PRIMERA INTERVENCIÓN DEL MONARCA EN EL PLENO

Felipe VI lanza un mensaje contundente en Estrasburgo: "Cuenten con una España unida"

El Rey no dudó en mostrarse claro y seguro en el Parlamento Europeo, lleno hasta la bandera, para garantizar que España seguirá unida y "será responsable con el Estado de derecho"

Foto: El Rey Felipe VI este miércoles en el Parlamento con la bandera republicana de fondo. (Reuters)
El Rey Felipe VI este miércoles en el Parlamento con la bandera republicana de fondo. (Reuters)

Se cumplió el guion. Felipe VI aprovechó su primera intervención en el pleno del Parlamento Europeo para lanzar un mensaje de tranquilidad a la institución y, en su línea, garantizar a través de un contundente mensaje la unidad de España. El Rey se dirigió este miércoles a los eurodiputados de los estados miembros afirmando que "pueden tener la seguridad" de "contar con una España leal y responsable hacia el proyecto europeo, unida y orgullosa de su diversidad, solidaria y respetuosa con el Estado de derecho". Y lanzó una frase para disipar todas las dudas que sobrevuelan la incertidumbre actual en Cataluña cuando la sombra del desafío independentista acecha más que nunca: "Soy europeo porque soy español".

El rey ofrece a Europa una España unida

Reunió los aplausos de una Eurocámara llena hasta la bandera, de la que solo se ausentaron los diputados de Izquierda Unida, como ya habían anunciado. El presidente de la institución, Martin Shulz, no dudó en compartir una reflexión al iniciar la intervención de don Felipe: "Me gustaría que siga contribuyendo con su tarea y pasión al éxito de la UE. En estos tiempos necesita más que nunca a España". Y también el presidente de la Comisión Europea reaccionó desde su perfil de Twitter, reconociendo "la emoción" sentida al escuchar "el discurso profundamente europeo e inspirador" del Rey.

Y en efecto, Felipe VI dedicó gran parte de sus palabras para recordar que "no hay alternativa a una Europa Unida", precisamente cuando el Viejo Continente sufre una de las más graves crisis a las que ha tenido que enfrentarse nunca a raíz del drama de los refugiados. "Tengamos confianza en Europa, tengamos confianza en nosotros mismos, los europeos", insistió abogando por construir una UE "más integrada" e instando a lograr "un nuevo impulso político" que "movilice a los ciudadanos a favor de la integración y del proyecto de unidad". Aprovechó para lanzar un símil con el discurso más importante que nunca ha pronunciado, el del día de su proclamación, al mencionar ante el pleno del Parlamento la necesidad de construir "una Europa renovada para un tiempo nuevo en un mundo distinto", igual que el 19 de junio de 2014 anunciaba la llegada de "una monarquía renovada para un tiempo nuevo".

Encuentro informal entre Felipe VI, Merkel y Hollande

Y más allá del proyecto europeo y de la actual situación política en España, Felipe VI también aprovechó para pedir responsabilidad a los líderes europeos ante esta crisis migratoria a la que actualmente se enfrenta la UE y, que de hecho, ha fracturado al continente en dos partes. El Rey se refirió al "desgarrador sufrimiento" de los refugiados que huyen "del horror y el fanatismo" e instó a los estados miembros con cierta dureza a ser "responsables y generosos", recordando que "no podemos defraudarles con un enfoque global e integral que contribuya a abordar las causas del éxodo de estas personas forzadas a abandonar sus países de origen".

De izquierda a derecha, Angela Merkel, el Rey y François Hollande. (EFE)
De izquierda a derecha, Angela Merkel, el Rey y François Hollande. (EFE)

Precisamente esta tarde, Angela Merkel y François Hollande han comparecido conjuntamente en Estrasburgo, escenificando una intervención histórica que no se repetía desde 1989, tras la caída del Muro de Berlín, cuando lo hicieron el canciller Helmut Kohl y el presidente François Mitterrand. "Una visita histórica en momentos históricamente difíciles", advirtió el presidente de la Eurocámara, reiterando el "enorme compromiso" que tienen sus líderes para superar los inmensos desafíos a los que se enfrentan los países miembros. 

El discurso de ambos ha girado en torno a la crisis de los refugiados. En concreto, el presidente francés, François Hollande, ha instado a la Unión Europea (UE) a actuar para evitar una "guerra total" en Siria que podría desestabilizar toda la región de Oriente Medio y acabar llegando incluso a "territorio europeo".

Por su parte, la canciller ha considerado que la normativa de la UE sobre asilo ha quedado "obsoleta" y ha abogado por un nuevo sistema de reparto equitativo y justo de los refugiados entre los estados miembros, a raíz de una crisis que, advirtió, transformará Europa profundamente.

Tal y como publicó este diario ayer, el Rey aprovechó para mantener un breve encuentro fuera de agenda con los mandatarios europeos, con los que probablemente conversó más detenidamente sobre la situación de Cataluña en España y el futuro de la región tras las elecciones del 27 de septiembre.

Iglesias no sigue a IU y se queda a escuchar

Izquierda Unida cumplió con lo pactado y los eurodiputados de la formación abandonaron el Parlamento Europeo pasadas las 12 de la mañana, momento en que el rey Felipe VI entraba en la cámara para pronunciar un discurso por el 30 aniversario de España en la Unión Europea. Bildu, ERC y Alternativa Galega les han acompañado, pero no los diputados de Podemos, entre ellos Pablo Iglesias y Miguel Urban, que se han quedado a escuchar al monarca desde su escaño. Antes de marcharse, el eurodiputado de IU Javier Couso colocó en la mesa la bandera republicana, que se ha mantenido allí hasta el final del discurso, para luego asegurar fuera a los medios de comunicación que “Felipe de Borbón no está legitimado” y calificar de “paripé” la intervención del monarca, a quien acusa de "no dejarles debatir”. 

Felipe VI lanza un mensaje contundente en Estrasburgo: "Cuenten con una España unida"

De esta forma, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se distancia aún más de Izquierda Unida después de que la formación diera este martes por rotas las negociaciones para alcanzar una única lista a la izquierda del PSOE en las próximas elecciones generales. Al término del discurso, casi todo el Parlamento ha aplaudido durante un minuto a Felipe VI; sin embargo, Iglesias y el resto de eurodiputados de Podemos se han quedado sentados después no solo de mantener las distancias con Izquierda Unida sino de no haber apoyado su petición al inicio de la sesión en Estrasburgo de retirar del orden del día la intervención del jefe del Estado. 

"Decepcionado" con el discurso 

Después de las palabras del Rey, Iglesias ha entrado a valorarlo, calificando de "decepcionante" un discurso que, según él, solo representa a una parte de los españoles. "Un jefe de Estado tiene que estar a la altura para representar a todos los ciudadanos, no solo a una parte", ha asegurando, destacando que "una figura simbólica debería intervenir menos en política", y ha indicado que el futuro de Cataluña es un debate "que concierne a los ciudadanos". 

"Tengo que decir a los autores del discurso que me ha parecido decepcionante", ha expresado Iglesias antes de mostrar su sorpresa tras escuchar al monarca hablar de un proceso de democratización en los años sesenta."Entonces había una dictadura. Habría que elogiar a la oposición democrática", ha afirmado en este sentido. Además, el líder de Podemos ha criticado que Felipe VI haya apoyado "el planteamiento del Gobierno" sobre la mejora de la situación económica y ha recordado que "las cifras de desempleo en España son escandalosas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios