torres quiere citar también a doña sofía y elena

El socio de Urdangarin pide que declaren en el juicio el Rey, su padre y 690 testigos más

La defensa de Diego Torres, quien fuera socio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, ha pedido que sean citados a declarar en el juicio más de 690 testigos, entre ellos el propio rey Felipe VI

La defensa de Diego Torres, quien fuera socio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, ha pedido que sean citados a declarar como testigos en el juicio del caso Nóos el rey Felipe VI y su padre, Don Juan Carlos, además de la reina Doña Sofía, la infanta Elena de Borbón y varios ex altos cargos de la Casa del Rey. El abogado de Torres, Manuel González Peeters, presentó ayer el escrito de defensa de su cliente ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, en el que pide la libre absolución de aquel y su esposa, Ana María Tejeiro, imputados en la causa.

En el escrito, al que ha tenido acceso El Confidencial, se reclama la comparecencia durante la vista oral del juicio de tres peritos y 688 testigos, incluidos el Rey y sus familiares, además de dirigentes políticos, grandes empresarios y empleados y directivos del Instituto Nóos. La decisión última acerca de quiénes y cuántos de ellos serán citados a declarar no la tomará el juez José Castro, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, sino la Audiencia de Baleares. No obstante, el juez debe esperar por el momento a tener en sus manos los escritos de defensa de todos los procesados para más adelante remitir la causa a la Audiencia. El juicio podría celebrarse en el segundo semestre de este año, aunque fuentes jurídicas no descartan que se retrase hasta 2016.

Entre los testigos propuestos por Torres figuran miembros de la familia real, de la familia del Rey y ex altos cargos de la Zarzuela. Entre ellos, Pilar de Borbón, hermana de Don Juan Carlos; Irene de Grecia, hermana de Doña Sofía; Jaime de Marichalar, exmarido de la infanta Elena; Alberto Aza, exjefe de la Casa del Rey; Javier Ayuso, exdirector de Comunicación de la Zarzuela; José Manuel Romero, conde de Fontao, asesor legal del anterior monarca; Carlos García Revenga, exsecretario de las Infantas; Miguel Urdangarin, hermano de Iñaki Urdangarin; Julia Cuquerella, secretaria de este último, o Corinna zu Sayn-Wittgenstein, íntima amiga del anterior jefe del Estado.

El socio de Urdangarin en Nóos, Diego Torres. (EFE)
El socio de Urdangarin en Nóos, Diego Torres. (EFE)

La inmensa mayoría de los políticos que la defensa de Torres pretende que declaren en calidad de testigos pertenecen al PP. Entre otros, el exministro y exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; el exconsejero del Gobierno valenciano y actual portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons; el exsecretario de Estado para el Deporte y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky; el exdirector general del Fondo Monetario Internacional y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, o el ministro de Cultura, José Ignacio Wert.

El abogado de Torres, en conversación telefónica con este diario, precisó ayer que todos los testigos citados a declarar lo son en su calidad de clientes o donantes del Instituto Nóos, empleados y directivos de la entidad supuestamente altruista y sin ánimo de lucro, proveedores de bienes y servicios –desde tiendas de informática a imprentas y agencias de viaje, pasando por despachos de abogados y asesores fiscales– y, en general, cuantas personas aparecen en los cientos de correos electrónicos que González Peeters, en representación de su cliente, ha entregado al juez Castro desde que este instruye el caso Nóos.

La lista de grandes empresarios también citados a declarar como testigos es casi inabarcable. Desde Antonio Brufau, presidente de Repsol, a César Alierta, presidente de Telefónica, pasando por Francisco González (BBVA); Isidro Fainé (La Caixa); Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola); Sebastián Escarrer (Sol Meliá); Francisco Roig (Roig Grupo Corporativo); José Luis Olivas (antiguo Banco de Valencia); Juan Antonio Samaranch Salisachs (GBS Finanzas); Fernando Roig (Pamesa y Mercadona) o el promotor inmobiliario Juan Bautista Soler.

Ceremonia de abdicación del rey Juan Carlos I. EFE
Ceremonia de abdicación del rey Juan Carlos I. EFE

Uno de los principales argumentos esgrimidos por la defensa de Torres y su esposa para pedir la libre absolución de ambos es que la Casa del Rey no sólo conoció y amparó las actividades y negocios del Instituto Nóos, sino que incluso colaboró directamente en ellos. "Nada, rotundamente nada se podía llevar a cabo sin antes haber recibido el beneplácito, cuando menos, de la Casa Real a través del asesor de S. M. el Rey Carlos, García Revenga. Es imposible sostener que, con el ejército de asesores con los que cuenta la institución [monárquica], que intervenían de manera activa y determinante, como se tiene probado, pudiesen mis representados tener la más leve sospecha de que algo anómalo pudiera estar llevándose a cabo".

"Dime cómo quieres que te pague"

El exsocio de Iñaki Urdangarin al frente del Instituto Nóos, Diego Torres, ha remitido al juez José Castro más de 460 páginas con nuevos correos electrónicos que certifican, entre otros pormenores, que el Duque de Palma se hizo con un millón de euros tras adquirir, a un precio "simbólico" de 400 euros cada una, unas 49 acciones del Club de Golf de Sant Vicenç de Montalt cuyo valor ascendía realmente a unos 21.000 euros. 

Según un email, la operación se llevó a cabo previa consulta al secretario de las Infantas, Carlos García Revenga: "Carlos García me dijo que tenías que pagar las acciones a un precio "simbólico" –que yo pagué personalmente– (ya haremos cuentas)", le dice el directivo al Duque, a lo que éste responde en un siguiente correo: "Dime la entidad bancaria o cómo quieres que te pague".

Un letrado del Constitucional asesoró al Duque

Otro de los correos aportados a la causa certifican cómo el magistrado del Tribunal Supremo Ángel Aguallo, entonces letrado del Constitucional, asesoró al Duque en relación a uno de los negocios por los que éste cobró a través de la empresa Aizoon -cuya propiedad comparte con la Infanta Cristina- para defraudar a Hacienda.

Iñaki Urdangarin (Gtres)
Iñaki Urdangarin (Gtres)

En uno de los emails, de febrero de 2008, la secretaria de Urdangarin, Julita Cuquerella, pregunta a Aguallo: "¿Sería tan amable de comunicarme el lugar de la reunión-almuerzo, con D.Iñaki y con el Sr.Torres del próximo día 25 de 13:30 a 16:00?", a lo que el magistrado le responde en otro correo: "Creo que va a ser en la propia sede de Pernod Ricard". Pernod Ricard es una de las empresas de las que cobró Urdangarin por diversos asesoramientos y cuyas retribuciones facturó, como si de ingresos por actividades profesionales se tratase, a través de Aizoon, con el objetivo de tributar menos en la declaración de la Renta.

Asimismo, en otro de los emails, que se remonta al 14 de marzo de 2002, uno de los compañeros de Urdangarin en Motorpress Ibérica le escribe para, respecto "al otro asunto que comentamos", adjuntarle los datos de su mujer a fin de que ésta pudiera ser contratada en la Zarzuela. Más en concreto, le señalaba en el correo, "lo ideal sería conseguir un contrato de periodista en el gabinete de prensa del palacio".

Zapatillas "gratis" para la Familia Real

Otro de los asuntos a los que hacen referencia las comunicaciones aportadas por Torres es el ofrecimiento que en junio de 2004 la marca Reebook realiza al Duque "con motivo del Europeo de Fútbol y de la Olimpiada": zapatillas que llevan "una chapita con la bandera entre los cordones". "Por favor, si nos indicas tu número, trataremos de hacértelas llegar cuanto antes donde tú nos indiques", le comenta uno de los responsables de la marca. Ante esta propuesta, Urdangarin responde que la idea "es genial; en este país estos temas cuestan bastante y creo muy acertada la iniciativa. Consulto en la Familia y te escribo con más precisión. Por mi parte y la de mi Señora e hijos nos encantaría disponer de ellas".

Más adelante, el Duque vuelve a dirigirse a la empresa de fabricación para comentarle que "por fin he conseguido los números de la Familia Real". Y a continuación detalla la talla de calzado de hasta trece miembros de la Casa Real: "S.M. el Rey 42,5; S.M. la Reina 39,5; el Príncipe de Asturias 44,5; la Princesa de Asturias 38; la Infanta doña Elena 39,5; la Infanta doña Cristina 39,5; don Jaime 47; don Iñaki 47; don Felipe 31; doña Victoria 27; don Juan 29; don Pablo 27; don Miguel 25".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios