Índice de Revalorización FIJA UN MÍNIMO DEL 0,25%

El Gobierno retrasará la subida salarial de los funcionarios para presionar al PSOE

El Gobierno pretende retrasar la subida -sobre el 1%- hasta la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado en los primeros meses del año que viene

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. (EFE)

La actualización del sueldo de los empleados públicos -alrededor de tres millones- no será inmediata. El Gobierno pretende retrasar la subida -previsiblemente del 1%- hasta la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado en los primeros meses del año que viene. O lo que es lo mismo, hasta que Ciudadanos y el Partido Socialista, los partidos que en teoría deben dar luz verde a los Presupuestos, no aprueben el texto remitido por el Gobierno, no habrá incremento salarial.

De esta manera, el Gobierno pretende presionar a sus potenciales aliados para que eviten la devolución del proyecto de proyecto de ley de Presupuestos, que muy probablemente contará con la oposición del resto de grupos parlamentarios, salvo Coalición Canaria.

No ocurrirá lo mismo en el caso de la actualización de las pensiones públicas. El Índice de Revalorización de las pensiones establece un incremento mínimo del 0,25%, y eso es lo subirá el Gobierno, todas vez que la situación financiera de la Seguridad Social no da para más. En el decreto de prórroga presupuestaria que el Gobierno debe aprobar antes del 31 de diciembre es muy probable que se incluya ya esa actualización.

En este caso, el incremento es obligado y no se puede retrasar, como sucede en el caso de los sueldos públicos, debido a que se aplica la Ley de la Seguridad Social, y, por lo tanto, el Gobierno no tiene ningún margen de maniobra para retrasar la subida.

Es decir, las consecuencias sociales y económicas del retraso es el arma que utilizará el Gobierno para 'culpar' al Partido Socialista de que no haya Presupuestos, toda vez que la suma de votos de C's y el PP no es suficiente. En todo caso, y siempre que el proyecto de Presupuestos salga adelante, el incremento que se decida para los empleados públicos tendría carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2017.

Según el nuevo secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, el Presupuesto del año próximo que se enviará a las Cortes "a principios de año" tiene un margen “muy estrecho" porque el objetivo "fundamental" es cumplir la meta de déficit público pactada con Bruselas, por lo que las partidas "donde exista margen" se orientarán al cumplimiento de los compromisos.

Montoro felicita al secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, tras jurar su cargo. (EFE)
Montoro felicita al secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, tras jurar su cargo. (EFE)

En cualquier caso, ha explicado que "el gasto social es el que es" y las partidas fundamentales -como pensiones, desempleo, sanidad y asistencia social- son la prioridad, aunque "sobre esto hacemos todos los años un esfuerzo adicional" que este año se completará con "partidas específicas que irán en la dirección" del cumplimiento de los compromisos, informa Efe.

Nadal reconoció que la subida del sueldo de los funcionarios se fijará en el proyecto de Presupuestos, mientras que en el caso de la revalorización de las pensiones "estamos viendo las consecuencias jurídicas que tiene la prórroga automática" de las cuentas de 2016.

El secretario de Estado ha subrayado que la prioridad es cumplir el objetivo de déficit, que este año será "el 4,6 % del PIB" o "cercano" a esta cifra, ya que "la última decimita siempre está en lo que pase los últimos meses del año".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios