un funcionario ratifica sus vínculos con la trama

La carta del testigo sorpresa de Púnica que acorrala al presidente de Murcia

Un testigo asegura que asesores de Pedro Antonio Sánchez se reunieron con implicados en Púnica para amañar un contrato que amenaza con provocar la imputación del dirigente del PP

Foto: El presidente de la Comunidad de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. (EFE)
El presidente de la Comunidad de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. (EFE)

El instructor del caso Púnica, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, ha encontrado un testigo que asegura disponer de nuevas pruebas sobre los vínculos del presidente de la Región de Murcia, el popular Pedro Antonio Sánchez, con la trama que lideraban el exconsejero madrileño de Presidencia Francisco Granados y el constructor David Marjaliza. El testigo remitió una carta a los investigadores detallando la información de la que dispone, y Velasco ha decidido citarlo el próximo 13 de septiembre para que ratifique la denuncia y aclare si está en condiciones de ampliar su contenido.

El Confidencial ha tenido ahora acceso al contenido íntegro de la carta. El autor asegura responder a las iniciales A. E. P. M. y trabajar como funcionario en la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Murcia, el departamento que dirigía Pedro Antonio Sánchez cuando presuntamente contactó con dos de las empresas implicadas en el caso, Eico Online Reputation Management SL y Madiva Editorial y Publicidad SL, para contratar supuestamente una campaña de reputación personal que pretendía pagar con fondos de la Administración autonómica.

El magistrado ya dispone desde el pasado mayo de un extenso informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que concluye que el jefe del Ejecutivo murciano pudo cometer un delito de fraude a la Administración pública por haber cerrado un acuerdo con Eico y Madiva para comenzar a disfrutar de sus servicios a partir del 1 de noviembre de 2014, solo cinco días después de que estallara el caso con las primeras detenciones. El informe de los investigadores precisa que Sánchez y su equipo en la Consejería de Educación mantuvieron al menos tres reuniones con los responsables de Eico y Madiva para cerrar las condiciones del contrato.

El testigo asegura en su carta disponer de nueva información sobre uno de esos encuentros: el que supuestamente tuvo lugar en la sede de Educación el 24 de octubre de ese año, es decir, tres días antes de que saltara el escándalo. “Por mi condición de funcionario de la Consejería de Educación de la Región de Murcia, no puedo revelar al completo mi identidad ya que podría ser objeto de represalias personales y profesionales”, advierte el testigo en la primera de las dos páginas que componen el escrito, incorporado al sumario por Velasco.

A continuación, el funcionario asegura que puede confirmar “fehacientemente” la información aportada por los investigadores “sobre las reuniones/relaciones entre el entonces consejero de Educación don Pedro Antonio Sánchez, su asesor don David Conesa e incluso algún alto cargo de la Consejería de Educación”. El testigo precisa que ese alto cargo sería Enrique Ujaldón, que hasta ahora no había aparecido en las pesquisas. Se da la circunstancia de que, en esos momentos, Ujaldón ocupaba el cargo de director general de Planificación Educativa y Recursos Humanos de la Consejería. Su participación en el contrato para mejorar la imagen personal de Sánchez, que en esos momentos aspiraba a convertirse en el candidato del PP a presidir la comunidad, podría reforzar la tesis de la UCO, que en su informe ya avanzó que los servicios reputacionales se iban a cargar a la partida presupuestaria de formación.

La carta del testigo sorpresa de Púnica que acorrala al presidente de Murcia

El testigo no aporta pruebas concretas para sostener esa acusación, pero asegura que las conclusiones a las que ha llegado la Guardia Civil son “absolutamente verosímiles y fundamentadas en la realidad”. “Es de dominio público entre los funcionarios de la consejería que las reuniones a las que se refiere el citado informe existieron. Es más, tan solo TRES días antes de que saltara el escándalo y fuesen detenidos tres altos cargos de la Consejería de Turismo, TUVO LUGAR una reunión en la sede de la consejería, en el despacho de don Enrique Ujaldón, director general encargado de los cursos de formación”. El funcionario se refiere a la reunión del 24 de octubre documentada por la UCO. “Una simple prueba testifical o el registro de visitas de esos días puede ratificar una reunión que todos sabemos que se celebró”.

El testigo enfila las últimas líneas del escrito expresando su temor por la posibilidad de que Pedro Antonio Sánchez, Ujaldón y el asesor David Conesa no hayan sido imputados aún por presiones políticas y añade su sospecha de que en la maniobra haya participado el exdiputado del PP por Murcia Vicente Martínez-Pujalte, que en marzo de 2015 fue fotografiado saliendo de la Fiscalía General del Estado. “En la confianza de haber cumplido con mi deber ciudadano, reciban un saludo y mis mejores deseos de que impartan justicia de la forma más libre e independiente posible, reciban un saludo”, concluye la misiva.

Velasco podrá ampliar el contenido de la carta el próximo martes con la declaración de su autor. El juez ya tiene sobre su mesa un informe que avala la imputación del jefe del Ejecutivo de Murcia por fraude a la Administración Pública por los hechos descubiertos hasta ahora. El contrato de reputación 'online' no llegó a ejecutarse por el inicio del caso Púnica, pero el Tribunal Supremo ya dictaminó en 2013 que “no se requiere que se produzca el perjuicio a la Administración”. “Basta el concierto, acto preparatorio de la estafa a la Administración”, resolvió el alto tribunal. La declaración de este testigo inesperado puede terminar de oscurecer el futuro político de Pedro Antonio Sánchez, uno de los únicos cinco presidentes autonómicos que tiene el PP.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios