Caso Emperador: "Si me imputan por ir al Bernabéu, deben imputar al Rey y a Rajoy"
  1. España
los policías se defienden de la acusación fiscal

Caso Emperador: "Si me imputan por ir al Bernabéu, deben imputar al Rey y a Rajoy"

Uno de los comisarios a los que la Fiscalía quiere volver a imputar defiende que su cargo es institucional y que en el año en que saltó el escándalo su brigada detuvo a cerca de 600 chinos

placeholder Foto: Unidades policiales ante la Audiencia Nacional durante la toma de declaración a los primeros detenidos en la Operación Emperador. (EFE)
Unidades policiales ante la Audiencia Nacional durante la toma de declaración a los primeros detenidos en la Operación Emperador. (EFE)

"Si por aceptar una invitación al fútbol he cometido cohecho impropio, entonces también lo han cometido el Rey, el presidente del Gobierno, los ministros, diputados, concejales, alcaldes, empresarios y artistas que han sido invitados alguna vez al palco de honor del Bernabéu". Así razona uno de los policías a los que la Fiscalía pretende volver a imputar en el caso Emperador en las alegaciones remitidas por su defensa a la Audiencia Nacional.

En concreto, se trata del jefe de la Brigada Provincial de Extranjería de Madrid, el comisario Ángel Olmedo, al que el Ministerio Público acusa de haber cometido cohecho impropio. El titular del Juzgado número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, archivó su causa y la de otros siete policías a los que la Fiscalía acusaba de este delito o de revelación de secretos.

Tras el archivo, sin embargo, el Ministerio Público recurrió ante la Sala de lo Penal. Respecto a Olmedo, los fiscales del caso, José Grinda y Juan José Rosa, argumentaron que, al aceptar las invitaciones al fútbol, el comisario traspasó “los límites socialmente aceptados”, pues -según entendieron- “las economías medias españolas (…) no pueden permitirse acudir tres veces en un breve plazo al estadio Santiago Bernabéu”.

Olmedo entiende que ha de estar en determinados actos, ya que no tienen por objeto la mera cortesía sino la obtención de información de interés policial

Olmedo argumenta, sin embargo, en las alegaciones presentadas por su defensa ante la Sala de lo Penal, que entre las obligaciones de su cargo está la de representar institucionalmente a la Policía en actos y eventos, donde el comisario además entiende que debe estar, ya que estos encuentros no tienen por objeto la mera cortesía, sino también la obtención de información de interés policial.

Estas necesarias relaciones sociales que, según el comisario, debe mantener alguien de su cargo conllevan que en ocasiones le inviten a eventos deportivos o culturales a los que, dice, solo va cuando puede beneficiar a su tarea profesional. De hecho, argumenta en su escrito que como comisario jefe puede acceder a las entradas que los clubes de fútbol remiten por cortesía a la Policía, con lo que no tenía porqué haber aceptado las tres invitaciones del empresario chino Yongping Wu Liu si no es por interés profesional.

Olmedo arguye también que el propio autor del informe de Asuntos Internos no apreció irregularidad alguna en su actuación, cosa que -según la defensa del comisario- la Fiscalía parece no haber tenido en cuenta. Asuntos Internos, continúa, tampoco detectó operaciones sospechosas ni incrementos inusuales de su patrimonio tras realizar un estudio económico sobre él y su familia.

600 chinos detenidos

El escrito de alegaciones también apela al trabajo de los funcionarios del grupo que dirige el inspector Miguel Ángel Gómez Gordo, que detuvieron a cerca de 600 ciudadanos de origen chino en 2012, el año en el que comenzó la operación Emperador. El equipo, conformado por apenas una docena de policías, argumenta el propio comisario, tiene que utilizar todos los medios legítimos para sacar adelante las investigaciones, entre ellos el mantener buenas relaciones con personas destacadas de la comunidad china.

Todos los policías que la Fiscalía quiere volver a imputar están presentando escritos de alegaciones similares para contrarrestar el recurso del Ministerio Público, que pretendió vincularlos con la supuesta trama china liderada por Gao Ping. A todos ellos les acusan los fiscales de recibir regalos del tipo de las entradas para el fútbol -un jamón y unas botellas de vino, entre otros-, así como de revelación de secretos por consultar las bases de datos para dar información supuestamente reservada a Yongping Wu Liu -cuya causa también fue archivada por Andreu- y otros chinos.

Operación Emperador Gao Ping
El redactor recomienda