PERNOCTARÁ CASI CON SEGURIDAD EN LA EMBAJADA Y NO EN EL PARDO

Madrid se blinda para la visita de Obama al nivel de la proclamación de Felipe VI

La capital española prepara un extraordinario dispositivo de seguridad para la llegada de Obama. El 'plato fuerte' será el lunes en un almuerzo con los Reyes y los líderes políticos en el Palacio Real

Es la primera visita a España de un presidente de Estados Unidos desde hace 15 años. Barack Obama aterriza este sábado en el aeropuerto sevillano de San Pablo, donde pasadas las 10 de la noche tocará tierra el Air Force One. Felipe VI lo recibirá personalmente junto a Soraya Saénz de Santamaría y el domingo por la mañana ambos harán un recorrido por el centro histórico de Sevilla, ciudad que estará absolutamente blindada para acoger al presidente de la primera potencia mundial. Ya el domingo por la noche, Obama pernoctará casi toda seguridad en la embajada de los EEUU en Madrid, situada en la calle Serrano, como ya hiciera su mujer Michelle hace apenas una semana por cuestiones de seguridad y descartando la residencia oficial de El Pardo como opción. Además, según explican fuentes conocedoras del viaje, varias habitaciones del Hotel Palace han sido reservadas para el séquito que acompaña al presidente norteamericano.

[Visto y no visto: Obama, pocas horas en una Sevilla blindada, a 40º y con flamenco]

La capital de España se blindará también y lo hará prácticamente al mismo nivel que lo hizo durante la proclamación del Rey, que tuvo lugar el 19 de junio de hace dos años, o al de la Conferencia de Paz para Oriente Medio celebrada en Madrid entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre de 1991. Cientos de policías de la práctica totalidad de las especialidades controlan ya estos días todos los rincones por los que pasará la comitiva, encabezada por el líder norteamericano, y vigilarán cada movimiento.

La visita del inquilino de la Casa Blanca se gestó en el mes de septiembre, cuando los Reyes viajaron al otro lado del charco acompañados de una amplia comitiva de empresarios en plena campaña de las elecciones catalanas. El Rey insistió a Obama en que acudiera a España antes de que su mandato acabara, y finalmente llegará 'in extremis' por culpa de la situación política con un Gobierno en funciones desde hace seis meses. En el plano político, el 'plato fuerte' será el próximo lunes, cuando el presidente de EEUU llegue a Madrid y acuda a un almuerzo temprano en el Palacio Real.

Almuerzo de gala ofrecido por los Reyes al presidente de Rumania, similar al que podría celebrarse el lunes.
Almuerzo de gala ofrecido por los Reyes al presidente de Rumania, similar al que podría celebrarse el lunes.

El acto, que contará con más de 100 invitados, entre los que estarán Mariano Rajoy y parte de su ejecutivo, y los otros tres grandes líderes nacionales, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, contará como es habitual en estos almuerzos con otros dirigentes políticos y personajes relevantes del ámbito empresarial y de la cultura. El Palacio Real también se acorazará para recibir a Obama y permanecerá cerrado desde el sábado por la tarde hasta el martes, con la excepción de la Armería y la exposición 'De Caravaggio a Bernini', que sí estarán abiertas al público.

Por la mañana y antes de almorzar, Obama se desplazará al Palacio de la Moncloa donde se reunirá con el presidente en funciones. Todavía están por determinar las audiencias que compartirá con los otros tres dirigentes nacionales -Sánchez, Iglesias y Rivera- que probablemente será una breve conversación común en el propio Palacio Real al finalizar el almuerzo, ya que los tiempos en la agenda del presidente estadounidense están muy limitados. Según explicó este miércoles el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, "es un momento políticamente crítico en España" y Obama pretende "asegurarse de estar en contacto con todos los principales partidos". Antes de las cinco de la tarde, Obama se encontrará previsiblemente con un grupo de jóvenes en los Teatros del Canal.

Despliegue de los cuerpos de seguridad

Agentes especializados en la vigilancia del subsuelo controlarán las alcantarillas para evitar la colocación de artefactos tanto en los días previos como en las mismas jornadas de la cita. Estos días, de hecho, ya rastrean especialmente las cloacas que se encuentran debajo de las calles por las que pasará el mandatario y someten a una especial revisión las situadas en las zonas del Palacio Real y de la embajada norteamericana.

Miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) colocarán francotiradores en los edificios estratégicos y se situarán en las zonas más importantes para reaccionar en el caso de que la ocasión lo pida. También estarán presentes dispositivos de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad -los hermanos pequeños del GEO-, patrullas de seguridad ciudadana y unidades caninas, que llevan ya varios días peinando el centro de Madrid, sobre todo las zonas del Palacio Real y de la calle Serrano, donde se encuentra la embajada americana.

Dispositivo de seguridad de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en la proclamación de Felipe VI.
Dispositivo de seguridad de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en la proclamación de Felipe VI.

De la misma forma, agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, responsable de la lucha antiterrorista, analizan desde hace meses los riesgos que implica la visita de Obama a España y se mantienen en contacto con las autoridades norteamericanas con el fin de que el evento discurra sin problemas. Los funcionarios, en colaboración con el Centro Nacional de Inteligencia y los Servicios de Información de la Guardia Civil, analizan las posibles amenazas y ponen los medios para atajarlas.

Para ello, llevan semanas también estudiando el recorrido que realizará la comitiva, los comercios que Obama se encontrará a su paso por las principales calles del centro de Madrid, los edificios o las terrazas. Durante esta semana, los responsables antiterroristas del Ministerio del Interior y del CNI han mantenido varios encuentros con el resto de jefes policiales y de la Guardia Civil con el fin de establecer el dispositivo de seguridad concreto que finalmente se lleve a cabo.

El despliegue de seguridad será muy parecido al que el Ministerio del Interior puso en marcha el 19 de junio de 2014 para la proclamación de Felipe VI. Los responsables del dispositivo policial que planificó entonces la seguridad fueron condecorados con medallas al mérito tras los históricos actos que sirvieron para sustituir al Rey por primera vez en democracia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios