SErán QUINCE HABITACIONES más

El Carlos III habilita una planta entera para contener los posibles casos de ébola

Sanidad ha decidido habilitar la quinta planta del hospital Carlos III de Madrid para atender a los pacientes sospechosos de haber sido contagiados

Foto: Vista del Hospital Carlos III de Madrid. (EFE)
Vista del Hospital Carlos III de Madrid. (EFE)

Sanidad ha decidido habilitar la quinta planta del hospital Carlos III de Madrid para atender a los pacientes sospechosos de haber sido contagiados de ébola. En un principio se acondicionarán un total de quince habitaciones, equipadas con las medidas básicas de prevención. En caso de que no fuesen suficientes para contener los casos sospechosos que previsiblemente irán apareciendo en los próximos días, hay reservadas otras quince habitaciones más en la misma planta del hospital.

Las previsiones de que aumenten los ingresos de pacientes con síntomas propios de la enfermedad se deben a que, como en el caso de la segunda enfermera internada ayer, los protocolos hechos públicos a última hora de esta mañana obligan a ingresar al personal sanitario que tenga fiebre por encima de los 38,6 °C. Para la portavoz del sindicato CSIF en el Carlos III, África Díaz, las medidas preventivas han llegado “tarde y mal”, y sólo cuando una compañera ya había contraído la enfermedad. Díaz insiste también en que “es mentira que se hayan realizado análisis de sangre al personal sanitario que ha estado trabajando con los pacientes de ébola”.

El cuerpo de bomberos recibirá formación específica durante las próximas horas para actuar en casos con sospechosos de ébola

Los trabajadores municipales del ayuntamiento de Madrid, principalmente bomberos, policía, protección y Samur social, ya están siendo formados con el objetivo de “ir aplicando las medidas preventivas para evitar que la incidencia de casos vaya en aumento”. En concreto, el cuerpo de bomberos recibirá formación específica durante las próximas horas para poner en su conocimiento “la forma de proceder en nuestras intervenciones en casos en que se sospeche que hay algún afectado con síntomas de la enfermedad”. Paralelamente se repartirán “trajes de protección personal nivel II” que deberán emplearse en este tipo de intervenciones con posibles portadores del virus.

Personal sanitario de La Fe se concentra ante las puertas del hospital. (EFE)
Personal sanitario de La Fe se concentra ante las puertas del hospital. (EFE)

“La autoinculpación se la han sacado bajo presión”

Los compañeros de la auxiliar de enfermería contagiada salieron en su defensa cuando se insinuó por parte de las autoridades sanitarias que su contagio podía deberse a “un fallo humano”. Según ha relatado la portavoz del CSIF en el centro hospitalario en el que trabajaba, se trata de “declaraciones que buscaban bajo presión de nuestra compañera”, en referencia al hecho de que reconoció que se pudo haber tocado la cara con uno de los guantes.

Como explica Díaz, “hay cuatro compañeros que vigilan todos nuestros movimientos cuando estamos trabajando con los contagiados de ébola. Su función es ir apuntando las posibles incidencias que se comentan en un libro de registro, y están encima de ti diciéndote cómo debes quitarte el traje de forma correcta, paso a paso. Por tanto, es imposible que se hubiese tocado con un guante, puesto que si así fuere hubiese quedado registrado y se actuaría en consecuencia desde el primer momento”. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios