CARLOS ANDRADAS TOMA POSESIÓN COMO RECTOR DE LA UCM

Reproches de la comunidad universitaria a González en su último acto como presidente

Carlos Andradas tomó posesión hoy de su cargo como nuevo rector de la Complutense, en presencia del todavía presidente regional al que reprochó "la falta de inversión y subida de tasas"

Foto: Ignacio González, todavía presidente de la Comunidad, junto a Carlos Andradas, nuevo rector de la UCM. (Efe)
Ignacio González, todavía presidente de la Comunidad, junto a Carlos Andradas, nuevo rector de la UCM. (Efe)

La Universidad Complutense de Madrid tiene a partir de hoy un nuevo rector. Carlos Andradas, tomó posesión de su nuevo cargo en el Paraninfo de San Bernardo, lleno hasta la bandera y arropado por representantes de toda la comunidad universitaria, en un acto que presidió el todavía jefe del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Andradas afirmó que asume su nuevo cometido, “el más importante en toda su vida universitaria a la que ya ha dedicado cuatro décadas de su vida”, con “emoción, ilusión, responsabilidad y ganas de trabajar”. El catedrático de matemáticas pidió a la Comunidad madrileña que se replantee la política de tasas y precios públicos universitarios para evitar “la enorme desigualdad entre los jóvenes”, insistiendo en que la difícil situación económica “no descabalgue a los que no tienen medios para estudiar”.

En un tono menos amistoso se pronunció el rector saliente, José Carrillo, que pone fin a su lesgislatura al frente de la universidad más emblemática de España. Carrillo arrancó su discurso haciendo referencia a la reciente sentencia del Tribunal Supremo, hecha pública hace apenas dos semanas, en la que el Alto Tribunal anuló varios artículos de decretos autonómicos sobre las tasas universitarias, dictaminando que es la Comunidad de Madrid la encargada de fijar estos precios, sobre los que las universidades “no tendrán potestad”. El ya exrector quiso hacer hincapié en la “satisfacción” que le producía haber finalizado su etapa al frente de la Universidad habiéndose hecho público este fallo. Y lo hizo teniendo sentado a su derecha al propio González, todavía presidente autonómico, al que reprochó directamente la falta de inversión en las universidades públicas durante los últimos años.

Carlos Andradas, Ignacio González y José Carrillo (Efe)
Carlos Andradas, Ignacio González y José Carrillo (Efe)
Ignacio González, que clausuró la investidura del nuevo jefe universitario, aprovechó en su turno de palabra para reconocer “el esfuerzo que han hecho todas las universidades públicas madrileñas” durante estos años de crisis económica, y emplazó al nuevo rector “a aprovechar el inicio de una nueva etapa para volver a convertir a la Complutense en un referente a nivel mundial”. El todavía presidente regional hizo asimismo referencia a su despedida, confiando en que “el nuevo Gobierno que se forme en los próximos días sabrá reconocer la importancia de los centros universitarios y su trascendencia”. Un Ejecutivo que, con casi con toda seguridad, lo formará su compañera 'popular' Cristina Cifuentes con la ayuda de Ciudadanos.

El presidente reconoció, eso sí, no estar de acuerdo con “algunas de las cosas dichas aquí hoy”, pero aseguró que durante su mandato “ha intentado en todo momento” perjudicar lo menos posible a las universidades. El rector entrante, Carlos Andradas, también dedicó parte de su discurso a pedir “cariño a la Comunidad de Madrid”, traducido en recursos económicos, para poder llevar a cabo todos “los proyectos y las ideas que tenemos para que la Complutense funcione con la máxima calidad”.

Los retos que esperan a Andradas

Andradas tiene dos importantes retos por delante en la gestión de la mayor universidad presencial de España. El primero, la abultadísima deuda del centro, que actualmente se cifra en más de 70 millones, y que proviene de la etapa que precedió a Carillo, con Carlos Berzosaal frente de la universidad, otro polémico mandato en el que Andradas fue vicerrector. La Complutense deberá encontrar nuevas vías de financiaciónque le permitan salir a flote.

Por otro lado, deberá responder a los últimos órdagos del Ministerio de Educación, que han puesto contra las cuerdas a las universidades españolas. Primero, por la elevada subida de tasas, salvavidas de los ingresos de las facultades a costa de los estudiantes, pero que también ha provocado tiempos de manifestaciones, huelgas y asfixia económica para el alumnado. Y segundo, por la intención del departamento que dirige José Ignacio Wert de actualizar el sistema de grados universitarios, conocido como el 3+2, que por cierto el futuro rector ya se ha comprometido a no aplicar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios