El supuesto ideólogo de las tarjetas 'black' pasa a la ofensiva y culpa a Hacienda
  1. España
defiende la legalidad de esta retribución

El supuesto ideólogo de las tarjetas 'black' pasa a la ofensiva y culpa a Hacienda

El exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj ha remitido un escrito al juzgado asegurando que ya ha devuelto una parte de los 484.000 euros que gastó mediante esa forma de pago y aclarando que intentó devolver el resto pero no lo hizo po

Foto:

El exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj, uno de los tres altos cargos de la entidad imputados por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en la pieza separada sobre la presuntas tarjetas opacas, ha remitido un escrito al juzgado para afirmar que ya ha devuelto una parte de los 484.000 euros que gastó mediante esa forma de pago y denunciar que intentó devolver el resto pero no lo hizo porque la Fundación Caja Madrid no le aclaró qué procedimiento debía seguir. Además, asegura que el Ministerio de Hacienda estaba al tanto de la existencia de estas tarjetas.

Así consta en el escrito remitido por la defensa de Barcoj al Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia, al que ha tenido acceso El Confidencial. Según afirma en ese documento, “en fecha de 1 de julio de 2014 procedió a transferir a Bankia la cifra de 90.879,24 euros, importe de las disposiciones de la tarjeta recibida de Bankia”. “Y pocos días después”, prosigue, “tomó contacto con el director general de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid [José Guirao] mostrando su disponibilidad a seguir las instrucciones que de ellos recibiesen ante una eventual reclamación de las disposiciones efectuadas con la tarjeta facilitada por Caja Madrid”.

Según el relato del letrado de Barcoj, “la Dirección General le manifestó su desconocimiento de las decisiones que se pudieran tomar al respecto, pero confirmó que existía justificación documental del acuerdo en el que se enraizaba la entrega de las tarjetas”, un extremo que se desconocía hasta ahora. “Igualmente, señaló que le informarían al respecto”, continúa, “y en todo caso le darían las instrucciones oportunas” para la devolución del importe. El exdirector general de Caja Madrid afirma que volvió a intentar el pasado mes de septiembre devolver esos fondos pero tampoco obtuvo “respuesta concreta alguna”.

La falta de concreción motivó que el pasado 3 de octubre, tras destaparse el escándalos de las tarjetas opacas, Barcoj remitiera directamente a Guirao un burofax “solicitando que con urgencia le señalasen el importe dispuesto a través de la tarjeta que pudiese considerarse irregular”. Y “al no haber tenido respuesta alguna a la carta”, este alto directivo decidió consignar un cheque por el importe total que extrajo de la supuesta tarjeta opaca, 484.200 euros. El documento de pago también ha sido aportado al Juzgdo.

Barcoj no se queda ahí y niega que, como se ha sostenido hasta ahora, haya tenido algo que ver con “la creación de las tarjetas falsas, en la oportunidad de su uso, en la determinación de las personas a las que habría de asignarse, en el límite económico anual y la forma con que habría de ser utilizadas”. Asimismo, puntualiza que también es falso que no haya ningún documento que soporte legalmente la existencia de ese controvertido medio de pago. Según el exdirector general, la tarjeta constituía “una asignación retributiva complementaria especialmente destinada a compensar los gastos que hubiese de soportar en el desarrollo de sus funciones, sin perjuicio de disponer con libertad del excedente hasta el límite asignado”.

Por último, en cuanto a la fiscalidad, la defensa de Barcoj señala que las “retenciones que hubiese procedido hacer y no se han hecho” no eran una función asignada a él, a pesar del cargo que ocupaba en esos momentos en la entidad. Añade además que la “practica resultante no podía ser desconocida de la Inspección”, es decir, de los funcionarios del Ministerio de Hacienda encargados de fiscalizar a la caja de ahorros. “Si existe alguna insuficiencia en su declaración del IRPF, [Barcoj] está dispuesto a abordarla y atenderla”, concluye su letrado. El escrito termina recordando que ese “complemento retributivo”, es decir, la tarjeta opaca, se le asignó “sin haberlo pedido”.

Audiencia Nacional Caso Bankia
El redactor recomienda