Es noticia
Menú
Los Sanjurjo avisan a Bildu: "Si profanan la tumba, solo nos dejan la acción penal"
  1. España
nueva polémica por la ley de memoria histórica

Los Sanjurjo avisan a Bildu: "Si profanan la tumba, solo nos dejan la acción penal"

"No vamos a hacer nada extraordinario, vamos a hacer lo que hay que hacer en estos casos, que es lo que no está haciendo el ayuntamiento", señala el portavoz Enrique Garza

Foto: Interior de la cripta del Monumento a los Caidos donde se encuentran enterrados los restos del general José Sanjurjo. (EFE)
Interior de la cripta del Monumento a los Caidos donde se encuentran enterrados los restos del general José Sanjurjo. (EFE)

La Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado este martes que desestima las alegaciones presentadas para detener la exhumación del general José Sanjurjo por parte de sus descendientes y que, por tanto, procederá a la misma el próximo 16 de noviembre. Lejos de conformarse con la decisión, la familia asegura a El Confidencial que tienen "intención de tomar las acciones legales oportunas" y que acudirán a la "vía penal" si el Consistorio sigue adelante.

"No vamos a hacer nada extraordinario, vamos a hacer lo que hay que hacer en estos casos, que es lo que no está haciendo el Ayuntamiento", señala el portavoz de la familia, Enrique Garza. Dado que la exhumación es el próximo 16 de noviembre y apenas les queda tiempo hasta entonces, los Sanjurjo también tienen claro cómo actuar si finalmente el Consistorio sigue adelante: "Si lo que hacen ellos es una profanación, tendremos entonces que ir por delitos penales", señala.

[Comunicado de la familia Sanjurjo: la incultura del odio]

Los restos del general José Sanjurjo fueron trasladados a la cripta del Monumento a los Caídos en 1961, donde reposan junto a los de otras siete personas, entre ellos el general Emilio Mola. En el caso de este último, su cuerpo fue desenterrado el pasado 24 de octubre con el consentimiento de sus familiares, según ha informado este martes el propio Consistorio. Por otro lado, las familias Sanjurjo, Arregui Olalquiaga y Aznar-Zozaya se opusieron a la exhumación desde un primer momento, junto al Arzobispado de la ciudad.

[Carta de la familia Sanjurjo al Arzobispado]

De todos modos, el Consistorio y el Arzobispado han llegado ahora a un acuerdo y han anunciado este martes que se procederá a la exhumación el próximo 16 de noviembre. La familia Sanjurjo denuncia que el Ayuntamiento no lo ha comunicado todavía y que, en cuanto tengan la notificación, "presentarán medidas cautelares pidiendo la suspensión" del proceso. En este sentido, Garza también ha contactado con al Arzobispado por teléfono y por escrito para advertirle de que el pacto al que han llegado no tiene su consentimiento.

Foto: El Monumento a los Caídos en Pamplona. (EFE)

El proyecto de Bildu

La exhumación de los cuerpos es la segunda parte de un plan dividido en cuatro que pretende llevar a cabo el Ayuntamiento de Pamplona en el Monumento a los Caídos. La primera de ellas tuvo lugar en abril de 2016, cuando el consistorio cambió de nombre la plaza en la que se encuentra el edificio: pasó de llamarse Conde de Rodezno a plaza de la Libertad. "El nombre que ha ostentado esta plaza desde el año 1952 pertenece a Tomás Domínguez Arévalo, ministro de Justicia en el primero de los gobiernos de Franco y, por tanto, el más sangriento de todos y responsable directo de la muerte de miles de personas inocentes", dijo entonces el alcalde de Pamplona.

Tras la exhumación de los cuerpos en noviembre, lo que sería el segundo paso, el ayuntamiento pretende eliminar todos los elementos de simbología franquista que pueda haber en el edificio, porque "no cumplen los preceptos de la Ley de Memoria Histórica". Por último, quedaría la cuarta fase, la más polémica para los vecinos de la ciudad: decidir qué se hace con el propio edificio. El alcalde ha asegurado que habrá un debate público antes de tomar una decisión, pero también ha sugerido la posibilidad de derruir el Monumento a los Caídos: "Habrá debate público, como dijimos, y en su momento se decidirá si se debe proceder a su derribo, a su transformación...".

De esta manera, Bildu pretende sacar adelante un proyecto en el que lleva trabajando desde julio de 2015, cuando Joseba Asiron se convirtió en el primer alcalde de la izquierda 'abertzale' de Pamplona, un cargo que habían desempeñado representantes de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en los 16 años anteriores. Aunque en aquellas elecciones UPN volvió a ser la formación más votada y dobló en representantes a Bildu, 10 concejales frente a cinco, Asiron se hizo con el control del ayuntamiento gracias al apoyo de Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra. Desde entonces, los enfrentamientos entre ambas formaciones han sido constantes, pero coinciden en el plan que afecta al Monumento a los Caídos, o al menos UPN apoyó la primera fase del mismo. Por el momento, el partido navarro no ha opinado sobre la exhumación de los cuerpos.

Los ocho cuerpos

En la cripta del Monumento a los Caídos se ubicaban ocho cuerpos, ahora siete después de la exhumación del general Mola:

  • General Emilio Mola. Nacido en Cuba en 1887, murió en accidente de avión en Alcocero (Burgos) el 23 de junio de 1937. En 1961, sus restos fueron trasladados a la cripta del Monumento a los Caídos.
  • General José Sanjurjo. Nacido en Pamplona en 1872, estaba llamado a ser el comandante en jefe del bando sublevado, pero falleció el 20 de julio de 1936 en Estoril en accidente de avión. Fue trasladado al Monumento a los Caídos en 1961.
  • Joaquín Sota Garayoa. El muerto navarro más joven del bando nacional. Oriundo de Tafalla, salió voluntario al frente el 19 de julio de 1936, a los 13 años de edad, y murió en el frente de Balaguer el 21 de julio de 1938, a los 15 años. Sus restos reposaban en el cementerio de Tafalla y fueron trasladados al Monumento a los Caídos en 1961.
  • Severiano Arregui Olalquiaga. El muerto navarro de más edad del bando nacional. Oriundo de Puente la Reina. El 19 de julio de 1936 se presentó en Pamplona como voluntario, no siendo admitido por su edad (62 años). En vista de ello, se enroló como voluntario en el tercio Virgen de los Reyes, en Sevilla. Murió en Lopera el 28 de diciembre de 1936, siendo cabo. Fue enterrado en el Panteón de los Héroes de la Guerra del cementerio de San Fernando, en Sevilla. Fue al Monumento a los Caídos en 1964.
  • Pedro Martínez Chasco. Capellán voluntario de 28 años de edad, natural de Oteiza de Solana y párroco de Olejua. Fue agregado al Batallón de Cazadores de Melilla, número 3, y murió el 24 de febrero de 1938, en el frente de Ceila (Teruel). Enterrado en el cementerio de Oteiza de la Solana, fue trasladado al Monumento a los Caídos en 1961.
  • Jaime Munárriz Escondrillas. Estudiante de arquitectura, de 21 años, que fue herido el día del alzamiento en Cascante y trasladado a Pamplona, donde falleció el 21 de julio de 1936, en el Hospital de Navarra. Sus restos reposaban en su ciudad natal hasta su trasladado al Monumento a los Caídos en 1961.
  • Joaquín y Dimas Aznar Zozaya. Hermanos y labradores nacidos en Javier, muertos a los 22 y 21 años de edad respectivamente. El primero murió en el frente de Levante el 2 de julio de 1938 siendo alférez, y el segundo el 14 de mayo del mismo año en el frente de Alfambra siendo sargento. Enterrados en el cementerio de Javier fueron trasladados al Monumento a los Caídos en 1961.

La Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado este martes que desestima las alegaciones presentadas para detener la exhumación del general José Sanjurjo por parte de sus descendientes y que, por tanto, procederá a la misma el próximo 16 de noviembre. Lejos de conformarse con la decisión, la familia asegura a El Confidencial que tienen "intención de tomar las acciones legales oportunas" y que acudirán a la "vía penal" si el Consistorio sigue adelante.

Bildu Memoria histórica Navarra
El redactor recomienda