TRAS LA REUNIÓN DEL COMITÉ CIENTÍFICO

"Teresa sigue clínicamente muy grave, como en los últimos días"

La primera infectada de ébola fuera de África se encuentra estable dentro de la gravedad. Los indicios albergan esperanza en su futuro

Foto: Un paciente aguarda en el Carlos III. (EFE)
Un paciente aguarda en el Carlos III. (EFE)

Horas cruciales para Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada por el ébola. Fernando Rodríguez Artalejo, miembro del Comité Científico, se ha mostrado con mucha cautela a la hora de dar el último parte sobre la enferma: está estable "pero continúa muy grave, como en los últimos días". Todos los pacientes que se encuentran en observación son asintomáticos, por lo que "ninguna persona en España, salvo la enferma, tiene capacidad de transmitir el ébola". 

El experto ha dado una rueda de prensa en el Palacio de Moncloa tras asistir al comité científico que se reúne todas las mañanas para analizar la crisis de esta enfermedad. Rodríguez ha asegurado ante los medios que "todas las horas que un paciente está clínicamente grave son críticas. Y Teresa sigue grave". La buena noticia de la jornada es que los expertos están seguros de poder controlar este brote, ya que, de momento, ninguna persona aislada muestra síntomas de estar infectado. No obstante, el riesgo habrá terminado el día que las 50 personas que conforman el equipo médico que atiende a la auxiliar enferma superen los 21 días posteriores a la última vez que la atienden sin ningún síntoma.

El director del Centro de alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de sanidad, Fernando Simón, afirmaba ayer que la carga viral de la auxiliar de enfermería “se va reduciendo y controlando”, por lo que “hay altas esperanzas de que la enfermedad en Teresa se esté controlando”. Este pronóstico delata que hay un “signo de esperanza”, pero argumentó que estas características siempre es un "proceso crítico". Según ha explicado, puede afectar a otros órganos que alteren la progresión de la enfermedad, por lo que se ha mostrado "cauto" sobre la evolución final de la paciente.

Romero, primera infectada por el ébola en España y Europa fuera de África, permanece ingresada en la sexta planta del Hospital Carlos III de Madrid desde el pasado lunes. Se trata, ha recordado Simón, "de una enfermedad muy grave" y hasta que "salga de ella no podemos garantizar nada".

Sanitarios con trajes protectores, en la planta sexta del Carlos III. (Reuters)
Sanitarios con trajes protectores, en la planta sexta del Carlos III. (Reuters)

Causas del contagio

Simón ha participado en la reunión mantenida esta mañana por el comité presidido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría. Ha recalcado que existe un control "muy elevado" sobre el estado de salud de los quince contactos de "alto riesgo" que tuvo la auxiliar de enfermería y que se encuentran ingresados bajo vigilancia en el Carlos III. También ha subrayado que el comité está trabajando con todos los escenarios posibles "por extraños y poco probables que puedan parecer", porque la epidemia se está comportando de forma novedosa en muchos aspectos.

Una esperanza para la familia

Vídeo: Una esperanza para la familia

En este sentido, ha dicho que se trata de la primera vez que el virus se contagia en zonas urbanas y capitales de países y que se han producido casos de los denominados "superdiseminadores" –personas que han estado en contacto con los enfermos en actos sociales–.

'Posibles escenarios'

"Ha habido muchas primeras veces; por esta razón estamos previendo todos los posibles escenarios y posibles planes", ha explicado Simón, quien ha señalado que España, como toda la Unión Europea, está pendiente de la situación en Estados Unidos, donde el sanitario que atendió al primer paciente diagnosticado con ébola en el país ha dado positivo en una primera prueba.

Hasta que Teresa salga del hospital 'no podemos garantizar nada', afirma el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias

El Comité Especial, según ha dicho, está en contacto permanente con la Organización Mundial de la Salud y con la agencia europea responsable del control de enfermedades.

Preguntado por el informe de los expertos europeos sobre el Hospital Carlos III, ha asegurado que consideraron de "gran calidad" las infraestructuras y los profesionales del centro, lo que "no significa que no se puedan mejorar", especialmente las esclusas donde se cambia el personal que utiliza los equipos especiales de protección frente al ébola, que deberían ser más amplias.

También ha querido dejar claro que las calzas que utilizó Teresa Romero cuando atendió al misionero Manuel García Viejo, eran "dobles" e "impermeables" y que su procedimiento de aplicación fue "correcto".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios