EL ENEMIGO NÚMERO uno DE HACIENDA

La Fiscalía pide 1.400 millones para Aristrain en el mayor caso de fraude fiscal

Acusa al industrial del acero y gran fortuna anónima de cometer 15 delitos usando Suiza, Holanda, Luxemburgo e Islas Vírgenes. Reclama 64 años de cárcel para el empresario

Foto: José María Aristrain de la Cruz. (El Confidencial)
José María Aristrain de la Cruz. (El Confidencial)

José María Aristrain de la Cruz, el gran industrial del acero, la mayor fortuna anónima de España, ya tiene ante sí la mayor acusación por fraude fiscal. Si la Abogacía del Estado reclamó para él 660 millones de euros y 60 años de cárcel, la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid redobla la apuesta y pide para él unos 1.400 millones de euros (entre cuota defraudada y multa) y 64 años de cárcel por 15 delitos fiscales. Considera que defraudó 210,98 millones de euros, según informa la Fiscalía. Aristrain está acusado de fingir que residía en Suiza y de ocultar sus acciones de Arcelormittal en Luxemburgo, mediante un entramado de empresas que llegaba a las Islas Vírgenes Británicas y Malta. Su defensa ha alegado que solo puede haber un problema administrativo entre Suiza y España y que tener acciones en Luxemburgo es habitual.

El mayor caso de fraude fiscal de la historia de España contra una sola persona enfila la recta final. Aristrain fue procesado en septiembre de 2015 por un fraude fiscal de 210 millones (que por error, inicialmente, el juez cifró en 103 millones), pero recurrió y el caso se demoró. El pasado verano, la Audiencia Provincial de Madrid dio luz verde al juez Enrique Presa Cuesta, titular del juzgado 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) para juzgar al empresario, y ahora llegan las acusaciones, paso previo al juicio.

Hacienda comenzó a investigarle en 2006, cuando trasladó su residencia fiscal a Suiza. "Este cambio de domicilio fiscal a Suiza a partir del año 2006 no responde a la realidad, teniendo por único objeto eludir el pago del IRPF e Impuesto de Patrimonio que le correspondían como residente en España", sostiene la Abogacía del Estado. En 2011, la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid se querelló contra él y, por orden del juez, hubo entrada y registro en sus domicilios y oficinas. Según la acusación de la Fiscalía, "con el único objeto de no cumplir con sus obligaciones fiscales para con el erario público español, mediante un montaje puramente artificial, procedió a la deslocalización tanto de su domicilio fiscal como de sus participaciones sociales y así no tributar por el IRPF, ni por su patrimonio en el Impuesto de Patrimonio y plusvalías obtenidas por las sociedades controladas por él en el Impuesto de Sociedades". Y todo ello "a pesar de que en el periodo comprendido entre el año 2005 y 2009 residía en territorio español, donde mantenía sus relaciones económicas y personales más relevantes".

A lo largo de 10 años, la instrucción ha desentrañado la madeja societaria de Aristrain. No solo tenía las acciones de Arcelormittal en Corporación JMAC (las siglas del industrial) en Luxemburgo, sino que desvía dinero a International Restoration Cars LTD, sociedad domiciliada en Islas Vírgenes Británicas. Según Hacienda, solo Corporación JMAC dejó de ingresar en España 131,96 millones en impuestos entre 2005 y 2008. La segunda sociedad habría defraudado 69,08 millones de euros del Impuesto de Sociedades entre 2005 y 2009, según la interpretación de Hacienda. A eso hay que sumar lo defraudado en IRPF por simular la residencia en Suiza: 7,18 millones de IRPF, y 2,78 millones de Impuesto de Patrimonio. En total, escamoteó al fisco 211 millones, siempre según las acusaciones.

 

El fiscal sostiene que desviaba fondos a través de su sociedad en Malta, Wasp Limited, que "corrió con gastos de adquisición y mantenimiento del chalé en Suiza en el que trapaceramente el acusado fingía tener su domicilio, del yate de recreo denominado 'My Steel', de los coches de lujo que integraban su colección automovilística así como los gastos personales", utilidades que "tampoco fueron declaradas"

En agosto pasado, la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, pidió para él 60 años de cárcel (cuatro por cada uno de los 15 delitos fiscales de los que le acusa) y penalizaciones que suman 633 millones (los 211 defraudados más el doble en concepto de multa). 

La defensa ha sostenido que es perfectamente legal tener las acciones en Luxemburgo (de hecho, Arcelor se forma en parte con Arbed, una sociedad estatal de Luxemburgo). Asegura que si debe tributar en Suiza o en España es un problema que deben dirimir los dos estados, pues él ya pagó impuestos allí.

"Trapaceramente fingía tener su domicilio en un chalé en Suiza", pero vivía en España, según el fiscal

Aristrain es un personaje de novela. Nacido en Annemasse (Francia) en 1962, es hijo de José María Aristrain Noain. Este vasco nacido en Argentina montó un imperio del acero. El Grupo Aristrain llegó a ser una de las principales industrias de España y el padre un personaje muy popular. En los años duros de ETA, tenía fama de no haber cedido jamás al chantaje terrorista, aunque eso le obligara a vivir bajo extremas medidas de seguridad. Falleció en un extraño accidente de helicóptero en la Costa Azul en 1986.

Entonces se hizo cargo del negocio su hijo. Tenía 24 años. En los noventa, entró en Aceralia con las privatizaciones de Aznar y después de distintas fusiones y cambios de acciones acabó siendo uno de los principales accionistas de Arcelormittal. Se casó con la sevillana María Palma Polonia, hija de un conocido crítico taurino, de la que se separó años después, llegando a alegar que no tenía dinero para no pagarle la pensión.

José María Aristrain de la Cruz, en los toros en Sevilla en la pasada Feria de Abril. (Fernando Ruso)
José María Aristrain de la Cruz, en los toros en Sevilla en la pasada Feria de Abril. (Fernando Ruso)

Cuando trasladó su residencia a Suiza, alegó que lo hacía por la amenaza etarra, pero el juzgado no ha creído su versión. Tras la muerte de su padre, se volvió extremadamente discreto, siempre pendiente de la seguridad. Su obsesión creció después de que los agentes de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) entraran en su casa y encontraran agendas, gastos de tintorería, datos de su 'jet' privado... para demostrar que pasaba en España más de seis meses al año y que por lo tanto estaba defraudando a Hacienda. Viaja siempre con guardaespaldas, no usa móvil ni tarjeta de crédito ni vuela ya en su 'jet' privado. Su yate, 'My Steel' (mi acero), es un remolcador reconvertido de 59 metros de eslora por el que pagó 26,24 millones de euros que rara vez atraca en España.

Su mayor pasión es la caza, que practica en la finca Valdepuercas, uno de los mayores latifundios de España, en Cáceres. Las otras son los coches —entre 2005 y 2009 destinó 57,17 millones a su colección de vehículos, en la que hay coches de época, deportivos de toda clase, Rolls...— y los toros —posee una ganadería de toros lidia—. En la pasada Feria de Abril acudió a una corrida en Sevilla en la que le fotografió este diario. Acude a España discretamente, y más desde que la Agencia Tributaria le enfiló. Se codea con toreros y come siempre en reservados de restaurantes de lujo. Su seña son sus iniciales: JMA, que aparecen incluso en la matrícula de alguno de los Mercedes con los que caza.

En 2006, 'Forbes' le colocó en el puesto 10º de los españoles más ricos gracias a una fortuna de 1.700 millones de dólares (unos 1.220 millones de euros). Pero con la caída de las acciones de la empresa, en el último listado ocupa el puesto 67º, con 650 millones. La cifra demuestra que las acusaciones a las que se enfrenta amenazan seriamente su patrimonio. Aún hay tiempo para pactar con la Fiscalía y la Agencia Tributaria, pero fuentes del sector consideran que en cualquier caso habría una enorme sanción sin muchos precedentes. Aristrain tiene un problema.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios