350.000 euros de indemnización a cada familia

Madrid Arena: la Audiencia condena a cuatro años de prisión a Miguel Ángel Flores

La sección séptima absuelve al exjefe de la Policía Municipal Emilio Monteagudo y a los médicos Simón y Carlos Viñals por la muerte de cinco jóvenes el 1 de noviembre de 2012

Foto: Miguel Ángel Flores, condenado a cuatro años de prisión. (EFE)
Miguel Ángel Flores, condenado a cuatro años de prisión. (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Miguel Ángel Flores a cuatro años de prisión como autor de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y otros 29 de lesiones también por imprudencia grave. La sala ha impuesto tres años a Francisco del Amo, responsable de Madridec, y a Francisco Rojo, director general de Diviertt; y dos y seis meses a Miguel Ángel Morcillo, de Diviertt, y a Carlos Manzanares, de Kontrol 34.

Quedan absueltos el exjefe de la Policía Municipal Emilio Monteagudo y los médicos Simón y Carlos Viñals. El primero porque, según la sección séptima del alto tribunal madrileño, la precariedad del operativo que dispuso el día de los hechos no tuvo influencia en lo sucedido. Los doctores, por su parte, porque durante el juicio no quedó acreditado que pudieran haber salvado la vida de las jóvenes en caso de haber actuado correctamente, dado el tiempo que las víctimas estuvieron atrapadas en el vomitorio hasta ser rescatadas. El tribunal concluye que los médicos actuaron de forma negligente, pero matiza que fallecieron tanto las dos jóvenes que fueron atendidas por ellos como el resto de chicas que no fueron trasladadas al botiquín, a consecuencia de las gravísimas lesiones sufridas en la avalancha.

La sección séptima del alto tribunal madrileño ha impuesto una indemnización de 350.000 euros para cada una de las familias de las chicas fallecidas durante la trágica fiesta de Halloween que se celebró el 1 de noviembre de 2012 en el pabellón Madrid Arena, que será abonada por los condenados. La pena impuesta a Flores, según explican desde la Audiencia Provincial, es la mayor que cabía en este caso, a pesar de que las acusaciones particulares habían reclamado 20 años de cárcel, cuatro por cada víctima.

La sala considera al empresario máximo responsable de lo ocurrido y entiende que durante el juicio quedó acreditado que las cinco muertes y las personas heridas fueron consecuencia del sobreaforo existente, del cierre de vomitorios y escaleras y de haber derivado la entrada de público a través de las puertas de emergencia directamente a la pista, que se encontraba saturada. Los organizadores, asegura la sentencia, permitieron la entrada al recinto de más de 16.500 personas, cuando el aforo estaba establecido en algo más de 10.000 asistentes. El cierre de los pasillos internos, añade la resolución judicial, dificultó el tránsito de los asistentes por el pabellón.

Madrid Arena: la Audiencia condena a cuatro años de prisión a Miguel Ángel Flores

La Audiencia Provincial ha inhabilitado también a Flores para el ejercicio profesional de cualquier actividad relacionada con la organización de eventos durante el mismo tiempo de la condena, al considerar que actuó intentando conseguir en todo momento el máximo beneficio económico para su propio bolsillo. También inhabilita por el periodo de su pena al resto de condenados.

Los magistrados consideran que los coordinadores de Seguriber Juan José Paris y Raúl Monterde son responsables en menor grado, por eso les impone una pena de multa (12 meses a una cuota diaria de 10 euros). El responsable de seguridad Rafael Pastor sale absuelto, porque la sala entiende que cometió infracciones constitutivas de falta, que en la actualidad están despenalizadas, aunque le ordena responder, junto con el resto de condenados, al abono de las indemnizaciones.

También salen absueltos José Ruiz Ayuso, técnico de Madridec, y José Antonio Díaz Romero, jefe de seguridad de Seguriber. La sección séptima considera que ninguno de los dos tuvo responsabilidad en los hechos, argumento que también utiliza la sala para librar de responsabilidad al vigilante de Seguriber Roberto Mateos y al de Kontrol 34 Emilio Belliard, al entender que por su carácter de subordinados no tenían capacidad operativa para evitar el trágico resultado.

Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, una de las cinco chicas fallecidas el 1 de noviembre de 2012. (EFE)
Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, una de las cinco chicas fallecidas el 1 de noviembre de 2012. (EFE)

La sentencia establece que los condenados, con sus acciones y omisiones, infringieron los deberes de cuidado que les competían como responsables de la fiesta que tuvo lugar en el Madrid Arena. Argumenta que "no solo no evitaron riesgos, sino que los crearon y los permitieron". En el caso de Flores, el fallo considera probado que vendió 6.000 entradas más de las permitidas para obtener el mayor beneficio económico posible, pese a conocer el aforo del recinto, lo que provocó un evidente riesgo para la integridad física de los que allí se encontraban.

Aunque el aforo estaba determinado por plantas, en las entradas diseñadas por Flores no se había establecido una diferenciación de la planta en la que podía estar cada uno de los asistentes al evento, lo que permitía el acceso a cualquier zona del pabellón. Según la resolución, el empresario no quiso contratar los servicios de Seguriber para el interior de la instalación, lo que lógicamente reducía sus gastos y aumentaba sus ingresos.

El condenado, continúa la sala, tampoco dio instrucciones para que alguien comprobase el flujo de asistentes en cada planta. Al contrario, añadió elementos al montaje del espectáculo que no se habían puesto en conocimiento del arquitecto, como el túnel del terror o una mesa de luces de mayor tamaño de las que se habían proyectado en un principio. También ordenó cerrar los vomitorios y escaleras para proteger las estancias utilizadas por organizadores y artistas, lo que perjudicó el tránsito de los asistentes por el pabellón.

La sentencia se conoce el mismo día en que el director general de Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos, espacio situado sobre la estación de Chamartín promovido por el grupo de transportes Alonso, Hugo Jiménez, ha admitido haber contratado a Flores como directivo coordinador de desarrollo de negocio de la mercantil, como informa 'Cinco Días'. El fallo se produce también cuatro años después de que las cinco chicas fallecieran durante la fiesta de Halloween. Un tapón en los túneles internos provocó el amontonamiento de decenas de personas y que cinco de ellas perdieran la vida por aplastamiento.

La Fiscalía había solicitado la pena máxima contemplada para estos casos para el empresario Miguel Ángel Flores, cuatro años de prisión, los mismos que finalmente le ha impuesto la sala. El Ministerio Público le señaló como autor de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y 16 más por lesiones por imprudencia grave, condena que las acusaciones multiplicaron por cinco. Las familias de las fallecidas, en concreto, reclamaron 20 años de cárcel para el promotor, cuatro por cada una de las fallecidas.

Además de Flores, se sentaron en el banquillo de los imputados otros 14 acusados. Entre ellos, el socio de la empresa de seguridad Kontrol 34, Carlos Manzanares; el apoderado de la misma mercantil, Emilio Belliard; el coordinador de Seguriber Juan José Paris; el también coordinador de la misma sociedad Raúl Monterde; el vigilante Roberto Mateos; los responsables de seguridad de la entonces empresa municipal Madridec Rafael Pastor y Francisco del Amo; el 'lugarteniente' de Flores, Santiago Rojo; el empleado de Diviertt (organizadora) Miguel Ángel Morcillo, el jefe de equipo de Seguriber José Antonio Díaz Romero; los médicos Carlos y Simón Viñals, y el exjefe de la Policía Municipal Emilio Monteagudo.

Durante el juicio, tanto los vigilantes de seguridad como los promotores y los testigos abordaron el sobreaforo del recinto en la fiesta. La Fiscalía consideró acreditado que la empresa de Flores puso a la venta cerca de 37.000 entradas, de las que se vendieron finalmente casi 17.000, un 58% más de las permitidas (10.600). A esa cifra habría que sumar las alrededor de 4.000 personas que pudieron acceder a la instalación colándose en los diferentes momentos de la celebración, junto a la que durante toda la noche tuvo lugar un gran botellón permitido por la Policía Municipal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios