denuncian pasividad de aena y de la policía

Una banda ilegal de plastificadores de maletas siembra el terror en Barajas

Operan con impunidad en Barajas y han generado tal nivel de terror entre los trabajadores de la empresa Safebag, que han decidido plantarse y denunciar

Foto: Una banda ilegal de plastificadores de maletas siembra el terror en Barajas

Operan con total impunidad en las principales terminales del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas y han generado tal nivel de terror entre los trabajadores de la empresa Safebag, la adjudicataria del plastificado oficial de equipajes, que lo operarios han optado por plantarse y movilizarse para que Aena y las autoridades del aeropuerto pongan fin a este negocio ilegal. Según denuncian, cerca de medio centenar de personas de Europa del Este, rumanos y búlgaros principalmente, intimidan y amenazan a los plastificadores oficiales del aeropuerto para prestar el mismo servicio de forma más barata y sin ningún tipo de garantía. Según su versión, sin que nadie haga nada por evitarlo. 

Son una banda ilegal, pirata, que rodea los puestos oficiales de plastificado, adjudicados en un concurso público a Safebag, y que se dedica a llevarse a sus clientes -los pasajeros- con ofertas más baratas y, también, con intimidaciones hacia los trabajadores de la compañía, que han denunciado en repetidas ocasiones situaciones de violencia y de amenazas y que, temerosos, plantean dejar de prestar el servicio hasta que no haya una solución por parte de Aena. 

“Nuestro personal ha dicho basta”, explica Juan Rivas, responsable de Safebag. “Desde hace dos años venimos sufriendo una intimidación por parte de esta banda, que amenaza con cuchillos a nuestros trabajadores, que les raja las ruedas de sus coches en el parking y que rodea nuestros puestos de plastificado para quedarse ellos con el negocio a mitad de precio”. Christian Pérez, responsable de Recursos Humanos de la compañía incide sobre la misma cuestión: “Me puede explicar alguien como se motiva a un trabajador que tiene miedo a ir a trabajar? Hemos sido amenazados en multitud de ocasiones. ¿Cómo se trabaja con una plantilla que se ve incapaz de vender los productos que debe comercializar?”.

Una de las situaciones más tensas vividas en la Terminal 2 se produjo el pasado 25 de septiembre y terminó con amenazas de muerte hacia un pasajero que salió en defensa de una agente de seguridad de Eulen que estaba siendo intimidada por tres personas de nacionalidad búlgara. Según relató él mismo en su atestado a la Policía del aeropuerto, al acerarse a una máquina oficial de plastificado vio cómo tres personas rodeaban a la vigilante, le empujaban y le decían: “Aquí tú no eres nadie. Vete a la mierda. Nosotros  hacemos lo que nos da la gana. Podemos hacer lo que nos da la gana. Ni la policía puede hacernos nada”. Al tratar de salir en su defensa, los búlgaros le intimidaron: “Vete de aquí. Salte fuera. Vamos a arreglar esto fuera que te vamos a matar”. (…) “Te vamos a matar por meterte donde no te llaman”.
 
En su denuncia ante el juzgado número 16 de Madrid, la citada agente de seguridad privada relató por escrito el modus operandi de esta banda: “El señor Petar Georgiev Angelov y sus compinches estaban utilizando un espacio público para hacer negocios ilegales dentro de la terminal, como es el plastificado de maletas, sin tener ningún tipo de autorización, muchas veces incluso delante del puesto habilitado por el aeropuerto para este fin, llegando incluso a amenazar a dicho operario y el cual tiene numerosas denuncias interpuestas, sobre este grupo organizado, que opera a sus anchas en dicha terminal. No teniendo ningún respeto, hacia la gente trabaja honradamente en la termina y hacia los pasajeros que acceden a ella”. 

Ayer mismo, Safebag remitió sendas cartas al presidente de AENA, José Manuel Vargas, y al director comercial de la compañía para denunciar la situación que se está viviendo en el aeropuerto e instar a la empresa a renegociar las condiciones del contrato de prestación de servicio ya que las expectativas contempladas en el concurso no se están cumpliendo por culpa de estas intromisiones. Según las condiciones económicas para el 2014 negociadas con Aena, la empresa se queda con un 67% de canon sobre el volumen total de facturación sin IVA, con una renta mínima garantizada de 2.941.737 € más los pagos del IVI.“Con la plastificación ilegal ya no llegamos a los mínimos y peligran los puestos de trabajo de  60 o 70 personas”, explica Rivas. 

Los trabajadores han difundido un manifiesto sindical al que ha tenido acceso El Confidencial en el que denuncian la pasividad tanto de AENA como de la Policía y la Delegación del Gobierno de Madrid. "Necesitamos que se garantice a los trabajadores de la UTE Safebag-Zorpack como mínimo unas condiciones decorosas de trabajo y seguridad contra las agresiones físicas que día a día denunciamos ante la policía y ante AENA sin resultados", señala el texto firmado por el representante sindical de la empresa, Juan de Dios Rodríguez Ruíz.  "Exigimos una investigación que identifique a los gestores de AENA responsables de este caos que llevamos padeciendo más de dos años (prácticamente desde el inicio de la concesión) y su inmediato cese", añade.

El siguiente paso se dará esta misma semana, cuando los trabajadores de la compañía difundan un duro manifiesto sindical en el que acusan a AENA de complicidad con esta economía sumergida. Si no hay respuesta de ningún tipo, tienen previsto movilizarse en la propia terminal para llamar la atención sobre lo que está pasando. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios