CREEN QUE DEBE SER CESADO CAUTELARMENTE

Bronca en Exteriores por un informe demoledor sobre el embajador en Bruselas

Un informe urgente ha confirmado el runrún que corría en el ministerio sobre las malas prácticas de Ignacio Matellanes, embajador de España en Bruselas

Foto: Matellanes, a la izquierda con corbata burdeos, en un acto institucional. (EFE)
Matellanes, a la izquierda con corbata burdeos, en un acto institucional. (EFE)

Otra vez bajan las aguas revueltas en el Ministerio de Asuntos Exteriores. En esta ocasión, el tema de disputa es el trato que Ignacio Matellanes, embajador español en Bélgica, dispensa al personal a su cargo. El SISEX, el sindicato más reinvindicativo entre los diplomáticos, ha sido el primero en levantar la voz. En un comunicado remitido este jueves a todo el ministerio, el sindicato lamenta que después de que se realizase una inspección de urgencia con "un resultado muy desfavorable de la gestión del embajador", el ministro Margallo no haya adoptado medidas más drásticas.

"Este sindicato considera que a la vista del estado de alarma que ha generado [el embajador Matellanes], el señor ministro debería cesar de manera cautelar al embajador de Bélgica y ordenar la apertura del correspondiente informe administrativo", reza el comunicado, que concluye con un dardo envenenado: "Sorprende en todo caso a este sindicato que la agilidad tantas veces demostrada por la dirección general del Servicio Exterior a la hora de cesar sin ningún procedimiento previo a los funcionarios de nivel medio y bajo, no haya sido todavía puesta en evidencia tras una inspección que ha arrojado resultados de tanta gravedad".

Fuentes diplomáticas interpretan este párrafo como una alusión directa a la amistad que une a Ignacio Matellanes con Francisco Millán, eurodiputado popular y cuñado de Mariano Rajoy. Millán es un político muy respetado en Bruselas, especialmente por sus compañeros de bancada, que tienen que medir sus palabras ante el riesgo de que acaben en oídos del Ejecutivo. En esta línea de razonamiento, la cercanía de Matellanes con Millán, al que tildan como "su ahijado" en el ministerio, estaría bloqueando cualquier medida drástica contra el embajador.

Acoso laboral y gastos crecientes

El informe, al que solo han podido acceder un puñado de funcionarios, señala tres puntos negros en la gestión de Matellanes. El primero, las bajas por depresión. En total cuatro: un chófer, una secretaria y dos diplomáticos, en teoría por el acoso personal al que les sometió el jefe de la misión durante meses. En segundo lugar se mencionan casos de 'mobbing' contra funcionarios y diplomáticos. "En muchos casos, les autorizaba las vacaciones y, un día antes de que se fuesen, les ponía una tarea que les forzaba a anularlas", dicen funcionarios del ministerio.

"El canciller está en una situación límite, es el que más está sufriendo, le acusa constantemente de errores propios", dicen fuentes cercanas a la embajada. "Eso cuando aparece, porque la mayoría de las veces Matellanes no va a trabajar, desde luego jamás invita a un belga a la embajada y, claro, todos los días se va a misa de 11 a 12, en pleno horario laboral". Los comentarios sobre Millán, en líneas generales, son radicalmente distintos: "Es una persona trabajadora, eficaz, bien conectado en Bruselas. Él y Matellanes, más allá de la amistad de la que siempre presume el embajador, no se parecen en nada". 

El último punto del informe, que califican de "demoledor" para un cargo de relevancia, hace referencia a los gastos de representación. En teoría, según fuentes que han tenido acceso al documento, el gasto en celebraciones fijas, como la fiesta del 12 de Octubre, se habría incrementado significativamente sin justificación. Las mismas fuentes apuntan a que Matellanes intentó derivar la responsabilidad en su canciller, que pudo demostrar documentalmente su inocencia. Otras fuentes ven extraña esta información, ya que advierten que Matellanes está cerrado en banda a cualquier acto cultural en la embajada y, en consecuencia, este presupuesto se devuelve casi íntegro a Madrid.

Cuatro personas están de baja por depresión y se acusa al embajador de 'mobbing' cotidianoEl malestar en Exteriores brota cuando en la embajada reciben un telegrama con los arreglos que han de hacerse después de la inspección. "Este es el método para solucionar errores menores, pero no cuando tu equipo te está acusando de acoso laboral y 'mobbing", explican los diplomáticos. 

El Ministerio de Asuntos Exteriores dispone dos tipos de inspecciones de las embajadas: las rutinarias y las de urgencia. Las primeras son aleatorias y suelen centrarse en revisar papeleo y asegurarse de que se siguen los protocolos. Las de urgencia se originan tras denuncia, como sucedió en este caso con dos trabajadores desplazados a Bruselas, y se examinan a fondo los procesos y las cuentas. 

Muchos señalan a Matellanes como un embajador "en rebeldía" que lleva cuatro años desoyendo los avisos y las cartas que le envía el subsecretario de Exteriores. "Se sabe protegido por una mano divina, y se irá de Bruselas por todo lo alto, sin importar que este informe confirme lo que todo el ministerio sabe hace años". Este periódico ha tratado de ponerse en contacto con el embajador sin obtener respuesta por el momento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios