Al PP le crecen los enanos: el 'caso Monago' desestabiliza la foto de cierre de filas
  1. España
en una reunión para dar respuesta a la corrupción

Al PP le crecen los enanos: el 'caso Monago' desestabiliza la foto de cierre de filas

Los barones del Partido Popular reunidos hoy en Cáceres para cerrar filas con Mariano Rajoy han tenido que empezar por hacerlo con el anfitrión

placeholder Foto: Floriano (i), Monago (c) y Arenas (d), en la convención del PP en Cáceres. (Efe)
Floriano (i), Monago (c) y Arenas (d), en la convención del PP en Cáceres. (Efe)

Los barones del Partido Popular reunidos en Cáceres para cerrar filas con Mariano Rajoy han tenido que empezar por hacerlo con el anfitrión: el presidente de la Junta de Extremadura. Los viajes deJosé Antonio Monago a Canarias (32 vuelos en año y medio cuando era senador) protagonizan las jornadas “de estabilidad y buen gobierno” del PP y obligan a los reunidos a dar por buenas las explicaciones del acusado, que se basan en sostener que se trata de un golpe bajo de la oposición sobre un asunto personal.

“Nos empiezan a crecer los enanos”, comentan en la dirección nacional del partido al comprobar que un nuevo escándalo, aunque sea local, se cierne justo sobre el acto programado para que Rajoy dé respuesta al cúmulo de casos de corrupción y malas noticias demoscópicas que tienen grogui al PP y al propio presidente del Gobierno.

A las tarjetas opacas de Bankia y la Operación Púnica que afecta de lleno al partido en Madrid, se suma ahora la acusación de malgasto de dinero público (del Senado) sobre un barón autonómico que presume precisamente de estar entregado a la causa de terminar con la corrupción y el derroche en la Junta de Extremadura.

El escándalo está en la primera fase y Monago, de entrada, ya está metido en la réplica habitual a estos casos cuando el señalado considera que afectan a su vida privada. El PSOE pide su cabeza al dar por hecho que los viajes con cargo a la Cámara Alta eran de carácter personal y sentimental, mientras el presidente de la Junta replica que él se pagaba de su bolsillo las escapadas y espera que el Senado pueda acreditarlo así.

En la convención, el desfile de presidentes, vicepresidentes y consejeros autonómicos del PP para exponer los avances de sus respectivos gobiernos pasan a segundo plano, igual que los intentos que hace Rajoy desde septiembre en vender los éxitos económicos del Ejecutivo (vea aquí las imágenes de la clausura de las jornadas).

Monago, visiblemente afectado, fue recibido entre aplausos por los reunidos cuando entró en el palacio de congresos de Cáceres. Incluso derramó alguna lágrima cuando su secretario general, Fernando Manzano, proclamaba que el presidente de la Junta extremeña se iba a presentar a la reelección, ganaría los comicios y seguirá en el cargo “le pese a quien le pese”.

"No nos van a callar y Monago va a seguir luchando contra la corrupción y probablemente vamos a conocer datos muy interesantes en los próximos días y en las próximas semanas", añadió retador Manzano refiriéndose directamente al PSOE.

Los principales dirigentes nacionales del partido y los primeros barones del PP que llegaron a Cáceres se tuvieron que referir a los viajes de Monago. El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, comentó que, como veterano, estaba curado de espanto y que daba por buenas las explicaciones de su compañero de filas: “si ha hablado el protagonista, no tengo nada más que decir”. No obstante, se sumó a la teoría de que la oposición está detrás de “este tipo de cuestiones” que mueven cuando no tienen nada que decir sobre lo fundamental: la gestión.

Alberto Núñez Feijóo respondió sobre el caso a su estilo, parecido al de Rajoy: "Hay cosas que están pasando, y son cosas que son importantes y cosas que lo son menos". Para el presidente de la Xunta, hay mucho interés en "equipararlo todo, hacer mucho ruido, mezclarlo todo y al final parecer que todo es lo mismo y no todo es lo mismo". Javier Arenas remitió directamente a las palabras del acusado.

Rajoy acudió a última hora de la tarde a Cáceres y, con Monago de anfitrión, cenó con los barones que ya estaban en las jornadas: los citados Feijóo y Herrera, más Ignacio Diego (Cantabria) y Luisa Fernanda Rudi. A última hora se sumaron María Dolores de Cospedal, Ignacio González, Alberto Fabra, Alberto Garre y José Ramón Bauzá.

Senado Partido Popular (PP) Mariano Rajoy La Más Leída José Antonio Monago
El redactor recomienda