la udef ha enviado el informe al juez andréu

El Sepblac investiga al hijo de Conde-Pumpido por una trama de blanqueo en burdeles

La Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales y de Infracciones Monetarias del BdE remite a la UDEF un informe sobre los movimientos de dinero vinculados con la operación Pompeya

Foto: El exfiscal general del Estado Cándido Conde Pumpido. (EFE)
El exfiscal general del Estado Cándido Conde Pumpido. (EFE)

El Servicio de Prevención del Blanqueo del Banco de España (Sepblac) ha puesto en duda la honorabilidad del abogado Cándido Conde-Pumpido Varela, hijo del que fuera fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido Tourón. Un informe remitido por el departamento de inteligencia a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional pone en evidencia una serie de movimientos de dinero desde una cuenta del BBVA perteneciente al letrado, vinculados con la operación Pompeya, que investiga el fraude fiscal de una docena de prostíbulos.

En concreto, la cuenta habría sido presuntamente utilizada por uno de los propietarios de los burdeles investigados con el fin de ingresar y retirar fondos procedentes de los hechos delictivos que investiga el titular del Juzgado número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, a quien la UDEF ha enviado toda la documentación del Sepblac.

Será este magistrado, de hecho, quien decida ahora si ordena diligencias para comprobar el alcance de los movimientos y la auténtica vinculación del hijo del exfiscal general con la trama de fraude fiscal que rastrea el Juzgado número 4 en torno a los prostíbulos. Andreu deberá decidir al mismo tiempo si imputa a Conde-Pumpido Varela en el marco de esta investigación.

La causa se centra en indagar la evasión fiscal llevada a cabo por los burdeles bajo el mismo 'modus operandi'. Las casas de citas utilizaban los datáfonos de una empresa guipuzcoana que falseaba el servicio del que realmente procedía la facturación con el fin de que a los clientes no les llegara a casa el verdadero motivo del gasto.

Prostíbulo de La Jonquera, en la provincia de Girona. (EFE)
Prostíbulo de La Jonquera, en la provincia de Girona. (EFE)

La operación, la primera que llevaba a cabo la Policía Nacional por fraude fiscal sobre los prostíbulos, conllevó un despliegue sin precedentes en una docena de establecimientos distribuidos por toda España. Un centenar de agentes irrumpieron al mismo tiempo en los locales para hacerse con pruebas que pusieran en evidencia el delito.

En paralelo, los policías de la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (Ucrif) desarrollaron una investigación para tratar de detectar víctimas de la trata de seres humanos. Un total de 61 personas fueron detenidas en el transcurso de la actuación, desarrollada en Alicante, Madrid, Guipúzcoa, Girona y Murcia.

La Policía Nacional tardó dos años en concluir una investigación que finalmente ha detectado más de 100 millones de euros presuntamente blanqueados por los propietarios de los locales de alterne.

Los ingresos que los implicados en la trama obtenían gracias a la prostitución y que evitaban el control del fisco eran posteriormente devueltos a su curso legal a través de negocios paralelos que montaban los detenidos, como inmobiliarias, empresas de venta de productos, etc.

Por el momento, resulta precipitado adelantar el papel que el hijo de Conde-Pumpido Tourón, cuya implicación en el caso fue anunciada el miércoles por 'OkDiario', ha jugado en esta compleja trama que investiga la Audiencia Nacional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios