REFERENTES MUNDIALES EN EL MABS 2015

“España posee un líder emergente que tendrá una importancia global. Es el Rey”

Líderes mundiales ofrecen a directivos sus recetas para el crecimiento empresarial. Así podría resumirse el Management & Business Summit 2015

Líderes mundiales ofrecen a directivos sus recetas para el crecimiento empresarial. Así podría resumirse el Management & Business Summit 2015, evento organizado por Atresmedia -y entre cuyos patrocinadores se encuentra El Confidencial- que arrancó este miércoles en Madrid. Referentes globales como el ex premier británico Gordon Brown, el expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso o Bill Richardson, secretario de Energía en la Administración Clinton y antiguo embajador de EEUU ante la ONU, ofrecieron su visión del panorama socio-económico global y sus ideas para una gestión innovadora de compañías. El objetivo: “Motivar a los directivos del presente y el futuro español”.

He aquí un resumen de las intervenciones más destacadas.

Brown: “España está en una posición privilegiada”

El hombre con el cargo como ministro más largo de la historia moderna (Hacienda, 1997-2007) fue el encargado de inaugurar la primera jornada del MABS 2015. Y si algo destacó de la intervención del escocés fue su empeño en trasladar que, en una Europa en crisis y atemorizada por cambios que se suceden a una velocidad vertiginosa y el ascenso de Asia o Latinoamérica, hay oportunidades de negocio.

Vengo a hablar sobre dónde estamos, del mundo de hoy y de mañana. Estoy aquí para recordar a todos que estamos en un mundo interdependiente… lo que sucede en un país afecta a todos los continentes”, comenzó Brown. “Hasta la crisis financiera de 2000, la mayor parte de la producción se daba en Occidente, como la mayor parte del comercio o las inversiones, que se hacían en Occidente. Pero en esta última década ha habido un cambio. La mayor parte de la producción procede de Asia, Latinoamérica y África. ¿Cómo alterará esto al mundo?”.

La clave, para Brown, es la “segunda revolución”, el crecimiento global de la clase media, los nuevos consumidores asiáticos o africanos. “Puede parecer amenazador para mi país o para Europa pero, en 2020, el 20% del consumo procederá de Asia. Alemania apenas generará un 4% de los consumidores del mundo. Habrá un inmenso cambio en la clase media global, que pasará del 20% actual al 40% y que buscará el mejor precio esté donde esté”, explicó. “Así que, en 2020, con una proporción menor de clase media, de producción y consumidores (en Europa), esto no supondrá una amenaza, será una oportunidad. Las empresas que tengan iniciativa para afrontar este cambio podrán salir adelante”.

¿En qué medida este cambio puede suponer una oportunidad empresarial? Según Brown, habrá, por ejemplo, el doble de propietarios de automóviles, “algo que debe cambiar las perspectivas de los productores”. Sucederá lo mismo con fabricantes de dispositivos electrónicos o el turismo. “Las posibilidades de España son enormes. En el mundo hay 1.000 millones de turistas, en 2020 tendremos 17.000 millones. Si ahora hay 100 millones de chinos con dinero para salir de su país… se duplican las posibilidades para empresas que quieran entrar en el sector”, explicó.

“La expansión de la población consumidora genera grandes oportunidades para el futuro. Cada empresa y cada país tienen sus propias oportunidades. Debemos saber que los beneficios irán a las compañías más innovadoras, a las que sean inventivas, desarrollen nuevos productos y servicios… esto va a ser una prima importante para la investigación y desarrollo”, añadió.

El ex premier puso la guinda ante un auditorio de directivos españoles al afirmar que, dado que la cooperación internacional será determinante, “la Península Ibérica tiene una posición privilegiada de cara al futuro (…) España puede aprovechar esta oportunidad, porque sus lazos con América Latina, Asia y África la colocan en una mejor posición. La cantidad de comercio y cooperación con los países de habla hispana es de gran importancia”, concluyó.

Richardson: "España tiene un líder global, el Rey"

El Secretario de Energía de Clinton y experto en el papel de EEUU ante las potencias asiáticas emergentes, acudió al MABS 2015 para hablar del cambio climático y su influencia en el sector privado, pero dejó alguna que otra joya en clave nacional: “Ustedes, en España, tienen un líder emergente que va a tener gran importancia mundial. Es el Rey. Lo veo a nivel intelectual como un líder global en resolución de conflictos”.

Richardson, quien asegura que el cambio climático puede frenarse a través de acciones internacionales firmes y contundentes que reduzcan el uso de combustibles fósiles, calificó de “buena” la política de energías renovables del Gobierno español. “Se ha mejorado, se han arreglado… hay muchas compañías de energía solar en México, como Abengoa, que hoy en día es una referencia mundial. En Sevilla está ubicada la tecnología más avanzada, junto con la alemana. La política (de renovables) va mucho mejor”.

No obstante, advirtió, “una transformación radical de nuestra economía energética es inevitable. La pregunta clave es, ¿nos alejaremos de los combustibles fósiles antes o después de que produzcan daños irreparables a nuestra economía y al medio ambiente? (…) Después de tanta negación, al fin vemos señales de progreso. Han sido los europeos los que han tomado la delantera en energía solar o eólica”. Como ejemplo, Richardson mencionó que EEUU ha instalado más paneles solares en los últimos dos años que en los 38 anteriores: “La fuerte caída en los precios de los paneles solares ha traído una caída de precios de la energía”.

Para el exgobernador de Nuevo México no cabe duda: “El futuro está libre de carbón. Aquellas empresas que adopten las nuevas tecnologías energéticas disfrutarán de enormes ventajas competitivas. Los que, por el contrario, se aferren a las tecnologías del carbón perderán toda ventaja”, concluyó.

Durão Barroso: ¿Declive europeo? ¿Qué declive?

Donde unos ven motivos para el pesimismo, José Manuel Durão Barroso ve capacidad de superación de las dificultades. El hombre que dirigió la Unión Europea desde el inicio de la crisis financiera que azota el Viejo Continente tiene una fórmula para ello: “Hoy es un lugar común decir que Europa está en declive, es el glamour intelectual del pesimismo, ser profeta de la desgracia. Pero con negativismo no se ganan las batallas, se ganan con optimismo. En 2004 éramos 15 países, ahora somos 28. Una organización en declive no experimenta un incremento de sus miembros”.

Para Durão Barroso, la cuestión consiste en “analizar a medio plazo”. “Es cierto que la crisis de deuda ha puesto de relieve vulnerabilidades y que hay desequilibrios muy importantes entre estados miembros. Pero Europa, de forma progresiva, fue capaz de responder a la situación de crisis, creando nuevos instrumentos para enfrentarse a las dificultades de los países. Hemos mostrado resistencia. Somos 28 países, 28 democracias… la democracia siempre es más lenta que el mercado. Hoy España crece cerca de un 3% y estaba en una situación dramática”, explicó.

“España, Grecia, Irlanda y Portugal sufrieron problemas que requerían una acción de la zona euro, sobre todo a través de programas de ajuste (…) El objetivo de los países con rescates era volver a los mercados para encontrar financiación suficiente”, añadió.

No obstante, mientras Durão Barroso argumentaba su optimismo sobre el devenir de la Unión, una cuestión dominaba el ambiente: el ya famoso Grexit. “Hoy hay más posibilidades de un Grexit (salida de Grecia del euro) que cuando había una mayor inestabilidad en los mercados. Había proyecciones de crecimiento del 3% antes de la llegada del nuevo Gobierno (de Syriza), un Gobierno sin ninguna experiencia, con una ideología radical. Ahora, todo el sacrificio de los griegos, todo el trabajo, se puede perder. Estoy preocupado por la involución reciente”, dijo el expresidente de la Comisión Europea, quien pidió responsabilidad a las autoridades griegas y “flexibilidad” a los acreedores.

Tras su ponencia, preguntado por la situación política tras las elecciones municipales y autonómicas, Durão Barroso lanzó un dardo a las fuerzas emergentes al afirmar que “mucha gente en otros países me pregunta por la cuestión política en España. Es necesario evitar todas las formas de extremismo, tanto a la derecha como a la izquierda. Entiendo el cabreo de la gente por la crisis y la corrupción, y tenemos que tener el coraje de mostrar cuál es la solución. Y la solución no es Grecia, sino economías que ofrezcan atractivos a la inversión. España tiene una situación política más compleja, pero confío en que la economía española y la sociedad es lo suficientemente fuerte para superar la situación actual. Confío en que la solución política no sea negativa para el futuro de España”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios