ANTONI ESTEVE, PRESIDENTE DE FARMAINDUSTRIA

"Las vacunas y la hepatitis C son ejemplos del valor que tiene la investigación farmacéutica"

Farmaindustria, patronal de laboratorios innovadores, tiene clara su hoja de ruta: seguir garantizando su actividad investigadora para asegurar así el acceso a medicamentos nuevos a la sociedad

Farmaindustria, la patronal del sector farmacéutico, tiene una gran misión: “Dar continuidad a la actividad y aportar productos innovadores” que curen enfermedades que hasta el momento son difíciles de tratar. Así lo expresa su presidente, Antoni Esteve, que apenas lleva unos meses en el cargo, pero reconoce que la hoja de ruta es siempre la misma independientemente de quién esté al frente del barco. En la patronal tienen el objetivo de convencer a la sociedad, a todos los agentes del sistema sanitario y a las Administraciones del interés que despierta la actividad que desarrollan y, sobre todo, de hacerlo con la máxima eficacia para los pacientes.

El escenario no ha sido sencillo en los últimos tiempos. Que los recortes en sanidad afectan a la industria farmacéutica es una realidad. En 2013 –último año del que existen datos disponibles– la inversión en I+D se situó en 928 millones de euros, un 4,6% menos que en el ejercicio anterior. Además, el desglose de la partida pone de manifiesto que 887 millones se destinaron a gastos corrientes, mientras que sólo 40 se emplearon en inversiones.

Por eso, Farmaindustria pide esfuerzos a laboratorios y Gobiernos para promover diálogos abiertos y conseguir que se establezcan políticas útiles tanto desde una perspectiva sanitaria como económica, que garantice a la sociedad española disponer de medicamentos y fármacos nuevos lo más rápidamente posible. Esteve reconoce que el sector se siente en ocasiones “incomprendido” por parte del Ejecutivo, ya que la presión presupuestaria juega un papel muy importante y puede actuar como límite al buen entendimiento entre ambos. "Desde luego, para tener un sistema sanitario de calidad hacen falta sacrificios y esfuerzos por ambas partes", explica.

Acuerdo con Hacienda y Sanidad

Aun así, la patronal es optimista. Precisamente en el último año Farmaindustria ha mantenido conversaciones con los ministerios de Hacienda y Sanidad, carteras con las que ha logrado un acuerdo que lo que plantea es la creación de un marco de estabilidad que permite al Gobierno acometer sus retos presupuestarios y al sector farmacéutico, por su parte, garantizar el acceso de los productos y continuar con su labor investigadora. Se trata en definitiva de construir un verdadero modelo sostenible de prestación sanitaria y, especialmente, farmacéutica.

A falta de la firma final, el documento está acabado. Esteve insiste en la “buena noticia” que supone haber llegado a este punto, que pone en valor al sector que la patronal representa y que afectará mucho al futuro del sistema sanitario español. De hecho, Farmaindustria reclama convertir al sector en parte de la 'locomotora' que termine de sacar al país de la crisis económica con su actividad.

Investigación para vacunas. (Efe)
Investigación para vacunas. (Efe)

Polémica en salud: vacunas y hepatitis C

Son los dos temas que más preocupan a la sociedad en materia de salud. El caso del niño con difteria que recientemente falleció y no estaba vacunado ha conmovido a la sociedad. Acerca de este asunto, Farmaindustria insiste en la necesidad de que la educación sanitaria sensibilice a la sociedad acerca de los planes de vacunación y de los propios medicamentos. “Es fundamental asumir parte de la responsabilidad social ante casos de este tipo y que exista un mayor compromiso para promover el conocimiento en toda la sociedad y valorar el papel de los medicamentos para garantizar la salud de las personas”, explica Esteve al respecto.

Sobre la hepatitis C y la aparición de Sovaldi, el nuevo fármaco disponible que cura la enfermedad, Esteve aprovecha para poner de manifiesto que “es un ejemplo que demuestra el esfuerzo que hacen las compañías por investigar y desarrollar productos que acometan retos sanitarios de primer orden”. Farmaindustria insiste en que está demostrado que “merece la pena apostar por la disponibilidad de productos innovadores que curen las enfermedades de las personas”, y es misión del sector “poder dar este servicio a la sociedad”. Desde una perspectiva puramente administrativa, a la hora de dar acceso a los mismos, reconoce que el coste de los tratamientos “debe ser responsable” y agradece el esfuerzo que el Ministerio capitaneado ahora por Alfonso Alonso ha hecho para garantizar el fármaco al mayor número de afectados posible, que en todo caso serán los médicos los que lo prescriban dependiendo de la gravedad del paciente.

Compra centralizada vs. subastas

La compra centralizada de medicamentos a la hora de instaurar ese modelo sostenible de prestación farmacéutica no asusta a Farmaindustria. "Al revés. Las compras centralizadas y el uso de genéricos también son necesarios", explica Esteve. El coste de la innovación y accesibilidad de fármacos es muy elevado, "y si hay aumentos de gastos, por un lado, necesitamos encontrar alivios por el otro". 

Por eso, Farmaindustria ve con buenos ojos las compras centralizadas de medicamentos, que parecen ser una medida de ahorro efectiva. Las primeras fueron las de las vacunas de la gripe A en 2009 y la más reciente se aprobó en octubre del año pasado para adquirir varios de los medicamentos más utilizados en hospitales españoles como anticancerosos o antivirales. El mayor inconveniente del sistema es que hay que establecer acuerdos entre todas las comunidades, y producto a producto para que después el Consejo de Ministros dé luz verde.

En todo caso, la patronal hace hincapié en la necesidad de distinguir entre compras centralizadas y subastas. Estas últimas son, según explica el presidente de Farmaindustria, “excluyentes”, además de que imponen un modelo “perverso priorizando la oportunidad económica”. En efecto, las adjudicaciones del suministro de medicamentos por convocatoria pública que se han producido en España están recurridas ante el Tribunal Constitucional. Ni la patronal ni el Ministerio de Sanidad ni otros organismos del sector están de acuerdo con este sistema. “Invaden competencias constitucionales propias y exclusivas del Estado y marginan a la industria innovadora a pesar de invertir tanto en investigación”, zanja Esteve.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios