no quieren un parque natural, sino trabajo

Los vecinos de Villar de Cañas: "El pueblo será un cementerio sin el almacén nuclear"

El Consejo de Seguridad Nuclear dio luz verde al proyecto del ATC y horas más tarde el Gobierno de Castilla-La Mancha frenó la construcción con la declaración de una reserva natural ampliada

Foto: Almacén holandés de Borselle, elegido como modelo para la construcción del ATC de Villar de Cañas. (EFE)
Almacén holandés de Borselle, elegido como modelo para la construcción del ATC de Villar de Cañas. (EFE)

Los habitantes del pequeño municipio de Villar de Cañas, en Cuenca, estuvieron cerca de conseguirlo. La construcción de un almacén temporal centralizado de residuos nucleares (ATC) ha sido desde 2011 el único proyecto capaz de aunar la voluntad de casi medio millar de vecinos que sólo veían en este depósito radioactivo una oportunidad para conseguir un trabajo bien pagado.

El pueblo pasó de la risa al llanto después de que el Consejo de Seguridad Nuclear diera luz verde a la construcción del almacén –que algunos llaman cementerio– y en apenas unas horas el Gobierno de Castilla-La Mancha decidiera tramitar la ampliación de una reserva natural justo en los terrenos destinados al ATC. Este giro de última hora ha desatado la decepción y el rechazo de la mayoría de los vecinos, que achacan la decisión del presidente regional, el socialista Emiliano García-Page, al pacto de gobierno sellado con Podemos. "El señor Page es una marioneta que se mueve como quieren sus socios", ha criticado Antonio Belda, propietario del bar La Mezquita.

El CSN aplaza su decisión sobre la idoneidad de Villar de Cañas para albergar un cementerio nuclear

El mismo Antonio tiene una previsión catastrófica de la situación a la que puede llegar el pueblo: "El verdadero cementerio será Villar de Cañas si no construyen el almacén nuclear". Y además, indignado desde el otro lado del teléfono, ha condenado las razones dadas por el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, que destacaban el valor de la zona para la protección de aves piscícolas del río Záncara, como las grullas, las avutardas y los sisones. "Aquí no hay grullas, esto es un secarral. Las grullas pasan quince días al año y están en Villar de Cañas igual que luego se van a Albacete o a Madrid", ha afirmado.

Construcción de carreteras en marcha

El revés del Gobierno manchego llega cuando las obras de las carreteras de acceso al eventual depósito de residuos nucleares ya estaban en marcha y los vecinos habían empezado a notar un leve acelerón económico en la vida cotidiana de Villar de Cañas. De hecho, desde hace un año los bares han contratado personal nuevo para atender a los obreros, comienzan a aparecer los primeros alojamientos y los pocos jóvenes que quedan en el pueblo se han apuntado a cursos de seguridad y construcción.

Hay incluso quien apostó por este pueblito manchego de 479 habitantes porque si bien "no tiene ningún atractivo turístico" podía convertirse en uno de los "pocos sitios de España donde podía haber trabajo". Es el caso de Luis Bilbao, un madrileño "enamorado del paisaje manchego" embarcado en la costosa reforma de una casita particular que ha convertido en el hostal Un Rincón en la Mancha. "Al quedarme yo en el paro y mi mujer también decidimos venirnos, pero no quiero ni pensar en el 'palo' que puede ser que el ATC no salga adelante", ha comentado sin perder la esperanza. "El almacén iba a inyectarle a la zona la vida que no tiene, incluso iba a convertirse en un centro tecnológico y nuclear muy importante a nivel mundial", lamenta Bilbao.

El Gobierno de Castilla La Mancha trata de frenar el cementerio nuclear

Las plataformas ecologistas que han liderado la oposición a la construcción del ATC han argumentado que el "cementerio nuclear" tal y como está proyectado sería muy inseguro para la región, e incluso la secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad del PSOE, Pilar Lucio, ha llegado a pedir que se reconsidere la idoneidad de Villar de Cañas como emplazamiento del almacén. Por su parte, el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) ha ido más allá y ha augurado "elevadísimos sobrecostes no cuantificados todavía" que, según ha previsto, acabarán pagando los ciudadanos "a través del recibo de la luz". 

Un pueblo con pocas oportunidades

Los afectados dicen no tener ningún miedo a las consecuencias que puede tener vivir en las inmediaciones de un almacén de residuos radioactivos. "Me asusta más que jueguen con el trabajo y con la comida de la gente por temas electoralistas", comenta Bilbao. Y lo mismo piensa Pablo Cifuentes, otro 'forastero' de un pueblo cercano que ha probado suerte en Villar de Cañas y ha montado el restaurante El Nido, el cual mantiene lleno con los obreros que trabajan en las carreteras. Su mayor temor es que, si no sale lo del ATC, "la gente del pueblo se va a ir a comer a su casa".

Villar de Cañas es uno de los 10 pueblos que durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se postularon para hospedar un silo nuclear en el que se iba a invertir una suma de entre 700 y 900 millones de euros, con vistas a convertirse en un centro tecnológico de referencia mundial. Los terrenos propuestos son llanos, bajos en sismicidad y de uso agrario. Y es esta última característica la que preocupa a sus habitantes, puesto que el principal sustento de este pueblo ubicado a 68 kilómetros de Cuenca es precisamente el campo. Por eso Bilbao, optimista, no ve futuro al plan del Gobierno de García-Page de ampliar de mil a 25.000 hectáreas el área natural protegida, porque "es una locura que un gobernante quiera privar al pueblo de trabajar sus tierras".

El PSOE pone el foco en el plan urbanísitico de Cospedal

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, sigue defendiendo la decisión de ampliar la protección ambiental de la Laguna del Hito para paralizar la construcción del ATC de Villar de Cañas. “Las grullas son aves migratorias. No solo necesitan la laguna, también los terrenos de alrededor”, ha asegurado. Tras calificar de “yesosos” las tierras en las que se proyecta el almacén nuclear, el consejero socialista apunta a que hay una “vegetación protegida por la Unión Europea” que impediría cualquier tipo de construcción.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios