el quinto ocupante aún no ha aparecido

Dos adultos y dos menores mueren tras estrellarse una avioneta en Toledo

Cuatro personas perdieron la vida esta tarde luego de que la avioneta en la que viajaban se estrellase en la localidad toledana de Segurilla procedente del aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid

Foto: Foto de 'La voz del Tajo'
Foto de 'La voz del Tajo'
Autor
Tiempo de lectura2 min

Cuatro personas perdieron la vida esta tarde en un accidente de aviación. Dos adultos y dos menores de edad viajaban con destino a Cascais, en Portugal, en una avioneta que acabó precipitándose en la localidad toledana de Segurilla. Los cuatro tripulantes habían partido del aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid, a apenas 100 kilómetros del lugar del siniestro. Según el diario La Voz del Tajo, un quinto ocupante viajaba en la avioneta, aunque todavía no ha aparecido.

Según han informado a Europa Press fuentes del Servicio de Atención a Urgencias 112 de Castilla-La Mancha, los hechos se han producido sobre las 16.19 horas por causas que se deconocen y la avioneta se ha estrellado en un paraje conocido como Cañada Real Leonesa. Los cuerpos de los cuatro fallecidos han sido hallados por los medios de emergencias que se han desplazado al lugar, entre los que se encuentra la Guardia Civil, agentes medioambientales, bomberos de Santa Olalla (Toledo) y Talavera de la Reina (Toledo), Salvamento Aéreo, un helicóptero sanitario y una ambulancia.

Han participado en el operativo la Guardia Civil, agentes medioambientales, salvamento aéreo y los bomberos de Santa Olalla, así como una ambulancia de soporte vital y un helicóptero sanitario que no llegaron a intervenir puesto que los ocupantes de la avioneta fallecieron en el acto. El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio ha explicado a Efe que se están investigando las causas del suceso y que los fallecidos no están todavía identificados.

Ha informado de que fue un pastor quien vio como se estrellaba la avioneta y dio el aviso a los servicios de emergencia. Cuando se tuvo noticia del suceso en la Comandancia de la Guardia Civil, se enviaron varias patrullas de Talavera de la Reina, que al llegar a la finca se encontraron con que la avioneta estaba ardiendo y que había cuatro cadáveres carbonizados dentro del fuselaje. La Guardia Civil, según Gregorio, estableció que la avioneta había partido sobre las cuatro de la tarde del aeródromo de Cuatro Vientos, que sobre las 16:19 horas se estrelló, comenzó a arder y hasta las 18:30 horas no se extinguió el fuego.

Los expertos en accidentes aeronáuticos analizan las causas del suceso y también se trabaja para confirmar la identidad de las cuatro víctimas y su parentesco

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios