EN 2011 FUE CONDENADO POR CORRUPCIÓN

Los negocios del abogado y líder de IU, Enrique Santiago, con un 'capo' castrista

Enrique Santiago Romero, muy cercano a Cayo Lara, está a cargo de las empresas de la familia Marambio, que facturaron millones de dólares gracias a Castro

Enrique Santiago Romero, secretario de refundación de IU, miembro del comité federal del PCE y abogado de la coalición en diferentes causas contra la corrupción, como Bankia o Gürtel, se convirtió en el apoderado de las compañías del multimillonario empresario castrista Joel Max Marambio Rodríguez cuando este fue juzgado y condenado a 20 años por corrupción. Una condena similar a la de su hermano Marcel Luis Marambio Rodríguez (15 años de cárcel por estafa, cohecho continuado y falsificación de documentos privados), también administrador de distintas empresas familiares en las que participa Enrique Santiago.

El hombre de confianza de la familia Marambio, autorizado para dirigir y gestionar la ramificación española de su imperio económico, está al cargo de la empresa matriz International Network Group SA, de su satélite Valores Norte Sur SA y, hasta su liquidación, en julio del pasado año, de Sol y Son Los Viajes SA. Esta última era la agencia de viajes mayorista y minorista de Cubana de Aviación en el exterior.

El abogado de IU negó cualquier vinculación con las empresas mixtas (la única figura jurídica que puede operar en Cuba) que con anterioridad regentaban los hermanos Marambio en la isla, y por cuya gestión fueron condenados. “Yo sólo soy el apoderado de las empresas de su grupo en España, las de Cuba son distintas, los problemas que Marambio tuvo allí son otra cosa con la que yo no tengo nada que ver”, según explicó a este diario.

Enrique Santiago declara a la prensa por el 'Caso Bárcenas'. (EFE)
Enrique Santiago declara a la prensa por el 'Caso Bárcenas'. (EFE)

La novelesca historia de los Marambio se remonta a su Chile natal en la época de Salvador Allende. Max Marambio (Santacruz, 1947) estuvo a cargo del servicio de seguridad del presidente hasta el golpe de Estado de Pinochet. A partir de entonces se exilió en Cuba, donde ya había cursado sus estudios universitarios, al mismo tiempo que se alistó en las Tropas Especiales. Posteriormente se convirtió en coronel de la inteligencia cubana. Sus cercanos lazos con Fidel Castro y la cúpula política del país le permitieron desarrollar una exitosa carrera empresarial desde la apertura comercial en los años 90.

De protegido de Fidel a prófugo de la justicia cubana

Durante años hizo fortuna con diversas empresas de capital mixto público-privado, hasta que cinco años después de la llegada al poder de Raúl Castro (2006), quien anunció mano dura contra la corrupción en las altas esferas, fue juzgado y condenado, al igual que su hermano Marcel. Antes de los juicios huyeron de la isla, por lo que ambos fueron condenados en ausencia y, desde entonces, se convirtieron en prófugos de la justicia cubana. A partir de ese momento es cuando entra en juego la figura de Enrique Santiago.

Cuatro meses después de que fuesen condenados los directivos y funcionarios de la empresa aeronáutica Cubana de Aviación y de la empresa mixta Sol y Son, por diversos delitos económicos, el líder del PCE se hizo con los poderes de esta última empresa. El mismo día que se ejecutaba la firma (25/11/2011) también fue nombrado apoderado de la empresa matriz, International Network Group SA (ING) y de otra satélite: Valores Norte Sur SA. El objeto social de esta última, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), es “la gestión y administración de valores representativos de los fondos propios de entidades no residentes en territorio español”. El domicilio social de todas ellas es el mismo.

 

La versión oficial ofrecida tras el juicio de Sol y Son por los medios castristas, recoge que “Marambio (Marcel) se aprovechó de su condición de presidente de la empresa Sol y Son para defraudar a la parte cubana en beneficio propio, falseando y ocultando deliberadamente información y sobornando a directivos y funcionarios cubanos implicados para que le secundaran en sus turbios manejos”. El empresario demandó posteriormente el arbitraje de la Cámara Internacional de Comercio, que falló a su favor. Si bien, se trata de una jurisdicción mercantil privada, totalmente independiente de los juzgados y tribunales de los distintos países del mundo.

Dos empresas investigadas en España por delito fiscal

Este juicio a Marcel Marambio en 2011 se produjo meses después de la celebración de otro contra su hermano Max. En aquella ocasión se le encausó junto al ministro de Alimentación Alejandro Roca, que había sido miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. A este segundo se le condenó a 15 años por dejarse corromper y favorecer al empresario, dueño de Alimentos Río Zaza, de propiedad mixta con el Estado, y cuya facturación ascendía a decenas de millones de dólares.

Con los ingresos que los hermanos Marambio obtuvieron, principalmente, por los contratos de Sol y Son con Cubana de Aviación, levantaron un imperio inmobiliario en España, donde Max ya pasaba largas temporadas en la época de los 80. A principios de los 2000 la Agencia Tributaria emprendió actuaciones contra él, a raíz de una denuncia del abogado Emilio Fidalgo por delito fiscal. Según coincide en señalar la hemeroteca consultada, las dos sociedades de las que fue o es apoderado Enrique Santiago (tanto el holding ING como Sol y Son) habían ocultado sus rendimientos y actividades económicas en España.

De dicha investigación salieron a relucir también varias propiedades de lujo en el centro de Madrid, así como una residencia de 29 habitaciones dobles y diez plazas de garaje en Barajas. En su día, este inmueble, situado en las inmediaciones del aeropuerto, se utilizaba para alojar a los empleados de Cubana de Aviación. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios