XII FORO APROAFA

Extremadura y Castilla-La Mancha se alían contra la subasta de fármacos de Andalucía

Los consejeros de Sanidad de ambas autonomías reprenden a la líder andaluza su deriva sanitaria. "Si todos hiciéramos lo mismo, romperíamos el sistema"

Foto: Los presidentes de Extremadura y Castilla-La Mancha, junto con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Efe).
Los presidentes de Extremadura y Castilla-La Mancha, junto con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Efe).

“Tanto Castilla-La Mancha como Extremadura somos comunidades autónomas responsables, y la subasta de medicamentos es un elemento profundamente irresponsable desde el punto de vista del abordaje de la compra de medicamentos”. El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha dado el pistoletazo de salida a la precampaña electoral en Cáceres, donde ha coincidido con su homólogo extremeño, Luis Alfonso Hernández Carrón. Entre los dos políticos del PP desmontaron el sistema de dispersión de fármacos puesto en marcha en Andalucía, la primera autonomía que tomará el pulso electoral en marzo. Los dos dirigentes han anunciado que sus regiones forman parte del triángulo del "Sur de España” –junto con Andalucía-, pero se resisten a seguir los pasos marcados desde Sevilla.

Desde que la Junta de Andalucía abanderó las subastas de medicamentos para abaratar costes han estado marcadas por la polémica. En el plano político, cuentan con la oposición del Gobierno central, que ha presentado sucesivos recursos por entender que invaden las competencias estatales. Y a nivel profesional, se ha puesto en duda la “calidad” de algunos laboratorios proveedores de los medicamentos, con sedes en países de Asia y del Este de Europa. A ello se une otra circunstancia, los constantes desabastecimientos de fármacos, que la Junta se apresura a minimizar al subrayar que son “puntuales”.

A tres meses de celebrarse las elecciones autonómicas, los máximos representantes sanitarios en Extremadura y Castilla-La Mancha, dos regiones de izquierdas que en 2011 fueron conquistadas por el PP, han criticado duramente el camino que ha tomado la comunidad liderada por Susana Díaz en materia sanitaria. “Solo si una comunidad autónoma pone en marcha un mecanismo de esta naturaleza es posible que pueda salir adelante. Si todas las autonomías hiciéramos lo mismo, romperíamos el sistema farmacéutico de salud”, añadió.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (Efe)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (Efe)

Así, el máximo responsable de la Sanidad castellano-manchega incidió en que los médicos "tienen que poder elegir qué medicamento le dan a su paciente", algo que en Andalucía "ahora no se puede hacer" porque "se seleccionan los medicamentos y solo se vende esa marca", ha dicho, por lo que ha apostado por hacer las cosas "razonablemente bien" e incentivar la investigación de nuevas moléculas para "seguir contando con los medicamentos necesarios de cara al futuro. El resto de españoles podemos elegir medicamentos y el médico puede elegir cuál es el más adecuado para su paciente, por lo que restringir la capacidad terapéutica es perjudicial para los pacientes y le pedimos a Andalucía que cambie sus estrategias sanitarias", concluyó.

Tarjeta sanitaria interoperable

'Extender la subasta (andaluza) a todo el país significaría colapsar el modelo de acceso al medicamento que tenemos en España'

El consejero extremeño suscribió punto por punto las palabras de su homólogo castellano-manchego y añadió un poco más de gasolina al fuego abierto contra Andalucía: “Extender esta subasta a todo el país significaría colapsar el modelo de acceso al medicamento que tenemos en España”, un modelo que ha calificado de “justo para los pacientes” porque permite libertad al profesional sanitario para la elección del mejor tratamiento. Los políticos, muy cercanos a María Dolores de Cospedal y José Antonio Monago, respectivamente, participaron este jueves y viernes en Cáceres en el XII Foro Aproafa (Asociación para la Promoción de la Asistencia Farmacéutica), que se celebró en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón de la capital cacereña, donde también se debatió sobre el grado de implantación de la receta electrónica.

Extremadura y Canarias son las dos primeras comunidades autónomas en contar con una tarjeta sanitaria interoperable del Sistema Nacional de Salud que permitirá que un medicamento prescrito en un territorio, a través de la tarjeta electrónica, pueda retirarse en las oficinas de farmacia del otro sin ningún tipo de trámite. Hernández Carrón detalló el proyecto piloto que ha puesto en marcha el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en colaboración con ambas comunidades autónomas y que se realiza, de momento, únicamente con un paciente virtual. El consejero espera que, en un par de meses, se lleve a cabo con “pacientes reales” que podrán utilizar su receta electrónica cuando viajen entre ambas regiones.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios