COMPROMETIDA SITUACIÓN DEL SECRETARIO DE ESTADO

El pequeño Nicolás deja al borde del KO a Jaime García-Legaz

El secretario de Estado de Comercio se encuentra en una situación muy comprometida por su amistad con el presunto impostor, del que renegó al principio

Foto: El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. (Efe)
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. (Efe)

La historia del pequeño Nicolás podría cobrarse pronto su primera víctima política. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, se encuentra en una situación muy comprometida por la amistad que le unía al joven impostor que fue detenido el 14 de octubre acusado de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones públicas. El político no ha tenido más remedio que reconocer a El Confidencial unos mensajes que se cruzó con el acusado y que dejan en evidencia la complicidad que había entre ambos. De momento, el ministro del que depende su Secretaría, Luis de Guindos, lo mantiene en el puesto, previsiblemente hasta que se demuestre que intermedió a favor de los amigos de Nicolás. Pero Jaime García-Legaz canceló ayer por la tarde un viaje programado a Londres para la semana que viene, donde tenía previsto reunirse con unos 200 inversores privados. Podría ser la antesala de una dimisión más que anunciada.

Pese a que desde un principio negó haber mantenido una relación de amistad con el chaval, el ex secretario de FAES conocía bien al joven Nicolás, al que podría haber ayudado en varias gestiones empresariales y con quien bromeaba a través de whastapp. Legaz llegó incluso a recomendar al joven para que entrase en la escuela de negocios Instituto de Empresa, como informó en primicia este diario el 18 de octubre, aunque finalmente se decantó por CUNEF, otra prestigiosa universidad donde curiosamente Legaz ha sido profesor y Nicolás no sobresale por ser el alumno más brillante, aunque lo promocionen en folletos como un estudiante ejemplar.

Aunque el tsunami de este mediático caso ha hundido psicológicamente al secretario de Estado, como confirman fuentes de su entorno más cercano, Legaz sigue manteniendo la versión de que perdió el contacto con el joven en verano de 2013 y niega que haya colado al chaval en las reuniones que se han mantenido en su despacho, como las negociaciones de Eurovegas. Haya participado o no Nicolás en esos encuentros, lo cierto es que se prestó al juego del joven, cuyo único mérito reconocido ha sido llenar de adolescentes el auditorio de FAES cuando todavía era menor de edad.

“He soñado contigo”, le dice el presunto estafador en uno de los WhatsApps que ha publicado este diario. “¡Eso es que me van a hacer ministro!”, responde el político popular, que ha ido cambiando su versión conforme evolucionaban los acontecimientos y le asediaban las pruebas. Este diario le preguntó por Francisco Nicolás cuando el chico aún estaba en los calabozos de la comisaría de la calle de Rafael Calvo. En aquel momento, García-Legaz prefirió ocultar y negar esa relación, y circunscribió su relación a haber coincidido alguna vez en FAES y que le recordaba por su enorme capacidad de convocatoria entre los chicos de su edad. Pese a las fuentes cercanas al propio político y a Francisco Nicolás que aseguraban que entre ambos existía una relación de complicidad, el secretario de Estado rechazó tajantemente esas informaciones. Es más: llegó a negar tajantemente a este diario haber mantenido cualquier tipo de comunicación telefónica con el acusado. “Nunca nos hemos cruzado ni un solo whatsapp”, afirmó entonces. 

Una teoría que se desmorona

La teoría que ha intentado mantener Legaz se desmorona. Este diario ya ha acreditado en los últimos días que la cobertura de García-Legaz permitió al chico entablar contacto con empresarios e inversores de toda España, a los que propuso diferentes tipos de negocios. Además, fue el dirigente del PP quien probablemente le ayudó a introducirse en la élite del poder político y económico de la capital. Sin esa tarjeta de visita, el pequeño Nicolás nunca habría llegado tan lejos.

Los whatsapp que publicó El Confidencial y los que después sacó El Mundo prueban que sí existieron comunicaciones telefónicas entre ambos y que su relación iba más allá de un simple vínculo profesional. De hecho, García-Legaz podría haber intermediado para ayudar a empresarios patrocinados por Nicolás, aunque aún lo niegue. La curiosa relación entre el chaval y el máximo responsable de Comercio, 26 años mayor que él, ha puesto en alerta a todo el Partido Popular, que no dan crédito a las insinuaciones y acusaciones que cercan a la mano derecha de Luis de Guindos.

Una dimisión anunciada

Los partidos de la oposición se han sumado a la ola de la indignación que recorre todo el país por cómo un chaval de 20 años sin estar ni siquiera afiliado al PP pudo campar a sus anchas por alguna de las instituciones más importantes del Estado, como es el ministerio de Economía. El PSOE quiere preguntar en el Congreso cuántas veces se reunió Legaz con el joven, a quién más vio en el Ministerio de Economía o en otros departamentos y, sobre todo, si cobró por alguna gestión. Desde luego, el elevado nivel de vida que el chaval ha llevado durante los últimos dos años evidencia que manejaba grandes cantidades de dinero. Rosa Díez, portavoz nacional de UPyD, también ha pedido a Mariano Rajoy que esclarezca “cuanto antes” si tuvo o no relación con Francisco Nicolás.

Obligar a Legaz a presentar su dimisión supondría dar credibilidad a un chaval que el Gobierno ha acusado de embustero desde el primer día. Sin embargo, los detalles que ya se conocen sobre la relación entre ambos ya dejan al político y al Ejecutivo de Rajoy en un aprieto, quizá, peor que el que está atravesando el pequeño Nicolás, a quien el Centro Nacional de Inteligencia ha demandado por calumnias.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios