Corrupción: Corrupción en la funeraria de Madrid: imputado el jefe por comprarse sus ataúdes. Noticias de España
UN NUEVO CASO FUNERARIA

Corrupción en la funeraria de Madrid: imputado el jefe por comprarse sus ataúdes

Un juez investiga al gerente de la funeraria semipública por adquirir a dedo de su propia firma féretros por 2,4 millones desde 2003. La intervención municipal avisó sin éxito desde 2006

Foto: Cementerio de La Almudena, en Madrid. (Efe)
Cementerio de La Almudena, en Madrid. (Efe)

Un juzgado de Madrid investiga a Juan Antonio Valdivia Gerada, gerente de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid (EMSF), por hacer que la empresa le comprase durante 15 años ataúdes ecológicos y urnas funerarias y hacerlo sin publicidad ni concurrencia. La Fiscalía le denunció a final de 2012 al ver indicios de prevaricación en las compras, que entre 2003 y 2014 suman 2,410 millones en ataúdes y 203.000 euros en urnas. Valdivia defiende que todo era público: “No me he beneficiado en absoluto de nada y tengo la conciencia tranquila”. La intervención municipal advirtió contra estas prácticas desde 2006, pero el Ayuntamiento del PP no hizo nada. El consistorio tiene el 51% del capital.

Valdivia es desde principios de los 90 una de las personas clave de la funeraria de Madrid. Entonces el Ayuntamiento privatizó el 49% de la funeraria municipal por 100 pesetas. Fue el llamado caso Funeraria, por el que 17 años después fue condenado un concejal. Funespaña se quedó con la participación y colocó en la Empresa Mixta de Servicios Funerarios a Valdivia, que entró en el consejo de administración en diciembre de 1991. Aunque el Ayuntamiento de Madrid mantiene el 51% de las acciones la gestión es privada. Valdivia es actualmente gerente y consejero de la EMSF y presidente de Funespaña. La EMSF gestiona 14 cementerios municipales de Madrid, incluido el de La Almudena.

Juan Antonio Valdivia.
Juan Antonio Valdivia.

El 28 de junio de 2000, el Consejo de Administración dio poderes a Valdivia para contratar “con su sola firma y en cuantía de hasta 500 millones de pesetas [tres millones de euros] la compra de productos manufacturados y, en general, bienes muebles”, según la denuncia que la Fiscalía presentó en un juzgado madrileño en diciembre de 2012 y a la que ha tenido acceso este diario. Los poderes fueron renovados en 2007, 2011 y 2012.

Además de gerente y consejero de la EMSF, Valdivia fue nombrado en diciembre de 1998 presidente y consejero delegado de la empresa Mould Wood. Esta firma, con sede en Zaragoza, se dedicaba a fabricar ataúdes ecológicos, hechos con cáscara de almendra. Según los informes de gobierno corporativo de Funespaña, que cotiza en bolsa, Valdivia tenía el 75% de Mould Wood.

Tres años después de simultanear los dos cargos, Valdivia firmó un contrato de “suministro de féretros” con Mould Wood, siempre según la denuncia de la fiscalía. El contrato era de un año, y se fue prorrogando anualmente hasta 2012.

En 2003, la EMSF compró a Mould Wood ataúdes por 559.000 euros y urnas por 65.000. Fue el año que más pagó pero hasta 2012 todos los ejercicios hubo compras que bajaron hasta los 97.000 euros en 2011. En 2014, la EMSF adquirió a Mould Wood ataúdes por 60.918 euros, según las cuentas de la sociedad. En total, suman 2,41 millones en ataúdes ecológicos de cáscara de almendra. Los datos están en los informes de Gobierno corporativo de Funespaña.

La Fiscalía, alertada por el anterior presidente de Funespaña, señaló en su escrito que al ser una empresa con capital público la contratación debía cumplir “los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, igualdad y no discriminación”. Sin embargo, estos contratos y sus prórrogas “se celebraron directamente y sin publicidad ni concurrencia alguna”. Por todo, denunció a Valdivia y a otros dos directivos, uno de ellos ya fallecido, por prevaricación. La denuncia la investiga el juzgado de instrucción número 2 de Madrid, que en julio tomó declaración a Valdivia como imputado por prevaricación.

“No es tan sencillo ni tan escandaloso como parece. Se compraban ataúdes de cáscara de almendra desde 1980“, dice Valdivia

Valdivia afirma que está muy tranquilo. “No es tan sencillo como parece ni tan escandaloso como parece. La empresa municipal compraba ataúdes de cáscara de almendra desde 1980”, explica por teléfono. Pese a que era presidente y consejero delegado y tenía el 75% de las acciones de Mould Wood, sostiene que fue “socio circunstancial de la empresa” y que "no había incompatibilidad". Sostiene que entró cuando falleció el anterior dueño de Mould Wood y que no ha tenido responsabilidad allí. “No había obligación de sacar concurso público y es una práctica mercantil normal”, añade.

Valdivia mantiene que en los mejores años de negocio de la EMSF, “compraba al año unos 40.000 ataúdes” de los que solo 500 o 600 procedían de su empresa. “Se declaraba en todas las memorias, no ha habido ocultamiento”. Hace tres años, coincidiendo con la denuncia de la Fiscalía, Mould Wood cerró la fábrica.

El caso de los ataúdes no pasó desparecibido a la Intervención General del Ayuntamiento de Madrid. En el último informe de auditoría, fechado el pasado 8 de septiembre, la intervención municipal recuerda que "no consta o no queda debidamente acreditado" que la EMSF cumpliera "los principios de publicidad, concurrencia, transparencia y objetividad en los contratos".

Sobre los contratos con Mould Wood, y otras empresas de los directivos, señala: "El criterio de esta Intervención General respecto a las anteriores contrataciones se viene poniendo de manifiesto desde el ejercicio de 2006 en sus informes de auditoría de cumplimiento, expresando que la sociedad deberá someterse en la adjudicación de los contratos a los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, confidencialidad, igualdad y no discriminación".

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid no hizo nada. El actual concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, de Ahora Madrid, admite que ha encontrado que no hubo ninguna reacción: "Que no se hizo nada es evidente". Sánchez Mato conoció por este diario la denuncia de la Fiscalía, ya que en el procedimiento el Ayuntamiento no está personado, pese a que podría acabar siendo el principal perjudicado si finalmente hay delito.

El noviembre del año pasado el Tribunal de Cuentas archivó unas diligencias sobre este tema. Consideró que la denuncia aludía a "apartados en la autocontratación e infracción de la normativa en materia de incompatibilidades y contratos, pero en ningún caso se cuestiona la efectividad de la prestación ni el abono de la misma dentro de los márgenes del sector". Es decir, que como la denuncia no incidía en si había sobreprecio en los ataúdes, no afectaba a la jurisdicción contable, la del Tribunal de Cuentas.

No es la primera vez que los escándalos rodean a la funeraria de Madrid. Además del largo historial judicial del caso Funeraria, durante la instrucción del caso Gürtel, el juez Ruz implicó al exgerente de la EMSF Francisco Yáñez, ya fallecido, en la compra de acciones de Libertad Digital con dinero B del partido. Según un auto de Ruz, "Yáñez compró un total de 1.100 acciones por valor de 121.000,00 € el 29.10.04, con fondos procedentes de la caja B del Partido Popular". Además, le señaló como testaferro de Luis Bárcenas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios