RECOGEN MÁS DE UN CENTENAR AL DÍA

El camión recogebicis no da abasto para retirar todas las que los usuarios abandonan

Los policías municipales están hartos de tener que movilizar patrullas durante horas sólo para custodiar las bicicletas e incluso trasladarlas a sus dependencias

Foto: Bicicletas eléctricas del sistema público de alquiler, BiciMad. (EFE)
Bicicletas eléctricas del sistema público de alquiler, BiciMad. (EFE)

El camión encargado de retirar las bicis de alquiler que los usuarios abandonan en la calle no da abasto. La empresa encargada de gestionar BiciMad, el sistema implantado por la anterior alcaldesa Ana Botella para arrendar transportes eléctricos de dos ruedas, tan sólo cuenta con un vehículo para recogerlos cuando los inquilinos deciden no devolverlos.

Según fuentes municipales, los tres empleados que manejan el camión recogen más de un centenar de bicis cada día. Se trata de velocípedos destrozados o estropeados que han sido abandonados por los usuarios, aunque en ocasiones también hay algunos que simplemente están aparcados y cuyos anclajes han sido forzados en un burdo intento de sustraerlos.

Este poco cívico comportamiento –en ocasiones algunos usuarios incluso se quedan las bicis durante varios días y luego las dejan en cualquier sitio– está provocando no sólo que el camión esté sobrepasado de carga de trabajo, sino también que incluso la Policía Municipal sufra las consecuencias.

Los agentes están hartos de tener que custodiar bicicletas hasta que llega el camión, que en ocasiones puede tardar horas e incluso días en hacer acto de presencia, lo cual desactiva una patrulla de la Policía Municipal durante ese intervalo.

Para evitar esta pérdida de tiempo, es habitual que los funcionarios recojan ellos mismos las bicis, las metan en sus vehículos y las trasladen hasta sus dependencias, donde las aparcan hasta que el camión tiene un momento para pasarse a retirarlas. A veces, incluso los agentes de la Policía Nacional han hecho lo propio y han trasladado hasta sus comisarías estos vehículos de dos ruedas.

La exalcaldesa de Madrid Ana Botella. (EFE)
La exalcaldesa de Madrid Ana Botella. (EFE)

La paradójica situación ha provocado escenas como la que contó El Confidencial el pasado noviembre, que mostraba a un funcionario de la Policía Municipal montando en una de las bicicletas para trasladarla así hasta las instalaciones del cuerpo. En otras ocasiones, son las furgonetas policiales las que se movilizan para recoger los velocípedos abandonados, lo cual las inutiliza durante el tiempo que dura este servicio.

El modo de localizar las bicis, por su parte, no es menos llamativo que el de trasladarlas. Según fuentes municipales, la empresa concesionaria de BiciMad no denuncia las pérdidas, sino que son los agentes de la Policía los que las encuentran por la calle, bien mientras patrullan, bien a través de la llamada de algún vecino.

Los agentes afectados, que aseguran recoger al menos una bici al día, no se explican el elevado número de velocípedos abandonados y creen que debe estar utilizándose algún sistema ilegal para hacerse con ellas sin necesidad de identificarse, lo cual burlaría la actual obligación de abonar con tarjeta de crédito.

El hartazgo en el seno de la Policía Municipal llega hasta la cúpula del cuerpo y es de tal magnitud que el jefe de una de las unidades del centro de Madrid ha dado la orden a sus funcionarios de no retirar ni una sola bici más. Según fuentes de la institución, el mando ha ordenado limitar la actuación policial al aviso y nada más. Es decir, los agentes tienen la obligación de alertar a la empresa concesionaria, pero no de retirar ni trasladar la bicicleta.

En otras unidades, sin embargo, el jefe de turno obliga a los funcionarios a recogerlas y trasladarlas a las dependencias policiales. En Hortaleza, por ejemplo, actualmente hay media docena de bicis esperando a que el camión de la empresa concesionaria llegue para retirarlas.

En general, el descontento es mayúsculo. Desde la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) aseguran que la dirección del cuerpo “no puede destinar recursos humanos y materiales a recoger el gran volumen de bicicletas de BiciMad abandonadas en la vía pública por los deficientes servicios de recogida de la empresa privada que los gestiona”. “Tardan horas y días en recogerlas”, añaden desde la asociación, que considera esto como un auténtico problema para la Policía si no se toman medidas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios