10.000 euros el metro cuadrado) no son precisamente los más atractivos.

La Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional ha coordinado la operación España bajo la dirección de la Audiencia Nacional. (EFE)
La Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional ha coordinado la operación España bajo la dirección de la Audiencia Nacional. (EFE)

En este contexto es en el que se ha desarrollado la mencionada investigación iniciada por las autoridades judiciales y policiales de Beijing, que durante los últimos meses han recibido miles de denuncias de ciudadanos chinos que han sido estafados en el transcurso de una operación inmobiliaria y como las narradas. Las pesquisas terminaron conduciendo a las direcciones IP desde las que tenían lugar las llamadas fraudulentas, que los especialistas asiáticos en crimen telemático concluyeron que provenían de España, motivo por el cual se pusieron en contacto con la Policía Nacional.

Los agentes de la Unidad de Delitos Tecnológicos (UIT) de este último cuerpo realizaron el trabajo de campo y detectaron todos los puntos desde los que presuntamente se ha estado llevando a cabo la estafa masiva, situados en las mencionadas provincias. Los detenidos llevaban en algunos casos hasta un año operando desde los mencionados call centers, ya que el chalé desde el que comenzaron a operar fue inaugurado hace poco más de 12 meses. El resto de miembros de la trama se fue instalando en las demás fincas poco a poco desde entonces.

Los registros están contando con la presencia de miembros destacados de la Policía de Beijing, que por primera vez se ha desplazado a España para colaborar in situ en una operación conjunta de este calibre. El gran interés de las autoridades chinas por esta actuación radica tanto en la usurpación de funciones públicas que presumiblemente han realizado los miembros de la trama como en la inseguridad jurídica que ha generado esta organización criminal y la repercusión que ha tenido entre la ciudadanía, ya que hay miles de ciudadanos estafados.

Despliegue policial récord: más de 700 agentes

La operación está siendo desarrollada por más de 700 policías en las tres provincias mencionadas, aunque el grueso de los registros y las detenciones se están produciendo en Madrid. Además de los componentes de la UIT y los servicios centrales, la actuación ha movilizado a agentes de las Unidades de Intervención Policía (antidisturbios), de la brigrada provincial de extranjería de Madrid, de las brigadas provinciales de Policía Judicial de las tres capitales, de seguridad ciudadana y de la práctica totalidad de unidades de las jefaturas provinciales, a las que se han unido los numerosos intérpretes que requiere la actuación únicamente para comunicar a los detenidos sus derechos. Se trata de un despliegue sin precedentes para llevar a cabo una operación que tampoco antes se había desarrollado en España.

Fuentes policiales aseguran que la investigación china tiene ramificaciones en otros países de Europa. Sin embargo, únicamente Grecia -donde se produjeron detenciones hace unos días- y España han respondido con prontitud a las demandas de las autoridades asiáticas. En nuestro país, la operación está siendo coordinada por el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que ha autorizado la entrada y registro de la veintena de chalés así como la detención de los entre 200 y 300 ciudadanos chinos que se estimaba que se iban a encontrar los investigadores en su interior. De ellos, solo una treintena estaban ya identificados por la Policía de Beijing antes de que arrancara la operación.

Roberto R. BallesterosRoberto R. Ballesteros
Las fuerzas de seguridad pondrán a los detenidos a disposición judicial, aunque no todos serán acusados del mismo delito. Algunos habrán incurrido en los ilícitos penales de pertenencia a organización criminal, otros en estafa, varios en delito contra los trabajadores y muchos en quebrantamiento de las leyes de extranjería. Ahora, explican las mismas fuentes, habrá que ver caso por caso para encajar individualmente el tipo penal.

La investigación ha permitido también resolver un crimen cometido en la localidad madrileña de Ciudalcampo hace cuatro años. Los agentes han descubierto que la muerte de una ciudadana china en 2012 estaba vinculada a personas relacionadas con este tipo de estafas. En concreto, según apuntan las primeras pesquisas, una de las familias engañadas en el país asiático pudo optar por tomarse la justicia por su mano y viajar hasta Madrid para buscar a quien le había sustraído más de 300.000 euros.

Los chinos que se desplazaron a la capital de España estuvieron preguntando y rastreando hasta que dieron con una de las personas que trabajó en otro call center similar a los desactivados en la macro operación emprendida hoy. Las pruebas obtenidas en los registros así como los testimonios recabados a raíz de la intervención de esta mañana podrían ayudar a esclarecer todos los puntos oscuros de este episodio criminal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios